Alivio del dolor

Dolor crónico

La Andulación® ayuda a mitigar el dolor que provocan distintas patologías como el dolor de espalda, fibromialgia, artrosis, artritis, hernia discal o lumbalgias, entre otras, enfermedades que normalmente causan un gran dolor y que acaban afectando negativamente a la calidad de vida. La Andulación® ayuda a recuperar esa calidad de vida al aliviar el dolor. Aquí es donde toma gran importancia el principio biofísico nº 2 (Alivio del dolor). Al aplicar el tratamiento de manera regular y a largo plazo, se consigue aliviar todas estas molestias, gracias a los estímulos positivos y a la generación de endorfinas. Gracias a este proceso natural, se puede vivir el día a día de manera normal y recuperar la calidad de vida.

«¡Es maravilloso! Como si me hubiera quitado un gran peso de encima. No sé qué es lo que me depara el futuro, pero ahora estoy muy ilusionada.»

Margarita Toribio
MÁS TESTIMONIOS

Dolor agudo

Hoy en día es muy habitual sufrir dolores agudos causados por el esfuerzo físico. La Andulación® también sirve para aliviar ese tipo de molestias, basándonos de nuevo en el principio biofísico nº 2. En este caso, sin embargo, una breve aplicación sería suficiente para superponer las señales positivas de la vibración mecánica a las señales de dolor.

Medidas preventivas

La Andulación® no es únicamente útil contra molestias existentes, sino que también juega una función importante como medida para prevenir e inhibir el surgimiento del dolor. En cada aplicación y en base al principio de funcionamiento nº 1, se consigue que las células se activen para producir más energía y, como resultado, esto tiene un efecto positivo en el organismo y en el estado de salud general. Además, el principio de funcionamiento nº 5 (estimulación del flujo linfático) garantiza que se filtren y eliminen las toxinas del cuerpo y lo protege ante las posibles enfermedades. De esta manera, se consigue tener más vitalidad y un sistema inmunológico más fuerte y resistente.

Rendimiento

Calentamiento

La Andulación® se puede usar también para calentar antes de una actividad física, ya que aumenta el riego sanguíneo y proporciona más energía a las células. El cuerpo humano no puede alcanzar el 100% de sus posibilidades al empezar una actividad, pero con un calentamiento adecuado, se reduce el tiempo que se tarda en alcanzar ese estado y, asimismo, se previenen lesiones musculares. Este efecto se consigue a través del principio de funcionamiento nº 3 (activación de la circulación) y del número nº 1 (producción de energía celular).

«Uso la Andulación® después de cada partido. Recomiendo este tratamiento, ya que me ayuda a recuperarme más rápido del esfuerzo físico.»

David Ferrer (tenista profesional)
MÁS TESTIMONIOS

Mejora del rendimiento

La aplicación de la Andulación® estimula las células para que produzcan más energía. Por una parte, dicha energía es necesaria para alcanzar un alto nivel de rendimiento, y por otra parte, también influye de manera positiva en el funcionamiento de los órganos, que sería el principal requisito para poder estar en plena forma. El principio de funcionamiento nº 1 (producción de energía celular) permite mejorar la capacidad de rendimiento.

Regeneración

Aquellas personas que alcanzan altos niveles de rendimiento físico deberían dar a su cuerpo toda la ayuda posible y compensar el desgaste al que está sometido. Una gran actividad física provoca que los músculos se endurezcan e impide que la sangre fluya adecuadamente. Aquí es donde entra en escena el principio de funcionamiento nº 3 (activación del riego sanguíneo), ya que la Andulación® relaja los músculos, favorece la circulación y activa el flujo linfático, además de eliminar los residuos producidos por el cuerpo. Todo este proceso garantiza una regeneración óptima del cuerpo y previene la rigidez muscular.

Bienestar (wellness)

Rejuvenecimiento

Para ejercer una influencia positiva en el proceso de envejecimiento, es sin duda de gran importancia estimular la producción de colágeno, el cual se encuentra prácticamente por todo el cuerpo: huesos, cartílagos, ligamentos, articulaciones, en los dientes, en la piel y en muchas otras zonas. Asimismo, se trata de un componente esencial del tejido conectivo, que, entre otras cosas, es el que proporciona suavidad a la piel. De esta manera, es fácil detectar el nivel de colágeno por el aspecto que tiene la piel y, consecuentemente, si se reduce su presencia en el cuerpo, aparecen arrugas que nos hacen parecer mayores. El principio de funcionamiento nº 1 (producción de energía celular) garantiza la fabricación de colágeno gracias a la energía generada. De igual forma, el principio de funcionamiento nº 3 (activación del riego sanguíneo)  y el nº 4 (relajación) aceleran este proceso ya que mejoran el metabolismo y relajan el cuerpo. Un mejor metabolismo ayuda a que se transporten los materiales necesarios para la regeneración celular de la piel y a que los residuos se eliminen del cuerpo. Puesto que la dureza muscular provoca también la aparición de arrugas, es fundamental prevenirla mediante la relajación de los músculos. A diferencia de los tratamientos con Botox, la piel no queda paralizada, sino que, por el contrario, se consigue relajarla de forma natural.

Antiestrés

El estrés al que uno se enfrenta día a día provoca que le regeneración, tanto física como mental, se convierta en tarea difícil. De hecho, no es nada raro “acabar quemado” a causa de sufrir estrés negativo de manera prolongada, ya que éste puede estar provocado por diversos factores. Aparte de las influencias externas, suele estar causado por una gran tensión o angustia mental, en especial en el ámbito laboral, donde hay que hacer frente a obligaciones día tras día. Uno mismo suele imponerse objetivos difíciles de alcanzar y que acaban provocando estrés. La manera que tiene cada uno de enfrentarse a estos problemas y obligaciones determina el nivel de estrés. El principio de funcionamiento nº 4 de la Andulación® (relajación) nos ayuda a afrontar el día a día equilibrando el sistema nervioso autónomo de manera natural. De este modo, el nivel de estrés disminuye y se crea un escudo protector, facilitando que uno mismo sea capaz de determinar hasta dónde quiere llegar. 

Relajación

A la hora de relajarnos física y mentalmente, los músculos cumplen una función muy importante. El desgaste físico y las situaciones de estrés provocan que los músculos se agarroten y endurezcan, algo que se puede resolver mediante la Andulación®, ya que ayuda a que el cuerpo y la mente entren en un estado de relajación profunda para regenerarse. Entre los problemas que el estrés puede causar, el más grave sería el de sentirse “quemado”. Una carga física excesiva suele traducirse en unos altos niveles de estrés negativo prolongado, que suele deberse a la manera en la que nos enfrentamos a los retos diarios y profesionales. Al ponerse en marcha los mecanismos de relajación, estos ayudan a combatirlo equilibrando el sistema nervioso autónomo y, de esta manera, baja el nivel de estrés y aumenta el grado de resistencia.

Modela tu cuerpo

El metabolismo (es decir, los procesos necesarios para la ejecución de las funciones corporales) constituye un factor de influencia en el peso. Éste se comporta de una manera distinta según la persona, razón por la cual algunas tienen mayor facilidad que otras a la hora de adelgazar. En este aspecto, la Andulación® estimula el metabolismo y, por lo tanto, tiene un efecto favorable en la pérdida de peso. Por una parte, el principio de funcionamiento nº 3 estimula el flujo sanguíneo y permite así que se absorban los nutrientes necesarios y aumente la vitalidad; y por otra parte, el nº 5 se encarga de que el flujo linfático se ponga en marcha y se eliminen los residuos resultantes del proceso metabólico. Ambos principios son componentes constitutivos del metabolismo, que se ve acelerado gracias a la aplicación de la Andulación®.