Cómo evitar el golpe de calor en verano

11.07.2018

Según la Agencia Estatal de Meteorología, nos encontramos en plena ola de calor, con temperaturas de hasta los 40 grados. Una cifra que conlleva sus riesgos y que nos obliga a ser conscientes de las consecuencias del golpe de calor y, sobretodo, como evitarlo.  Lamentablemente, se han llegado a registrar más de 1.000 muertes anuales asociadas a las altas temperaturas.

como evitar el golpe de calor

¿Qué es un golpe de calor?

Un golpe de calor o shock térmico es uno de los casos más graves de hipertermia y se origina cuando la temperatura corporal supera los 40º . La temperatura ideal en nuestro organismo debe rondar los 37 grados centígrados, y si por cualquier razón, sobrepasa los 40 grados y el cuerpo es incapaz de eliminar el exceso de calor, nuestro sistema nervioso comienza a alterarse. La falta de hidratación ocasiona que diversos órganos dejen de funcionar de manera adecuada. El golpe de calor se origina a causa de un fallo agudo de la termorregulación de aparición muy rápida (y a veces inesperada) y de evolución fatal en menos de 24 horas.

Sus síntomas y consecuencias son diversos:

  • Delirios
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Cefalea
  • Convulsiones
  • Piel enrojecida y seca
  • Orinar poco
  • Pulso fuerte y acelerado

Esta enfermedad suele afectar a dos grupos de población. Por un lado, a individuos sanos que realizan un esfuerzo o ejercicio físico intenso (golpe de calor por esfuerzo). También puede afectar a ancianos o enfermos (golpe de calor clásico). El tratamiento se basa en un enfriamiento inmediato y el apoyo al sistema orgánico sistémico.

¿Cómo evitar un golpe de calor?

Para evitar un golpe de calor, lo esencial es hacer caso al sentido común. Cuando el calor apremia y el termómetro se acerca a los 40 grados vestirse con ropas ligeras  y evitar salir a la calle en las horas de máxima insolación son premisas básicas. También hay que prestar máxima atención a las personas mayores de 75 años, que son los más propensos a sufrir este tipo de problemas.

Además, os ofrecemos una serie de consejos básicos para evitar el golpe de calor:

  • Al primer síntoma de cansancio o mareo, acudir rápidamente a un lugar fresco y ventilado y aflojar la ropa.
  • Utilizar, si se dispone de él, el aire acondicionado.
  • Cubrir de manera adecuada cabeza, piel y ojos con gorros y gafas de sol.
  • Consumir agua y líquidos de manera generosa y evitar las comidas densas de digestión pesada.
  • Prestar especial atención a ancianos y niños menores de tres años, quienes no es recomendable que se expongan al sol.
  • Elegir las primeras horas del día para llevar a cabo actividades deportivas al aire libre.
  • Utilizar las persianas para disminuir el calor en el interior de las casas.
  • Evitar permanecer dentro de vehículos estacionados y/o cerrados.
  • No beber alcohol ni bebidas excitantes, ya que activan el metabolismo y con ello la temperatura corporal.

¿Qué hacer si sufro un golpe de calor?

Pero, si a pesar de las precauciones, sufrimos o tenemos cerca a alguien que sufre un golpe de calor, debemos actuar de manera rápida y eficaz.

  • Lo más recomendable es acudir a un servicio de urgencias o al puesto de socorro si está en la playa o la piscina. Si esto no fuera posible, debemos llevarla a un lugar con sombra y lo más fresco posible.
  • Colocarla en posición semisentada, con la cabeza levantada para favorecer la respiración.
  • Para reducir la temperatura corporal, darle aire con un abanico o ventilador y en los casos más extremos, utilizar compresas de agua fría en la frente, la nuca y cuello.
  • Beber agua fresca para la rehidratación a pequeños sorbos y no de golpe, ya que eso empeoraría su estado.
  • Una vez la persona afectada haya mejorado su estado, hay que acompañarla a un servicio médico de urgencias. Allí, deberan someterla a una revisión exhaustiva y seguimiento médico posterior.
  • Si la persona no se recupera o incluso llega a perder el conocimiento debemos tumbarla con las piernas flexionadas y llamar a urgencias.

Como conclusión, podemos decir que toda precaución es poca para evitar un golpe de calor. Las altas temperaturas y la elevada humedad suponen una mezcla muy peligrosa en estos meses de verano. Por ello, debemos vigilar especialmente a los colectivos con más riesgo, es decir, niños menores de 6 años y a mayores de 65 años.

 CONSEJOS SALUDABLES PARA COMBATIR EL CALOR EN VERANO

Cómo evitar el golpe de calor en verano
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *