Arteriosclerosis hialina, preguntas y respuestas

01.12.2016

¿Conoces el término médico llamado arterioesclerosis hialina? ¿Te han diagnosticado esta patología? ¿Alguno de tus seres queridos ha sido diagnosticado con arterioesclerosis hialina? Entonces sigue leyendo porque en el artículo de hoy nos planteamos algunas cuestiones sumamente interesantes sobre esta importante afección que está cada día más presente en los países occidentales.

arteriosclerosis hialina
Índice de contenidos
Comprender qué es la arteriosclerosis hialina
Tratamiento preventivo de la arteriosclerosis hialina

Comprender qué es la arteriosclerosis hialina

Uno de los problemas que tienen las personas que no han cursado estudios de medicina es que tienen dificultades para entender el argot médico. Afortunadamente cada día más médicos son conscientes de esta dificultad de sus pacientes y procuran explicar bien el diagnóstico al que han llegado, explicar, por ejemplo, qué es la arterioesclerosis hialina.

Lo primero que tenemos que tener claro es que se trata de una patología que afecta a las llamadas arteriolas, unos vasos sanguíneos muy estrechitos que permiten que la sangre circule hacia los capilares. Las arteriolas tienen un diámetro de entre 40 y 100 micras y si tenemos en cuenta que una micra equivale a la milésima parte de un milímetro nos daremos cuenta de lo estrechos que son estos vasos que se ramifican desde las arterias.

La arterioesclerosis hialina provoca que las paredes de estos diminutos vasos se engrosen, se endurezca, pierdan total o parcialmente su elasticidad y que dejen de cumplir total o parcialmente su importante función de irrigación.

La arteriosclerosis hialina suele darse en personas de edad muy avanzada con patologías que afecten al sistema circulatorio aunque puede afectar también a personas de mediana edad que tengan problemas previos de hipertensión arterial, diabetes, etc.

Tratamiento preventivo de la arteriosclerosis hialina

Según el portal Ecured, la arterioesclerosis es una de las principales causas de muerte en los países que llamamos “civilizados”, es decir, en aquellos países como el nuestro en el que se ha impuesto un estilo de vida acelerado, con poco o nada de ejercicio físico, con un exceso de comida basura y con unos niveles de estrés negativo mucho más altos de lo que sería tolerable.

Por supuesto, y como ocurre en otro tipo de patologías y de afecciones, el paso del tiempo – cumplir años- es un factor de riesgo para la arteriosclerosis ya que las paredes de las arterias se van endureciendo y perdiendo flexibilidad y elasticidad según nos vamos haciendo viejos. Pero hay otros factores de riesgo que sí podemos controlar para prevenir la arterioesclerosis hialina: la hipertensión, la acumulación de niveles de colesterol “malo”, la obesidad, el sobrepeso, el estrés negativo…

Practicar algo de ejercicio físico a diario que relaje nuestro cuerpo y nuestra mente, controlar el estrés negativo por medio de terapias de meditación o de relajación, evitar el sobrepeso huyendo de la comida basura y consumiendo productos frescos, naturales y lo menos procesados posible, sustituir la mantequilla y la margarina por el oro verde español – el aceite de oliva-, mejorar nuestra capacidad funcional.

New Call-to-action

Arteriosclerosis hialina, preguntas y respuestas
4.3 (85%) 4 votes