¿Exceso de líquidos? Descubre cómo eliminarlos

18.10.2017

Es necesario llevar una vida equilibrada en todos los sentidos. Esto nos evitará trastornos y afecciones que suelen ser muy molestas o restarnos calidad de vida. Es por lo que hoy en el blog de las personas que viven con dolor hablamos de cómo eliminar líquidos.

exceso-de-liquidos-descubre-como-eliminarlos

¿Qué es la retención de líquidos?

A la retención de líquidos, también se la conoce como edema. Hace referencia a un grupo de sustancias acumuladas en diferentes partes del organismo. Generalmente se debe a un drenaje deficiente del agua de los tejidos.  En otras palabras, cuando el organismo detecta un nivel bajo de líquidos, ya sea por no haber ingerido suficiente o bien por haber abusado del sodio, activa un mecanismo de defensa y cierra las compuertas para retener todo el líquido que considera necesario para mantener el equilibrio.

La retención de líquidos afecta en especial a las mujeres en épocas relacionadas con los desajustes hormonales como la menstruación, el embarazo o la menopausia. Además, los problemas de circulación, una alimentación incorrecta o el estrés también favorecen la retención de líquidos y el consecuente aumento de peso que puede rondar los dos kilos.

Se trata de un problema que puede llegar a presentarse por tiempo muy prolongado. Es indicador de otras dolencias subyacentes.

Las zonas más afectadas por la retención de líquidos suelen ser las piernas y el abdomen. En términos normales, el sistema linfático se encarga de drenar estos componentes. No obstante, cuando este presenta alguna incapacidad los líquidos toman el control.

Causas de la retención de líquidos

Son varias las causas asociadas con la aparición del edema. Las principales son las siguientes:

  • Enfermedades hepáticas.
  • Insuficiencia renal.
  • Hipertensión.
  • Problemas cardíacos.
  • Periodo de gestación.
  • Menopausia.

Estos factores suelen presentar síntomas específicos, la sensación de pesadez, el dolor y la inflamación son comunes entre ellos.

Cómo eliminar líquidos retenidos

Es importante que reduzcamos el consumo de sal así como de aquellos alimentos procesados que puedan contenerla en exceso, ya que favorece la retención de líquidos. Algunos hábitos suelen ser muy eficaces a la hora de hacerle frente a este problema. A continuación expondremos cómo eliminar líquidos incorporando sencillos hábitos en tu día a día.

  • Incorporar alimentos diuréticos a nuestra dieta. Este tipo de alimentos se encargan de eliminar los excesos de agua presentes en el organismo. Es por lo que son perfectos para acabar con la retención de líquidos y los elementos tóxicos. Este tipo de alimentos suelen ser habituales en distintas dietas con fines de pérdida de peso. Es necesario incrementar el consumo de ingredientes como tomates, espárragos, piña y
  • Dieta equilibrada semanal. Elaborar y seguir una dieta equilibrada es indispensable para el bienestar del organismo. Esta debe basarse en el consumo de frutas, verduras, pescado y cereales integrales. Además, los nutricionistas sugieren dividir las comidas diarias en 6 porciones alrededor del día. Este aspecto tiene como objetivo evitar la ansiedad o el deseo de comer descontroladamente. Además las plantas pueden ser grandes aliadas nuestras. El diente de león, la cola de caballo o el té verde son tres de ellas. Tomadas en infusión, además de diuréticas ayudan a eliminar toxinas.
  • No incluir alimentos ricos en sodio en nuestra dieta. Otro factor importante para eliminar o reducir la retención de líquidos es el de evitar alimentos ricos en sodios dentro de la dieta. El alimento de este tipo más conocido es la sal. Es muy importante procurar bajar el consumo actual de sal. Como la sal ya viene incluida en muchos alimentos y además se suele añadir en muchos de los que realizamos en casa, se recomienda buscar otro tipo de alternativas. Una de ellas pueden ser las especias.
  • Hidratación. Beber agua ayuda a la expulsión de líquidos. Esto es así ya que estimula al sistema urinario y a los riñones. Además se encarga de filtrarlos, a la vez que libera al organismo de toxinas y elementos perjudiciales. Lo ideal es ingerir, al menos, entre cinco y seis vasos de agua durante el día.
  • Realizar ejercicio. Uno de los beneficios de la educación física es que el esfuerzo físico contribuye al bienestar general del organismo. Y es que no solo ayuda a hipertrofiar el tono muscular también evita la vida sedentaria y expulsa los elementos nocivos a través del sudor. El más recomendado es el ejercicio físico aeróbico. Fomenta la sudoración por lo que los líquidos retenidos en los tejidos acaban saliendo paulatinamente. Asimismo el ejercicio que favorezca la sudoración estará igualmente indicado. Entre los más efectivos está el ciclismo, la natación y el atletismo. Estos también nos ayudarán a bajar de peso de forma sana y en menos tiempo.

 





New Call-to-action

¿Exceso de líquidos? Descubre cómo eliminarlos
Vota el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *