Cervicalgia, una de las secuelas de los accidentes de tráfico

06.11.2016

La cervicalgia es una de las secuelas más comunes que dejan los accidentes de tráfico. Incluso en el caso de que el accidente sea leve, un mero frenazo o un golpe no muy fuerte por detrás, es posible que las cervicales sufran.

Es importante diferenciar entre cervicalgia, latigazo cervical y esguince cervical ya que el tratamiento de cada uno es diferente. En todos los casos, eso sí, conviene actuar lo antes posible y empezar en cuanto se pueda con sesiones de rehabilitación.

Cervicalgia secuelas accidentes de tráfico

Tras sufrir un accidente de tráfico, sobre todo en el caso de los golpes de alcance, el cuello se resiente. Es posible que alguna vez te haya pasado o que alguien a quien conoces le haya sucedido: un golpe por detrás en un atasco, la entrada de una rotonda o en un acceso. Puede incluso que sea un golpe tonto, a escasa distancia y poca velocidad.

Aunque sea cosa de poco, el accidente puede tener secuelas importantes, sobre todo para tus cervicales. Por eso no hay que quitarle importancia a esas ligeras molestias en el cuello que sientes tras el golpe.

Por supuesto, si el golpe ha sido muy fuerte, puede ser necesario un collarín, para impedir el movimiento del cuello, y una rehabilitación bastante más larga.

Tres tipos de lesiones cervicales

  • Cervicalgia

La  cervicalgia se conoce, comúnmente, como dolor de cuello. La sensación de dolor puede irradiarse hasta la zona alta de la espalda aunque, en cualquier caso, el origen está en las cervicales.

Puede tener múltiples causas y suele estar asociada con sobrecargas musculares, malos hábitos posturales o deterioro progresivo de los músculos, huesos y articulaciones.

Los síntomas más comunes de la cervicalgia son cuatro:

  • Dolor en la zona cervical.
  • Dificultad para movilizar el cuello.
  • Sensación de mareo o de pérdida del equilibrio.
  • Rigidez en la región afectada.

Latigazo cervical

El término latigazo cervical se emplea para referirse a un trauma causado por un movimiento violento de la parte cervical, sea hacia adelante o hacia atrás.

Esta lesión puede terminar provocando un estiramiento de los ligamentos y de los músculos de la columna cervical. En los casos más graves, puede conducir a la fractura parcial o total de una vértebra.

Esguince cervical

El esguince cervical se conoce como cervicalgia postraumática si se produce tras un accidente de tráfico. Esta lesión no suele ser grave pero, de nuevo, es mejor no convivir con la sensación de malestar y dejar que la lesión siga su curso sin más.

Un esguince cervical es una distensión en el cuello producida por el desgarro de alguno de los ligamentos que unen las vértebras cervicales.

Fisioterapia

Como te decía, la cervicalgia es una de las secuelas más comunes de los accidentes de tráfico. Es muy importante comenzar el tratamiento y la rehabilitación lo antes posible para evitar que la cervicalgia se cronifique.

La fisioterapia está especialmente indicada para tratar las lesiones de cuello que se producen por golpes de tráfico, tanto para la cervicalgia como para los esguinces o latigazos cervicales.

Según la gravedad de la lesión, la edad y las condiciones físicas generales del paciente, se tratará de una forma u otra la zona afectada.

 

New Call-to-action

Cervicalgia, una de las secuelas de los accidentes de tráfico
5 (100%) 1 vote