Cervicalgia: tratamiento mediante vibraciones y calor

02.08.2016

La cervicalgia es un dolor bastante frecuente que afecta a personas de todas las edades aunque parece que incide cada vez más a medida que cumplimos años.

Cervicalgia, tratamiento mediante vibraciones y calor

El dolor se localiza en la parte superior de la espalda, justo detrás del cuello, y suele estar relacionado con sobrecargas musculares, malas posturas al dormir o al utilizar aparatos electrónicos (móvil, tableta o portátil), este último caso muy común hoy en día.

¿Qué es la cervicalgia?

Se suele emplear el término cervicalgia para referirse a un dolor localizado debajo de la nuca. En ocasiones, el dolor termina irradiándose hacia los brazos o columna abajo. Suele ir acompañado de un cierto malestar general e incluso de mareos, náuseas o vómitos. Como otras dolencias relacionadas con las cervicales, suele producirse por traumatismos o posturas incorrectas.

Cervicalgia: tratamiento mediante vibraciones y calor

Aunque la cervicalgia es una dolencia común, afortunadamente no suele ser demasiado grave. El tratamiento puede incluir medicación, ejercicios de estiramiento, terapia manual de amasamiento y corrección de la postura. La mayor parte de las patologías se pueden tratar de diferentes maneras, muchas de ellas complementarias entre sí.

Las vibraciones son muy eficientes para el tratamiento de las dolencias de origen muscular, como la cervicalgia. Evidentemente, deben de ser aplicadas variando la intensidad y la frecuencia, de forma controlada. Las vibraciones son un estímulo tanto para los músculos como para el flujo sanguíneo, actúan sobre las zonas afectadas, consiguiendo reducir la inflamación.

En cuanto al calor, sus efectos son muy positivos ya que permite que se relajen los músculos afectados para mejorar la circulación de la sangre, eliminar toxinas e incrementar la oxigenación e hidratación de los tejidos.

El origen de la cervicalgia es claramente muscular aunque, en ocasiones, puede estar relacionado con otro tipo de dolencias o tener ramificaciones que afecten al sistema nervioso.

El tratamiento mediante vibraciones y calor conseguirá aliviar el dolor que sientes en la parte superior de la espalda, mejorará la circulación sanguínea, relajará tus músculos, incidiendo positivamente sobre el sistema nervioso, y ayudará a la eliminación de toxinas.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Cervicalgia: tratamiento mediante vibraciones y calor
4 (80%) 3 votes