Anuria, causas relacionadas con insuficiencia renal y otros problemas

22.11.2016

La anuria es la ausencia, o casi total ausencia, de orina. Se tiende a pensar que siempre está relacionada con un fallo renal pero la anuria puede producirse a raíz de otras complicaciones. En este artículo del blog de HHP te voy a contar en qué consiste la anuria, causas que la producen y cómo tratarla.

Anuria, causas renales y otras

Es posible que te hayas encontrado con otro término clínico para referirse a la anuria: la oliguria. Esta última es como el primer escalón en la clasificación de los problemas de diuresis ya que se considera oliguria cuando la cantidad diaria de orina es inferior a 600 mililitros.

Anuria, ¿qué es?

Pese al nombre, la anuria no suele implicar la ausencia total de orina sino, más bien, que la cantidad diaria es muy baja, oscila entre 50 y 100 mililitros.

La producción normal de orina se calcula entre 800 y 2000 mililitros, depende de las características de cada persona.

Entre los factores que determinan esta cantidad están los psicológicos, el tono muscular, la edad, la cantidad y el tipo de alimentos y bebidas que se consumen y, por supuesto, si se está tomando cierta medicación o se padece alguna patología que impida la correcta función urinaria.

La anuria total implica la ausencia de orina y suele ser causada por enfermedades que implican la obstrucción total de un conducto, sean las arterias o venas renales o la uretra. También suele ser causada por la necrosis cortical del riñón que es como si este órgano sufriera un infarto.

Anuria, causas

Hay tres causas principales de anuria: disminución del flujo sanguíneo renal, obstrucción de algún órgano o parte del sistema urinario que impide el flujo normal de la orina e insuficiencia renal.

Estas causas, a su vez, pueden ser consecuencia de diversos factores:

  • Una obstrucción de las vías urinarias.
  • La deshidratación. Comenzará como una oliguria pero puede convertirse en anuria si se sigue sin ingerir agua o líquidos. Es bastante común en las personas de edad avanzada que, a menudo, dejan de beber porque no sienten sed.
  • Algún tipo de infección que produzca una reducción del flujo sanguíneo.
  • Traumatismos graves que pueden llevar a obstrucciones urinarias.
  • Ciertos medicamentos antiinflamatorios y prescritos para controlar la presión arterial alta tienen como efectos secundarios la disminución de la cantidad de orina.
  • Enfermedad de los riñones, insuficiencia renal aguda o crónica.
  • La presencia de un tumor en los órganos próximos a la vejiga.

Aunque no es muy común, la anuria puede ser causada por la presencia de cálculos renales.

En el caso concreto de los hombres, la anuria también está relacionada con la inflamación de la próstata.

Síntomas de la anuria

Es muy importante diagnosticar cuanto antes la anuria ya que la ausencia de orina, durante días, puede resultar letal.

Además de la reducción o ausencia de orina, puedes notar otros síntomas:

  • Ganas de orinar sin conseguir hacerlo.
  • Orina turbia o en la que se pueden ver restos de sangre.
  • Molestias en el abdomen o abdomen hinchado.
  • Dolor lumbar debido a un cólico de riñón (cólico nefrítico).

Dependiendo de la causa de la anuria, el tratamiento prescrito diferirá. Suele incluir limpieza del riñón, cambios en la dieta o soluciones de cloruro de sodio.

 

New Call-to-action

Anuria, causas relacionadas con insuficiencia renal y otros problemas
Vota el artículo