Anterolistesis: definición, grados, síntomas y tratamientos

03.07.2017

Las afecciones de la espalda suelen ser especialmente molestas ya que disminuyen nuestra calidad de vida. Hoy en el blog de las personas que viven con dolor te hablamos de una de ellas, la anterolistesis.

Anterolistesis: definición, grados, síntomas y tratamientos

¿Qué es la anterolistesis?

En pocas palabras, consiste en un deslizamiento de una vértebra sobre otra. La anterolistesis parte de una enfermedad llamada espondilolistesis. En esta afección una vértebra de la columna vertebral se desliza, hacia adelante o hacia atrás, sobre el hueso inferior a ella. Cuando la vértebra se desliza hacia adelante recibe el nombre de anterolistesis y hacia atrás, retrolistesis.

¿Qué causa la anterolistesis?

Esta afección puede ser heredada o ser producida por otra enfermedad o actividad. También puede ser de origen congénito, en ese caso sus síntomas se evidencian desde el periodo de la infancia. Es más frecuente que el niño sufra un deslizamiento de la vértebra lumbar que está sobre la pelvis. También se puede generar por lesiones traumáticas o si es el caso de personas mayores, por causa de la artritis, donde los cartílagos y huesos se desgastan más de lo normal. Si necesitas más información, te explicamos los síntomas de artritis.

Otras causas son las fracturas o algunas actividades deportivas como el levantamiento de pesas, gimnasia artística u otras que requieran demasiada elongación por parte de la columna vertebral.

¿En qué grados se mide la anterolistesis?

La anterolistesis se mide en cuánto se ha deslizado la vértebra.  Aunque la causa sea el mismo grado de desplazamiento de la vértebra puede variar según la persona. La gravedad de esta afección de la columna vertebral se mide en cuatro grados:

  • Grados I y II. Se desplaza entre el 25% de la medida del cuerpo vertebral. No presencian dolor alguno y no necesitan tratamiento quirúrgico. De todas formas a los pacientes se les recomienda cierto tipo de ejercicios para ayudar a fortalecer la musculatura de la espalda. Estos ejercicios evitan que la vértebra se siga deslizando.
  • Grados III y IV. En esta situación el 75% de la vértebra ha deslizado quedando solo un 25% del cuerpo de la vértebra en contacto con la de abajo. En estos grados, a diferencia de los anteriores el paciente siente dolor. Recorre desde la espalda hacia las piernas, ya que se comprime el nervio. Este tipo de grados requiere tratamiento por medio de cirugía. Es un tipo de intervención de la que te hemos hablado anteriormente, la artrodesis, donde se fusionan de manera permanente las vértebras afectadas.  La espondilolistesis de grado III o IV puede llegar a producir compresión nerviosa. Por otra parte, la compresión puede aparecer después de la cirugía, cuando al operar se decide recolocar las vértebras -es decir, no sólo fijarlas sino realinearlas-. Por eso, hoy en día, cuando no hay más remedio que operar se tiende a ser lo menos agresivo posible.

¿Cuáles son los síntomas de la anterolistesis?

En general, la anterolistesis de grados I y II no suele ser causa de dolor. Se encuentran de forma casual en una radiografía.

En su caso, las anaterolistesis de grado III o IV, como te hemos comentado, pueden provocar dolor de espalda. Si llegan a provocar compresión nerviosa también pueden causar pérdida de fuerza importante o progresiva, o dolor irradiado a las piernas.

¿En qué consisten los tratamientos de la anterolistesis?

El ejercicio físico según cada paciente en función del nivel de la columna en la que esté la anterolistesis, puede ser eficaz para detener su posible progresión.

La mayoría de las anterolistesis que causan dolor responden a los tratamientos conservadores sin que sea necesario operarlas.

La cirugía sólo es necesaria en las anterolistesis de grado III y IV en las que se demuestra que el deslizamiento de la vértebra provoca compresión nerviosa causando pérdida de fuerza importante o progresiva, o dolor irradiado a las piernas. Cuando está indicada, se suele hacer una artrodesis.

La terapia de Andulación

Además de los ejercicios, la tecnología de Andulación®, es una buena aliada para el tratamiento del dolor o las molestias como el que puede producir la anterolistesis en sus diferentes grados. Combina vibraciones mecánicas, calor por infrarrojos y una postura decúbito supino. Esta tecnología se ha mostrado como un eficaz complemento para el tratamiento de dolencias músculo-esqueléticas y patologías crónicas. Al tratarse de un dispositivo médico te recomendamos que realices una prueba gratuita.




dolor de espalda

Anterolistesis: definición, grados, síntomas y tratamientos
Vota el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *