Ansiedad: síntomas, causas y tratamientos

16.10.2017

La ansiedad es una señal que nos da nuestro cuerpo, nos indica que algo no va bien. Es por lo que hoy en el blog de las personas que viven con dolor hablamos sobre los síntomas, causas y principales tratamientos de la ansiedad.

ansiedad-sintomas-causas-y-tratamientos

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad nos permite estar alerta ante el peligro y nos protege para afrontar situaciones que se nos pueden presentar. Es por ello que se puede convertir en un estado de agitación o de angustia que acompaña a muchas enfermedades.

El problema reside cuando se presenta inesperadamente. Nos paraliza y nos hace sentir indefensión y nos impide llevar nuestra vida habitual. En algunos casos es una enfermedad mental que requiere tratamiento.

Síntomas de la ansiedad

Los signos y síntomas comunes incluyen:

  • Sentirse aprehensivos.
  • Sentirse impotente.
  • Tener un sentido de peligro inminente, el pánico o la condenación.
  • Contar con un aumento del ritmo cardíaco.
  • Respiración rápida (hiperventilación).
  • Sudación.
  • Temblor.
  • Sensación de debilidad o cansancio.

Existen varios tipos de ansiedad

  • Trastorno de ansiedad generalizada. Es la que se produce por pensamientos preocupantes sobre aspectos de la vida. Incluye al menos seis meses padeciendo este trastorno.
  • Trastorno de fobia social. Se caracteriza por una gran ansiedad provocada por la exposición a ciertos tipos de situaciones sociales y el deseo de evitarlos.
  • Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC). Se produce por tener pensamientos recurrentes, u obsesiones irracionales o aparentemente sin sentido.
  • Ataques de pánico. Comienzan súbitamente y causar temor, miedo o terror. Es posible que tenga la sensación de muerte inminente, falta de aliento, palpitaciones o dolor en el pecho. Las sensaciones son angustiosas, como de ahogamiento o que está “volviendo loco”. Los episodios causan síntomas físicos como taquicardia, dificultad en la respiración, mareos y temblores.
  • Trastorno de estrés postraumático (TEPT). Es causada por los recuerdos de un acontecimiento vital traumático que fue visto o vivido. Esto causa intensas emociones y reacciones físicas, junto con el deseo de evitar cualquier cosa que pudiera recordar el evento.
  • Trastorno de estrés agudo. Se trata de síntomas similares a los de trastorno de estrés postraumático. En este caso se producen inmediatamente después de un evento extremadamente traumático.
  • Fobias específicas. Miedo irracional y malestar en torno a objetos o situaciones, hasta cuando no hay peligro real. Concretamente se caracterizan por gran nerviosismo cuando se está expuesto a un determinado objeto o situación y se desea evitar. Estas fobias provocan ataques de pánico en algunas personas.
  • Trastorno de ansiedad por separación. Es un trastorno que se produce en la infancia relacionado con la separación de los padres.

¿Cuáles son las principales causas de la ansiedad?

Las causas pueden ser variadas. Hay diferentes factores que explican la aparición de la ansiedad y los nervios como son los genéticos y hereditarios. Aunque hay otras causas externas que pueden causarla o favorecer su aparición. Las experiencias de la vida, tales como eventos traumáticos son desencadenantes de los trastornos en personas que ya son propensos a este trastorno. Asimismo, los rasgos hereditarios son también un factor.

En algunos casos está relacionada con un problema de salud subyacente. Los signos y síntomas son los primeros indicadores de que se padece una enfermedad.

Los problemas físicos que pueden estar vinculados a la ansiedad incluyen:

  • Enfermedad del corazón.
  • Diabetes.
  • Problemas de tiroides (hipotiroidismo o hipertiroidismo).
  • Asma.
  • Abuso de drogas.
  • Abstinencia de alcohol.
  • Tumores.
  • Calambres musculares o espasmos.
  • Hormigueo, ardor o picazón que pueden no tener una causa aparente.

¿Cuáles son los tratamientos?

En primer lugar es necesario eliminar el origen de las tensiones. Es importante buscar la causa del estrés, malestar o tensión. Además, podemos incluir hábitos en nuestro día a día que nos ayudarán:

  • Realizar respiraciones. Se puede tomar consciencia de la respiración y aprender a controlarla. En este sentido las técnicas de relajación o usar aceites esenciales pueden ser de gran ayuda.
  • Realizar ejercicio físico. Otro de los muchos beneficios de la educación física es que ayuda a descargar tensiones con lo cual disminuye la ansiedad.
  • Reducir excitantes. El café, té o el chocolate nos harán sentir ansiedad.
  • Evitar el descontrol al comer. Hay que evitar saltarse las comidas principales. Además se pueden añadir alimentos ligeros y saludables como fruta o yogur a media mañana y a media tarde. También hay que evitar la improvisación mediante una dieta equilibrada semanal, así será más fácil controlar lo que comemos.
  • Expresar las emociones. Las preocupaciones diarias pueden llevar a la ansiedad. Expresándolas son más fáciles de manejar.
  • Planifica tu día a día. Organizar las tareas cotidianas ayuda a controlar el estrés.
  • Actitud positiva. Disfrutar de lo que nos rodea. Podemos realizar actividades como pasear, la lectura, la música, etcétera.

Ante la ansiedad severa, es decir, cuando interrumpe la vida diaria y no mejora con el tiempo es necesario diagnosticar sus causas y tratarla. Los dos tratamientos habituales son la psicoterapia y los medicamentos. Lo habitual es recurrir a los dos.

Además podemos aprender técnicas de gestión del tiempo y recuperar la energía de nuestro organismo. Finalmente, debemos evitar el consumo del alcohol y fumar.





actitud positiva

Ansiedad: síntomas, causas y tratamientos
4.5 (90%) 2 votes

2 opiniones en “Ansiedad: síntomas, causas y tratamientos”

    1. Buenos días Santos, en ningún momento hablamos de las endorfinas en nuestro artículo, sino que analizamos los tipos de ansiedad que existen, así como sus causas y síntomas. También os damos una serie de pautas y consejos para realizar y que así disminuyan los niveles de ansiedad. Recibe un cordial saludo de todo el equipo de HHP Spain.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *