Como evitar el insomnio en verano

16.08.2018

Estamos en pleno mes de Agosto y las temperaturas en esta época del año son muy elevadas. El calor también complica el descanso nocturno y sufrir insomnio en verano es cada vez más habitual. Visita este artículo y descubre como combatirlo.

Como_evitar el insomnio en verano

 

¿Qué es?

Se trata del trastorno del sueño más frecuente en la población y cuando se sufre insomnio en verano es especialmente molesto. Consiste en una disminución de la capacidad para dormir, pudiendo manifestarse en diferentes fases o modos:

  • Insomnio de inicio: se produce cuando hay problemas para conciliar el sueño en menos de 30 minutos.
  • Insomnio de mantenimiento: los problemas para mantener el sueño aparecen mediante despertares nocturnos de más de 30 minutos. También se manifiesta mediante un despertar definitivo acortando el tiempo total del sueño.

A pesar de todo, cada persona es un mundo y no todos necesitamos dormir la misma cantidad de horas. La media general de la población oscila entre las siete y las ocho horas. No obstante, podemos encontrar personas que con cuatro horas ya rindan y personas que necesiten hasta diez. Cada organismo es diferente y no todos necesitamos descansar las mismas horas para poder sentirnos activos.

Evidentemente, el insomnio afecta en la calidad de vida de las personas. Y es que quien lo tiene puede sufrir una preocupación constante por quedarse dormido durante el día. Ello conllevaría la posibilidad de sufrir algún percance.

Las causas del insomnio pueden ser variadas y no son una ciencia exacta. Por un lado encontramos las causas médicas, que obedecen a enfermedades metabólicas y hormonales que alteran nuestro ciclo del sueño.

También las causas psiquiátricas como la ansiedad, depresión o esquizofrenia o la apnea del sueño dificultan el descanso.

Los factores ambientales como el abuso de sustancias, medicamentos o los cambios de turno laboral pueden alterar nuestras horas de sueño.

¿Por qué existe más insomnio en verano?

A medida que la temperatura ambiente aumenta, la duración de nuestros ciclos de sueño se acorta y el riesgo de no poder dormir debidamente por las noches aumenta.

Y es que el calor precisamente nos invita a dormir durante el día ya que nos sentimos más cansados. Los impulsos nerviosos se propagan más lentamente por nuestro organismo y el hipotálamo ralentiza su función.

Sin duda, la falta de descanso nos afecta en nuestro día a día, haciéndonos perder efectividad y energía a la hora de cumplir con nuestras obligaciones.

Se calcula que hasta un 25% de la población confiesa pasarse largos ratos dando vueltas en la cama sin poder dormir. Pero, ¿qué podemos hacer ante el insomnio en verano?

A continuación, os damos algunos consejos para sobrellevar mejor este calor nocturno y combatir el insomnio en verano.

Acondiciona tu dormitorio

Es básico que en el lugar donde vayamos a descansar sea cómodo y confortable. Nuestro organismo necesita bajar un poco su temperatura cuando se dispone a dormir, pero eso es difícil si hace mucho calor. Si disponemos de aire acondicionado la solución es fácil y lo fijaremos entre 22 y 25ºC ya que a partir de 26ºC la calidad del sueño disminuye. Si no tenemos aire deberemos bajar las persianas durante las horas de sol e intentar ventilar bien al atardecer. Otra opción es utilizar un ventilador para poder descansar mejor.

Refréscate

Una solución para el calor y el insomnio de verano es el agua. Darse una ducha templada o fría antes de acostarse puede ser la solución para combatir el insomnio del verano. Hidratarse también es esencial y beber un vaso de agua muy fría ayuda a enfriar nuestro organismo.

También dormir al aire libre o en la terraza puede ayudarnos a conciliar el sueño antes pero no todo el mundo dispone del espacio necesario para ello.

No des vueltas en la cama

La cultura popular nos has transmitido durante años que hay que dar vueltas en la cama para conciliar el sueño, pero eso es falso. Y es que, cuantas más vueltas demos, más calor sentiremos. La causa es que las sábanas absorben el calor y acabaremos sudando más que antes, y con más nervios y ansiedad. Os aconsejamos evitar dormir boca abajo y el uso excesivo de almohadas. La postura más recomendada para dormir es de costado, ya que una menor superficie del cuerpo tiene contacto con la cama.

Ante cualquiera de estos desajustes lo más recomendable es visitar al médico. Será el especialista quien nos dará las pautas para dormir mejor y mejorar nuestra calidad de vida.

Insomnio y trastornos del sueño

Como evitar el insomnio en verano
1 (20%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *