Celulitis periorbitaria, ¿qué es y cómo se trata?

25.11.2016

La celulitis periorbitaria es una infección de la piel que rodea al ojo o del párpado. Es bastante más común en bebés de menos de un año y medio pero cualquier persona, de cualquier edad, puede padecer esta infección cutánea.

Aunque es una patología bastante llamativa, ya que afecta a la zona del ojo y puede presentarse como enrojecimiento o hinchazón, suele responder bien al tratamiento.

Celulitis periorbitaria

Esta afección también recibe el nombre de celuilitis preseptal o, en un lenguaje más llano, celulitis del párpado.

Hay que diferenciarla de la celulitis orbitaria que afecta a los tejidos internos, situados dentro de la órbita que está cerca del ojo. Es importante diagnosticar cuanto antes esta afección ya que existe riesgo de que la infección llegue al sistema nervioso central e incluso puede afectar a la agudeza visual.

Síntomas de la celulitis periorbitaria

Los síntomas más comunes de la celulitis periorbitaria, como indica la propia definición de la enfermedad, son el enrojecimiento o la hinchazón del párpado o de la piel que está alrededor del ojo.

Pero, ¿cómo saber si se está frente a un caso de celulitis periorbitaria o se trata de otra dolencia oftalmológica? Los ojos son un órgano bastante delicado, la piel de los párpados es muy fina y suele ser habitual que aparezcan diferentes tipos de infecciones: conjuntivitis, orzuelos y demás patologías que te sonarán porque son muy comunes.

Entre los síntomas que pueden detectarse en un caso de celulitis periorbitaria o preseptal están:

  • La aparición de un edema o hinchazón.
  • El enrojecimiento de la piel (llamado eritema).
  • El incremento de la sensación de calor en la zona del párpado.
  • Dolor al palpar el párpado.
  • Tono violáceo del párpado.
  • En algunos casos, episodios de fiebre.

Causas de la celulitis periorbitaria

Básicamente, se pueden reducir las causas a dos:

  • Debido a la extensión de otra infección cutánea del párpado o de la piel de alrededor.

Desde un orzuelo o una herida hasta la picadura de un insecto o una dermatitis.

  • Aunque es menos frecuente, también puede aparecer a raíz de una infección de las vías respiratorias.

La infección llega al ojo transportada por la sangre (por vía hematógena).

Tratamiento de la celulitis periorbitaria

El especialista que suele tratar este tipo de infecciones es el oftalmólogo. Suele ser suficiente con una evaluación clínica aunque, si el médico sospecha que puede ser una celulitis orbitaria, podrá pedir que se realice una resonancia magnética o un escáner.

Generalmente, el tratamiento consiste en la ingestión o aplicación de antibióticos. Dependiendo de cuál sea el origen de la infección, el médico prescribirá un tipo u otro de fármaco antibiótico.

El riesgo de la celulitis orbitaria

Como te decía antes, es muy importante distinguir entre la celulitis periorbitaria y la orbitaria. La segunda puede dañar el sistema nervioso central y reducir, de forma permanente, la agudeza visual del paciente.

Las complicaciones que se pueden presentar si no se actúa a tiempo en el caso de la celulitis orbitaria van desde la pérdida de visión o la restricción de los movimientos del ojo hasta casos de meningitis.

Por esta razón, es fundamental acudir al especialista en cuanto notes alguno de los síntomas que te comentaba antes.

La celulitis orbitaria también se trata con antibióticos pero suele incluir la hospitalización. En algunos casos, puede ser necesaria la intervención quirúrgica.

 

actitud positiva

Celulitis periorbitaria, ¿qué es y cómo se trata?
4 (80%) 3 votes