Cervicobraquialgia, estrés y nutrición

01.12.2016

La cervicobraquialgia es el dolor que nace en la columna vertebral y termina irradiándose por el hombro y brazo abajo.

Se suele distinguir entre cervicobraquialgia derecha e izquierda ya que es bastante probable que su origen sea diferente.

Cervicobraquialgia

Las molestias cervicales, el dolor de cuello, las contracturas, las cervicobraquialgias e incluso las hernias de disco en la región cervical se producen por sobrecarga o tensión muscular.

Si los músculos dorsales, pectorales o cervicales se mantienen en tensión durante mucho tiempo, terminan inflamándose.

Causas del dolor de cuello

En el caso de los accidentes de tráfico, las secuelas suelen centrarse en  lesiones o traumatismos en el cuello causados por el golpe seco que este ha recibido. Será necesario un collarín, rehabilitación fisioterapéutica, fármacos antiinflamatorios u otros tratamientos.

La cervicobraquialgia y otras dolencias de las cervicales están, muchas veces, relacionadas con malas posturas, movimientos repetitivos y, sobre todo, con el estrés.

Incluso los dolores de cabeza están muy relacionados con las vértebras cervicales y con la cervicobraquialgia.

El estrés y la cervicobraquialgia

El dolor cervical irradiado se suele sentir en uno de los lados, bien el derecho, bien el izquierdo. Comienza en la nuca y va bajando hacia el hombro y el brazo.

La irradiación puede sentirse de diferentes formas:

  • Cosquilleo.
  • Sensación de irritación.
  • Pérdida de sensibilidad.

Cuando hablo de estrés, no sólo me refiero a esa sensación de ansiedad física y mental que muchos asocian con el estrés de la vida moderna. También hay que tener en consideración los sentimientos de rabia y de pena, la irritación, las emociones cambiantes.

Tipos de estrés

La cervicobraquialgia derecha está relacionada con el estrés que te produce crispación y enfado. Este termina afectando al hígado y a la vesícula biliar y, desde estos órganos, puede subir hasta el cuello.

El mal funcionamiento del hígado crea tensión en los músculos dorsales y, si no se trata, continúa irradiándose hacia arriba, incluso hasta la nuca.

Por el contrario, la cervicobraquialgia izquierda suele estar asociada con problemas de angustia. Todas esas veces que los problemas del trabajo o de la vida cotidiana no te dejan pensar en otra cosa acaban afectando a tu estómago.

Estas alteraciones digestivas y estomacales se pueden convertir, de nuevo si no se tratan lo antes posible, en contracturas del lado izquierdo del cuello e incluso en hernias discales cervicales.

Nutrición y cervicobraquialgia

Como acabas de ver, a menudo la cervicobraquialgia está relacionada con un funcionamiento alterado del hígado o del estómago. No quiero decir con esto que uno u otro estén “enfermos” sino que no están realizando correctamente su labor.

Y en este mal funcionamiento tiene mucho que ver la alimentación.

Cervicobraquialgia derecha: alimentos adecuados

Para combatir la cervicobraquialgia derecha, es muy recomendable seguir una dieta rica en verduras y hortalizas, en frutos secos, en pescado azul y en fruta (entre horas, no coincidiendo con las comidas).

Es conveniente reducir el consumo de carne roja, de embutidos, de aceite frito (frituras en general), chocolate, café o vinagre. Los lácteos y las naranjas y mandarinas tampoco ayudan al hígado a ponerse en forma.

Entre las hierbas que puedes utilizar para hacer infusiones buenas para depurar el hígado y la vesícula biliar están la menta, la tila, el azahar, la cola de caballo y el diente de león. Puedes mezclarlas o tomarlas solas.

Cervicobraquialgia izquierda: alimentos que debes evitar

En el caso de que el dolor se irradie a lo largo del hombro y del brazo izquierdo, es probable que el estómago sea el causante.

Si es así, lo ideal sería que evitaras el café, cualquier tipo de picante, el ajo, el vinagre y el tomate frito. Todos estos alimentos potencian la acidez estomacal.

En cuanto a los alimentos que mejor pueden sentarte, destaco el arroz y las verduras. Las verduras mejor si no son crudas ya que al estómago le cuesta más digerirlas. Puedes, incluso, mezclar ambos y hacer un rico plato de arroz con espinacas o con brócoli, por ejemplo.

Automasaje cervical

En artículos anteriores de este blog, ya te he dado algunos consejos sobre cómo realizar un automasaje cervical. Para tratar la cervicobraquialgia puede ser de gran ayuda.

Así que, si tienes cinco minutos libres al día, intenta dedicárselos a estos ejercicios que conseguirán aliviar el dolor y la molestia que sientes en el cuello.

New Call-to-action

Cervicobraquialgia, estrés y nutrición
4 (80%) 3 votes