Artritis idiopática juvenil con entesitis: ¿Qué es?

26.02.2019

Desde 2008 cada 28 de Febrero se celebra el Día Mundial de las Enfermedades Raras. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) existen cerca de 7.000 enfermedades raras que afectan al 7% de la población mundial.

Una de estas enfermedades raras es la artritis idiopática juvenil, de la cual ya os hablamos en un post anterior. En el post de hoy os explicamos uno de los subtipos de esta patología: la artrosis idiopática juvenil con entesitis.

artritis idiopática juvenil con entesitis

Las enfermedades raras

Para que una enfermedad sea considerada rara sólo puede afectar a un número limitado de personas. Para ser más exactos, a menos de 5 personas por cada 10.000 habitantes.

Como decíamos, actualmente existen cerca de 7.000 enfermedades raras que afectan al 7% de la población mundial.

Según la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER), la mayoría de las enfermedades raras son crónicas y degenerativas, y tienen un comienzo precoz (2 de cada 3 aparecen antes de los dos años).

El diagnóstico de una enfermedad rara no es fácil. El paciente suele esperar una media de 5 años para obtener un diagnóstico.

Con el objetivo de concienciar a la población de esta problemática y seguir investigando sobre estas cerca de 7.000 enfermedades raras, cada 28 de Febrero se celebra el Día Mundial de las Enfermedades Raras.

La artritis idiopática juvenil con entesitis

La artritis idiopática juvenil es una de estas 7.000 enfermedades raras. Esta patología, que afecta a uno de cada 1.000 niños menores de 16 años, se divide en 5 subtipos. Entre ellos está la artritis idiopática juvenil con entesitis.

Se trata de artritis de las articulaciones grandes de las piernas, acompañada de entesitis. La entesitis es la inflamación de la entesis: el punto de unión de los tendones con los ligamentos del hueso.

La entesis además puede cronificarse acumulando calcio y creando hueso donde antes había tendón. Por eso es muy importante realizar un diagnóstico precoz de esta patología.

La artritis idiopática juvenil con entesitis es una enfermedad inflamatoria crónica de las articulaciones y de las uniones de los ligamentos y los tendones a los huesos. Ésta afecta sobre todo a las extremidades inferiores y, en algunos casos, a las articulaciones sacroilíacas e intervertebrales.

Síntomas

Los principales síntomas de la artritis idiopática juvenil con entesitis son los siguientes:

Artritis: dolor e inflamación articular y dificultad para mover las articulaciones. Las articulaciones más afectadas son las rodillas, los tobillos, la parte media del pie y las caderas.

Entesitis: inflamación de la entesis. Dolor en el talón, dolor e inflamación en la parte media del pie y dolor en la rótula.

Sacroilitis: inflamación de las articulaciones sacroilíacas, situadas en la parte posterior de la pelvis. Provoca dolor constante en los glúteos. Suele aparecer entre los 5 y los 10 años después de diagnosticar la enfermedad.

Dolor de espalda: suele producirse en algunos niños a medida que la enfermedad evoluciona. Empiezan a notar dolor de espalda por la noche, rigidez matutina y reducción de movimiento.

Uveítis anterior aguda: inflamación de la cámara anterior del ojo (donde está el iris). Produce dolor ocular, visión borrosa y enrojecimiento de ojos. Afecta a un tercio de los pacientes con artritis idiopática juvenil con entesitis una o varias veces durante la evolución de la enfermedad.

Tratamientos

Existen varios métodos para paliar el dolor producido por la artritis idiopática juvenil con entesitis. Estos son algunos de ellos:

Fisioterapia: esencial en el tratamiento de la artritis idiopática juvenil con entesitis. Debe iniciarse nada más diagnosticarse la enfermedad y aplicarla con regularidad.

Antiinflamatorios no esteroideos: controlan los síntomas de la inflamación.

Corticoesteroides: pueden usarse mediante colirios para el tratamiento de la uveítis anterior.

Inyecciones: sólo cuando afecta una o unas pocas articulaciones y cuando la persistencia de la contractura articular puede causar deformidad.

Cirugía ortopédica: no es muy frecuente; únicamente en caso de daño articular grave.

Electroterapia: especialmente para los problemas de entesitis. Consiste en emitir una onda terapéutica mediante un transmisor, generalmente con gel o agua.

Además, el deporte es esencial en la vida cotidiana de un niño. Aunque aquellos afectados por artritis idiopática juvenil con entesitis no pueden practicar cualquier deporte, sí que son altamente recomendables aquellos en lo que no haya una excesiva sobrecarga para las articulaciones, como la natación o montar en bici.

guia vivir con artritris

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *