Celulitis dolorosa ¿qué es y cómo se previene?

13.12.2016

¿No sabías que la celulitis pudiera doler? Es lógico ya que la mayoría de la gente desconoce la existencia de la celulitis dolorosa, lo que los especialistas denominan el último grado de la celulitis. ¿Qué es la celulitis dolorosa? Y, lo más importante: ¿cómo podemos prevenirla? La respuesta a estas dos cuestiones la tienes en el artículo de hoy del blog de las personas que viven con dolor. celulitis dolorosa

Recordando lo que es la celulitis

Todos sabemos lo que es la celulitis, pero no viene mal recordarlo en términos clínicos. En el diccionario médico de la CUN – Clínica Universidad de Navarra – leemos que la celulitis es una inflamación dérmica o cutánea, un trastorno del tejido subcutáneo que se caracteriza por la acumulación de nódulos de grasa localizados en una zona concreta de nuestro organismo: muslos, pantorrillas, barriga, antebrazos, párpados…

Normalmente la celulitis se considera una afección leve más antiestética que otra cosa, pero “la cosa” cambia cuando esa patología conlleva dolor y malestar, cuando la celulitis avanza sin freno y llega a su fase álgida: la celulitis dolorosa.

 

Celulitis dolorosa, la última fase de la afección

Como te decíamos antes, la celulitis dolorosa es el último grado o la última fase de una afección que afecta a millones de personas en todo el mundo, tanto hombres como mujeres: la celulitis. La celulitis dolorosa sería, entonces, la tercera fase de una escala bien conocida por los profesionales de la salud, la escala de Nürnberger-Müller.

Según esta escala, existen cuatro fases en la celulitis:

Etapa 0. La primera fase de la celulitis no se aprecia a simple vista, pero sí podemos detectarla pellizcando o comprimiendo ligeramente la piel de los muslos, brazos, etc. Al pellizcar veremos que aparecen unos ligeros pliegues o arruguitas.

Etapa 1. En la segunda etapa de la celulitis podremos ver unos hoyuelos en la piel tanto a simple vista cuando estamos de pie o cuando pellizcamos un pliegue. Aparece lo que en lenguaje coloquial conocemos por “piel de naranja”.

Etapa 2. La tercera etapa se caracteriza porque los hoyitos de la piel se aprecian a simple vista en cualquier posición: sentados, de pie, acostados, etc.

Etapa 3. Llegamos al quid de la cuestión, a la cuarta etapa de la escala de Nürnberger-Müller o celulitis dolorosa. En esta fase la piel de naranja se aprecia a simple vista, pero además los nódulos de grasa producen dolor localizado que puede ser leve, moderado o intenso.

La celulitis dolorosa – como la celulitis periorbitaria – no es demasiado frecuente, pero si no se trata lo antes posible y de forma correcta se puede complicar muy mucho. Es importante, así, diagnosticar cuanto antes la celulitis dolorosa y empezar la combinación de tratamientos que aliviarán los síntomas –dolor, malestar…- y, si es posible, eliminen la patología dolorosa.

 

Cómo prevenir la celulitis dolorosa

Como sabes, la celulitis puede aparecer por causas diferentes: predisposición genética, trastornos en nuestro sistema circulatorio, falta de ejercicio físico, dieta diaria poco equilibrada, etc.  Eliminar o “curar” la celulitis no es nada fácil, sobre todo en el último grado de la afección, la celulitis dolorosa. Así, en este caso la mejor alternativa que tenemos es la prevención eliminando aquellos factores de riesgo que estén en nuestras manos como es llevar un estilo de vida activo y saludable, cuidar nuestra alimentación y utilizar productos médicos certificados que mejoren nuestro sistema circulatorio.

explicar dolor cronico

Celulitis dolorosa ¿qué es y cómo se previene?
Vota el artículo