Articulación de la rodilla: composición

05.05.2017

Conocer nuestro cuerpo nos ayuda a entender mejor el por qué de algunas lesiones o afecciones. Es por lo que hoy en el blog de las personas que viven con dolor te hablamos de la articulación de la rodilla: composición y cómo funciona.

Articulación de la rodilla: composición
La anatomía de la articulación de la rodilla es la más compleja tanto desde el punto de vista anatómico como del punto de vista funcional. Es una parte del cuerpo que ofrece estabilidad y al mismo tiempo permite una buena movilidad.

Articulación de rodilla: composición de los huesos

La rodilla está formada por tres huesos: fémur, tibia y rótula. Lo más correcto es dividirla en dos articulaciones:

  • Articulación femoropatelar (entre la zona posterior de la rótula y la cara anterior distal del fémur).
  • Articulación femorotibial (entre la epífisis distal del fémur y la epífisis proximal de la tibia).

Los meniscos de la rodilla. Los meniscos son dos almohadillas de fibrocartílago con forma similar a una “C” entre los dos huesos. Las funciones de los meniscos son:

  • Absorber los choques.
  • Transmitir el peso del cuerpo sobre la zona de la meseta tibial; evitando así un mayor desgaste de la rodilla.
  • Difundirel líquido sinovial para hacer el movimiento más fluido ya que reduce la fricción.
  • Mejorar la congruencia articular entre tibia y fémur.
  • Limitar la rotación.

La rótula. Es un hueso entre el tendón rotuliano y femoral, sirve para:

  • Centralizar las fuerzas ejercidas sobre la articulación.
  • Proteger la rodilla.
  • Facilitar la extensión de la pierna.

Los ligamentos de la rodilla. La rodilla tiene unos ligamentos fuertes que son muy importantes para la biomecánica y la fisiología.

La cápsula y la membrana sinovial. Esta estructura tiene la tarea de permitir el deslizamiento entre los músculos y los tendones manteniendo “engrasado” el mecanismo y reduciendo la fricción entre los tejidos.

PAPI y PAPE. El ángulo posteroexterno (PAPE) y el ángulo posterointerno (PAPI) son estructuras formadas por los ligamentos, tendones y cápsula articular. Tienen una acción conjunta con el ligamento cruzado para estabilizar la rodilla.

Articulación de la rodilla: los músculos

A continuación, y tal como hemos hecho con los huesos que componen la articulación de la rodilla, te presentamos los músculos más importantes que intervienen en ella:

  • Tensor de la fascia lata. Es un músculo largo y estrecho que se encuentra en la parte externa del muslo. Este músculo atraviesa y controla dos articulaciones: la cadera y la rodilla.
  • Músculo Sartorio. Es el músculo más largo que nosotros tenemos, estrecho, tiene una forma de  ”S” y está sobre el cuádriceps.
  • Músculo cuádriceps femoris. Es el extensor más importante de la rodilla y es un músculo importante para caminar.
  • Isquiotibiales. Son tres músculos de la parte posterior del muslo: bíceps femoral, el semimembranoso y el semitendinoso. Producen la acción de flexión de la pierna sobre el muslo y la extensión de la cadera. Tienen un papel importante en la cinemática de la rodilla porque con su acción protegen de las lesiones el ligamento cruzado anterior.
  • Bíceps femoral. Su acción es doblar la pierna sobre el muslo girando hacia afuera. Es el único músculo que actúa como un rotador externo de la rodilla, también extiende el muslo.
  • Semitendinoso. Se encuentra en la parte posterior del muslo. Su acción es doblar y rotar internamente la pierna sobre el muslo, también extiende el muslo.
  • Semimembranoso. Se origina de la tuberosidad isquiática junto con el tendón del bíceps femoral. Se encuentra en la parte posterior del muslo. Su acción es la flexión y rotación interna de la pierna sobre el muslo y extensión de la pierna.
  • El gastrocnemio. Se sitúa en el tendón calcáneo (o de Aquiles). Su acción es la flexión plantar del pie y la rotación interna, también contribuye a la flexión de la pierna sobre el muslo.

Articulación de rodilla: hábitos saludables para prevenir las lesiones

Como has visto, la articulación de rodilla es compleja. Para cuidarla y prevenir las lesiones de rodilla es recomendable practicar deporte con regularidad. Asimismo se debe realizar calentamiento antes de comenzar la actividad física y estiramientos al terminar la actividad.

Existen además una serie de hábitos saludables que unidos a los remedios caseros mejorarán tus síntomas de artrosis de rodilla:

  • Peso corporal adecuado: alimentarse con moderación para no aumentar de peso. Simplemente puedes seguir una dieta baja en calorías.
  • Aplicar calor y frio: se puede aplicar calor en la rodilla, con bolsas de agua caliente. En el caso de una inflamación, la aplicación con bolsas de hielo o baños fríos pueden reducirla.
  • Postura correcta: es necesario mantener la posición natural de la rodilla. 
  • Hacer ejercicio: realizar ejercicios específicos, así como la práctica de deporte refuerza la rodilla y la protege ya que aumenta la fuerza de tus músculos. Caminar, nadar o ir en bicicleta con moderación son excelentes ejercicios. 

La terapia de Andulación y las lesiones de rodilla

La Andulación es una terapia no invasiva que resulta eficaz para aliviar los dolores, mejorar la movilidad de las articulaciones y reforzar la musculatura. Esta tecnología emplea vibraciones controladas y calor infrarrojo para tratar dolencias cervicales y lumbares, de hombro o de rodilla, entre otras.

La tecnología de Andulación está especialmente indicada para el tratamiento de lesiones articulares como las de rodilla,  tendinitis, contracturas, desgarros musculares, hematomas, etc. Es muy efectiva en todos estos casos, ya que está especialmente indicada para el tratamiento del dolor muscular y articular.

Las sesiones de Andulación no sólo eliminan muchos de estos síntomas, sino que también ayudan a prevenir lesiones gracias a su capacidad de regeneración y de eliminación del ácido láctico acumulado en la masa muscular (efecto descontracturante).

New Call-to-action

Articulación de la rodilla: composición
4 (80%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *