Celulitis orbitaria: causas, tratamiento y posibles complicaciones

04.12.2016

La celulitis orbitaria es una infección o inflamación de la órbita ocular que puede causar una disminución en la visión y una reacción anormal de la pupila, además de cierta restricción de los movimientos oculares. A simple vista, puede apreciarse que el ojo del paciente de esta afección sobresale más de lo normal.

Índice de contenidos
Causas y tratamiento de la celulitis orbitaria
Celulitis orbitaria: complicaciones

Para conocer mejor la celulitis orbitaria, hay que saber que:

  • Hasta el 11% de los casos de celulitis orbitaria resultan en pérdida visual. El diagnóstico temprano y el tratamiento adecuado son esenciales para garantizar una curación efectiva.
  • Este trastorno puede parecer similar a la celulitis preseptal, aunque la sintomatología de ambas y su tratamiento son diferentes.
  • El absceso subperióstico es una de las complicaciones más habituales en pacientes de este tipo de infección.

Causas y tratamiento de la celulitis orbitaria

Generalmente, la celulitis orbitaria comienza al propagarse una infección desde los senos, con los que la órbita ocular tiene comunicación directa. Sin embargo, aunque ésta es la causa más común no es la única puesto que pueden existir otros orígenes, entre los que cae destacar:

  • Infección de la sangre que llega al ojo, afectando a sus tejidos.
  • Infección orbitaria causada por un cuerpo extraño.
  • Traumatismo.

El tratamiento para la celulitis orbitaria suele requerir de hospitalización. Al ingresar al paciente se logra alcanzar dos objetivos:

  1. Facilitar el seguimiento del progreso de la infección.
  2. Someter al paciente a una terapia antibiótica intravenosa, que actúa luchando contra la infección de forma rápida y eficaz.

En ocasiones, tras someter al paciente a consulta oftalmológica (que, en algunos casos debe complementarse con el criterio médico de un especialista en otorrinolaringología) se determina que es necesario practicar una intervención quirúrgica con el fin de drenar la infección orbitaria y de los senos. La cirugía sólo se recomienda en los casos en que el paciente esté empeorando o si las pruebas confirman que su condición no mejora.

Celulitis orbitaria: complicaciones

Las complicaciones de la celulitis orbitaria rara vez son mortales, sin embargo, sí que pueden desarrollarse cuadros de gravedad, como los que tienen que ver con:

  • La pérdida de visión o la presión sobre el nervio óptico.
  • La extensión al cerebro de la infección, desde los senos o desde la órbita ocular que, a su vez, puede ser la causa de la aparición de hidrocefalia (por aumento de la presión), meningitis o un absceso en el cerebro (ambas originadas por la propagación de la infección).

Estas complicaciones son de carácter grave, por lo que pueden requerir el internamiento en la unidad de cuidados intensivos del hospital donde se encuentre el paciente. En algunos casos, es posible que termine siendo necesario el practicar una cirugía de emergencia.

En cualquier caso, no hay que olvidar que, si se acude a la consulta del médico al detectar los primeros síntomas y se diagnostica a tiempo, la celulitis orbital por lo general responde al tratamiento adecuado y suele haber recuperación completa en el paciente.

 

New Call-to-action