Cómo detectar la fibromialgia

03.01.2016

La fibromialgia es un padecimiento crónico que afecta a un 6% de la población a nivel mundial. Es una enfermedad con una incidencia mucho más alta entre las mujeres puesto que de cada 10 pacientes 9 corresponden al sexo femenino. Se puede padecer en cualquier momento de la vida, pero es más frecuente a partir de los 40 años. Es una dolencia complicada desde muchos puntos de vista. Los pacientes en muchos casos se enfrentan a la incomprensión de todo su entorno y tienen que vivir siempre acompañados por el dolor. En este artículo te mostramos cómo detectar la fibromialgia y cuáles son sus síntomas más habituales.

fibromialgia sintomas

Grados de la fibromialgia

Para saber cómo detectar la fibromialgia, se debe conocer que dependiendo del grado en el que se padezca la enfermedad, el paciente presentará unos u otros síntomas y también con diferente intensidad. Estos son los niveles:

  • Fibromialgia leve. Puede llevar una vida activa en todos los sentidos. Los medicamentos para paliar los síntomas le funcionan bastante bien. Experimenta un dolor que se sitúa en una escala de 10 entre 3 y 5. Después de un esfuerzo físico puede ver sus síntomas incrementados. Suele tener un buen estado de ánimo, lo que no impide episodios puntuales de ansiedad o depresión. Necesita más descanso que una persona sana.
  • Fibromialgia moderada. Puede ser incapaz de afrontar una jornada de trabajo completa y no puede llevar una vida social plena. No siempre responde bien al tratamiento y su nivel de dolor se sitúa entre el 5 y el 7. Tiene problemas para concentrarse y de memoria y un ánimo variable. Tiene crisis habituales y también empeora ante los esfuerzos físicos o emocionales.
  • Fibromialgia severa. No puede llevar una vida laboral activa y tampoco social. No responde bien a los fármacos. Sus niveles de dolor se encuentran entre el 8 y el 10. No descansa bien, se muestra ansioso y deprimido en muchos casos. Su capacidad cognitiva puede verse bastante mermada. En estos casos hablaríamos de una enfermedad incapacitante.





New Call-to-action




Cómo detectar la fibromialgia: Síntomas

Empezaremos por ver de manera global cuáles son los síntomas de la fibromialgia que se dan con una mayor frecuencia.

  1. Dolor. Es el síntoma más importante para detectar la fibromialgia. Se trata de un dolor constante en diferentes partes del cuerpo, a cada paciente le afecta de una manera especial. Puede cambiar según ciertas variables como la humedad o el estrés.
  2. Sensibilidad. Para muchas personas su sensibilidad llega a tales extremos que simplemente con un roce pueden sentir dolor. Además, cuando este es causado por un golpe se sufre con mayor intensidad y durante más tiempo que si no se padece la enfermedad.
  3. Concentración. Quien padece esta enfermedad es probable que tenga problemas para concentrarse y además fallos en su memoria a corto plazo.
  4. Espasmos. Es muy frecuente que quien tiene fibromialgia sufra espasmos musculares que causan dolor, sobre todo mientras están dormidos, algo que afecta en gran manera a la calidad de su descanso.
  5. Agotamiento. Debido a los dolores y a la falta de descanso de calidad es muy probable que el paciente se sienta constantemente agotado.
  6. Ambiente. Otro de los síntomas de la fibromialgia es una gran sensibilidad a lo que hay en el ambiente, como el ruido, la exposición al tabaco o a los químicos o incluso a las luces fuertes. Todo ello puede agravar la sensación del dolor.
  7. Rigidez. Quien padece fibromialgia suele sufrir de manera continua rigidez en sus músculos y articulaciones. Se da con mayor frecuencia por las mañanas y en general cuando permanecen por largo tiempo en reposo.

Síntomas de la fibromialgia, el dolor el más característico

Sin duda el síntoma más característico que nos hace detectar la fibromialgia es el dolor. Dependiendo del grado en el que se sufra la enfermedad, este puede ser entre leve y muy intenso.

Las zonas donde se siente el dolor se llaman puntos de sensibilidad que se encuentran en los tejidos blandos situados en la parte de atrás del cuello, los hombros, el tórax, la región lumbar, las caderas, las espinillas, los codos y las rodillas.

Los pacientes describen el dolor de la fibromialgia como punzante y profundo y aunque no proviene de ellas, comentan como se llega a sentir en las articulaciones.

Lo normal para quien sufre de fibromialgia, sobre todo en los grados con mayor intensidad, es despertarse con dolor, y como comentábamos con rigidez, por las mañanas.

Lo habitual es que se reporte una mejora a lo largo del día, para que de nuevo por la noche los síntomas de la fibromialgia vuelvan otra vez. Sin embargo, hay pacientes que afirman sentir dolor todo el día.

En muchos casos el dolor se intensifica ante ciertas circunstancias como la actividad, la humedad o el frío. Pero también por factores emocionales como pueden ser la ansiedad, los nervios o el estrés.

Además, es frecuente que sientan dolor en otras zonas del cuerpo que no están directamente afectadas por la enfermedad como pueden ser la cabeza o el rostro.

Otros síntomas de la fibromialgia

  • Problemas de sueño. Pueden ser muy diversos, desde insomnio a una falta de calidad, sueño ligero o despertarse constantemente a lo largo de la noche. Hay que tener en cuenta que el factor emocional también es muy importante. La fibromialgia va de la mano de la depresión y la ansiedad y estos a su vez de los trastornos del sueño.
  • Problemas digestivos. El aparato digestivo se encuentra con frecuencia bastante afectado por esta enfermedad. Los pacientes pueden experimentar todo tipo dificultades de este tipo, diarrea, estreñimiento, dolor abdominal e incluso algunos comentan como tienen problemas para tragar los alimentos.
  • Parestesia. Se pueden dormir distintas zonas del cuerpo y sentir también un hormigueo en esas partes.
  • Piernas inquietas. Algunos pacientes experimentan este desagradable síntoma, especialmente durante la noche.
  • Mareos. Es muy frecuente que el enfermo de fibromialgia sufra mareos y también pérdida del equilibrio.
  • Problemas de piel. Granos, picores, sequedad o inflamación de ciertas zonas.

Como hemos visto a lo largo de este artículo son muchos los síntomas que nos enseñan cómo detectar la fibromialgia. Afortunadamente cada día se conoce mejor esta enfermedad y a falta de una cura, los pacientes cuentan con diferentes tratamientos que mejoran su calidad de vida. Aprovéchalos.

 

Post relacionados:

New Call-to-action

Cómo detectar la fibromialgia
4 (80%) 3 votes