Ciática en el embarazo

10.11.2017

La ciática es un dolor del que en el blog de las personas que viven con dolor hemos hablado anteriormente. Es uno de los dolores más fuertes y agudos que se pueden conocer, por lo que hoy focalizamos en la ciática en el embarazo.

ciatica-en-el-embarazo

¿Qué es la ciática?

El dolor de la ciática es tan fuerte y agudo que puede impedir completamente el movimiento. En la mayoría de los casos suele afectar a una sola de nuestras piernas.

El dolor comienza en uno de los lados de la zona lumbar en forma de pinchazo agudo. La ciática va irradiando hacia delante, hacia la pelvis, y hacia el coxis, la parte posterior de los muslos, el tobillo y finalmente el dedo gordo del pie afectado.

Una vez finalizada la primera fase de la crisis, el dolor de la ciática se asienta en uno de los glúteos. A continuación se va irradiando por la pierna y la envuelve afectando a la parte posterior de los tobillos. La persona que sufre dolor de ciática suele ver aliviado su dolor cuando se acuesta o camina. Este dolor empeora si se ve obligada a estar de pie o tiene que andar muy despacio.

La ciática en el embarazo

La ciática en el embarazo es un trastorno que se puede dar en la segunda mitad del período de gestación. Esto es así ya que es cuando el peso y el tamaño del útero obliga a la futura mamá a adoptar posturas incorrectas.

Hay mujeres más expuestas que otras ya que han sufrido este trastorno en un embarazo anterior. Asimismo hay embarazadas que pueden tener algún defecto en la columna vertebral, como por ejemplo escoliosis.

La ciática durante el embarazo se manifiesta con frecuencia en forma de dolor en un lado de la espalda baja y afecta hasta la mitad del glúteo. Cuando la ciática es bastante leve, el dolor está localizado.

En cambio, en las formas más importantes, el dolor se irradia a lo largo de la pierna. Éste llega a afectar la corva de la rodilla e incluso al talón y el pie. De hecho se trata del recorrido del nervio ciático, que parte de la región lumbar y se extiende a las piernas.

¿Cómo se puede prevenir el dolor de ciática?

Existen diferentes formas de prevenir la ciática durante el embarazo. Éstas son las más habituales:

  • Practicar ejercicios. Puede ser útil practicar ejercicios que hagan trabajar a la pelvis. Es decir, incorporar a tu día a día los beneficios de la educación física. En concreto, durante el embarazo, están indicados el stretching, la natación y el yoga. Estas prácticas resultan muy útiles, entre otras cosas, para aliviar el dolor de piernas en el embarazo.
  • Evitar la posición sentada. En el día a día, evitar la vida sedentaria. Tanto en casa como en el trabajo, conviene evitar la posición sentada como la que se tiene en un sillón. Conviene evitar también estar muchas horas delante del ordenador o el uso de taburetes. Cuando la mujer embarazada se siente, es mejor que no cruce las piernas. De noche, es preferible dormir sobre un colchón rígido.
  • Uso del calzado. Hay que realizar una correcta elección del calzado. Se deben evitar los zapatos de tacón alto o muy bajo. Este tipo de calzado obliga a la columna vertebral a adoptar posturas desequilibradas. Por otro lado, es necesario usar zapatos con un tacón medio-bajo (3-5 cm). Esto es porque este tipo se adapta a la curvatura fisiológica de la espalda.

Masajes y tratamientos para aliviar el dolor de ciática durante el embarazo

Lo primero es consultar a un médico especialista en este tipo de patologías, ya que indicará el mejor tratamiento.

Los tratamientos del dolor de la ciática dependen del tipo de afección que ha causado el dolor. Pueden ser medicamentos, ejercicio físico controlado como la natación, masajes terapéuticos y tratamientos de calor infrarrojo y movimientos vibracionales basados en la tecnología de Andulación®.

  • Cuando el dolor está presente. Se alivia recurriendo a determinadas técnicas, como la osteopatía o el shiatsu, o bien con masajes específicos realizados con aceite de hipérico o de enebro. Asimismo, un baño caliente o la aplicación de calor local pueden calmar el dolor. De este modo, el músculo se relaja y comprime menos el nervio.
  • Cuando el dolor es muy fuerte. Se pueden tomar complementos a base de vitaminas del grupo B, que refuerzan los nervios, o bien a base de magnesio, de acción miorrelajante. En los casos más agudos, se puede recurrir a un antiinflamatorio, siempre bajo prescripción médica.

La buena noticia es que después del parto, una vez eliminada la compresión del nervio por el peso de la barriga, la ciática desaparece en poco tiempo de forma espontánea.

Ciática en el embarazo: remedios basados en la aplicación de calor

Los dispositivos médicamente probados como el Andumedic® 3 HOME  basados en la técnica de la Andulación, combinan perfectamente la aplicación de calor por infrarrojos con el movimiento vibracional combinado. Se consigue una remisión de la presión en la zona lumbar, una mejor tonificación de toda la musculatura de la espalda y un alivio del dolor de ciática.

Puedes probar una sesión del Andumedic® 3 Home en tu casa de forma totalmente gratuita.  Experimenta ahora gratis y sin compromiso este remedio para la ciática que estabas buscando pulsando aquí.

eBook Sistema Nervioso

Ciática en el embarazo
Vota el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *