Cefalea tensional: causas y tratamientos

05.11.2019

El dolor de cabeza se conoce técnicamente cómo cefalea. Existen diferentes tipos de cefaleas: cefalea tensional, migraña, cefalea en brotes, etc.

La cefalea tensional es la más común, y se trata de un dolor en la cabeza, el cuero cabelludo o el cuello, y a menudo está asociado con tensión en los músculos de esta zona.

En el post de hoy os contamos más sobre este tipo de cefalea.

cefalea tensional

Cefalea tensional. ¿Qué es?

Cómo ya avanzábamos al inicio de este post, la cefalea tensional es el dolor de cabeza más común. Se trata de un dolor en la cabeza, el cuero cabelludo o el cuello, que a menudo está asociado con tensión en los músculos de esa zona. Este dolor se describe como la sensación de tener una banda ajustada alrededor de la cabeza.

La cefalea tensional es un dolor provocado por una contractura en los músculos temporales, o lo que es lo mismo, los músculos de la masticación. Muchas personas no se relajan cuando duermen, apretando los dientes, y al día siguiente se levantan con este tipo de dolor de cabeza.

Aunque puede ocurrir a cualquier edad, es más común en adultos y adolescentes mayores, así como en mujeres, y puede ser hereditaria.

El dolor puede aparecer como un episodio aislado, de manera constante o diaria. Cuando este dolor persiste en los días, se puede convertir en crónico.

Causas

Como decíamos, la cefalea tensional se produce cuando los músculos del cuello o del cuero cabelludo se contraen o se tensionan. Esto puede ocurrir a causa del estrés, depresión, ansiedad o un traumatismo craneal.

Las causas de una cefalea tensional suelen ser las siguientes:

– Cualquier actividad que implique mantener la cabeza en la misma posición durante mucho tiempo.

– Una mala postura al dormir.

Estrés físico o emocional.

– Consumo de alcohol o abuso de cafeína.

– Resfriados, gripes o una infección sinusal.

– Apretar la mandíbula o rechinar los dientes.

– Tensión ocular.

Fatiga o esfuerzo excesivo.

Síntomas

Los síntomas más comunes de una cefalea tensional son los siguientes:

Dolor de cabeza leve, molesto y continuo.

– Sensación de presión en la frente, los laterales y la parte trasera de la cabeza.

Dolor en los músculos del cuero cabelludo, el cuello y los hombros.

– Dificultad para conciliar el sueño.

Prevención y tratamiento

Para evitar la cefalea tensional, lo más recomendable es trabajar en aquellos factores que desencadenan el dolor de cabeza. A partir de aquí, debemos aprender cómo aliviar el dolor cuando éste empiece.

Aquí os dejamos algunos consejos:

– Lleva un diario del dolor de cabeza para ayudar a identificar los factores desencadenantes y así realizar cambios en tu estilo de vida.

– Utiliza una buena almohada o cambia de postura al dormir.

– Adopta una buena postura en el trabajo, delante del ordenador o al leer.

– Si trabajas en una oficina, ejercita el cuello y los hombros frecuentemente.

Duerme lo suficiente.

Masajea los músculos doloridos.

– Evita el tabaco.

– Realiza ejercicio de forma regular.

– Bebe mucha agua.

– Adopta una dieta sana y equilibrada.

– Limita el consumo de alcohol, cafeína y azúcar.

– Uso de medicamentos como analgésicos, relajantes musculares o antidepresivos (consultar antes con un médico).

Terapia cognitiva conductual para aprender a controlar el estrés.

– Realizar técnicas de relajación: respiración profunda, yoga, meditación, etc.

Y si quieres saber más sobre el dolor de cabeza descárgate esta guía gratuita.

ebook 22 cefalea o dolor de cabeza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *