Principio nº 1:Producción de energía celular

Las células: las productoras de energía para el cuerpo

Para poder funcionar, las células necesitan energía, la cual es generada gracias a la molécula Trifosfato de Adenosina (ATP). Si no reciben energía, acaban muriendo. En cambio, si reciben la suficiente, las células estarán sanas y eso se reflejará en los órganos. Para estar saludable, es necesario que todos y cada uno de ellos funcionen adecuadamente.

Factores externos que influyen en las células

Las células se reproducen regularmente y se crean así copias idénticas de sus predecesoras, que contienen todo lo necesario para vivir. Este proceso es delicado, y por ello, es fácilmente susceptible de sufrir alguna alteración. Una dieta inadecuada, los efectos naturales del envejecimiento, el estrés y las influencias medioambientales pueden causar estragos en las células y mermar así la capacidad que tienen de generar energía y regenerarse, lo que produce una falta de vitalidad. Nuestro día a día afecta, por lo tanto, a todas y cada una de las células del cuerpo y, por consiguiente, nosotros mismos influimos en el estado de nuestros órganos. En este sentido, la pérdida de energía no se manifiesta únicamente en las células en sí, sino que también se traduciría en una pérdida de energía vital.

Aumento de energía celular

La Andulación® genera, a través de vibraciones mecánicas, microcorrientes eléctricas que penetran en las células para estimular la producción de ATP. Y el calor infrarrojo en profundidad facilita este proceso. De esta manera, se garantiza que la cantidad de energía en las células se vea incrementada y, por lo tanto, conlleva un efecto positivo en los órganos y la salud.

Principio nº 2:Alivio del dolor

La Andulación® crea una superposición neurofisiológica y hormonal sobre el dolor, conocida como Gate Control. En primer lugar, las vibraciones mecánicas generan señales positivas en el cuerpo, que van aumentando en cantidad hasta acabar superando (superponiéndose) a los signos del dolor y se consigue así aliviarlo en gran medida. En segundo lugar, la aplicación regular de la Andulación® hace que se liberen endorfinas (que serían los analgésicos naturales del cuerpo), que también tienen un efecto paliativo muy potente.

Principio nº 3:Activación del riego sanguíneo

Muchas molestias se deben a una mala circulación. La sangre es la encargada de suministrar nutrientes al cuerpo, por lo tanto, si el riego es inadecuado, disminuye la cantidad de nutrientes que llegan al organismo y esto provoca que uno se sienta cansado o que caiga enfermo. Hay una gran diferencia según si el flujo sanguíneo está sano o no, ya que en el segundo caso, el resultado es que las células sanguíneas se adhieran entre ellas, lo que provoca que pierdan vitalidad y transporten una menor cantidad de nutrientes. La Andulación® activa la circulación y hace que se separen así las células unas de otras y fluyan con más facilidad, de esta manera, se restablece la cantidad de nutrientes transportados y nos sentimos otra vez sanos y con energías renovadas.

Mala circulación sanguínea Circulación tras 15 minutos de Andulación®

Estudio: La influencia de los programas del dispositivo ANDUMEDIC®3 sobre la microcirculación en el sistema cardiovascular humano (Prof. Dr. Ing. habil. M. Krauß et al.)

Principio nº 4:Relajación y sistema nervioso

Relajación física

El desgaste físico produce tensión muscular en el cuerpo y esto provoca que los músculos afectados no reciban suficientes nutrientes, lo que a su vez causa dolor. La Andulación® hace que los vasos sanguíneos se dilaten gracias a la aplicación de calor infrarrojo en profundidad, además de estimular y mejorar el riego sanguíneo a través de las vibraciones mecánicas. De esta manera, los nutrientes se absorben de nuevo y se alivia la tensión.

Relajación mental

El estrés conlleva un efecto negativo en el sistema nervioso autónomo, basado en los estímulos (simpático) y en la relajación (parasimpático). En situaciones de estrés, los niveles del sistema simpático están más altos de lo necesario. La Andulación®, gracias a sus vibraciones mecánicas, restaura ese equilibrio al generar estímulos positivos que contrarrestan así las señales negativas que manda el sistema simpático. A su vez, el calor infrarrojo hace que las vibraciones penetren en lo más profundo del tejido y que, de esta manera, se reduzca el estrés.

Principio nº 5:Estimulación del sistema linfático

La linfa es un fluido acuoso, ligeramente turbio y de aspecto lechoso que se encuentra en los vasos linfáticos del cuerpo. Ésta ejerce una función desintoxicante y tiene una gran importancia a la hora de drenar fluidos del tejido corporal, ya que los vasos linfáticos son los encargados de reabsorber el exceso de líquido intersticial para que pueda ser procesado por el metabolismo. Éste sería el caso también de sustancias tales como grasas y proteínas que, a causa de su tamaño, no pueden penetrar las paredes capilares de los vasos sanguíneos para ser procesadas. El sistema linfático, junto con el riego sanguíneo, es el sistema de transporte más importante del cuerpo humano y está especializado en trasladar nutrientes y eliminar residuos, además de en combatir agentes patógenos, como son las bacterias y otros cuerpos extraños. La Andulación® activa el flujo de líquido linfático y garantiza así un mejor metabolismo y, por lo tanto, un sistema inmune más estable ya que, al eliminar posibles patógenos, se consigue evitar enfermedades.