Compresión radicular, ¿síntoma de qué dolencia?

29.10.2016

Radicular proviene de raíz. En el caso del cuerpo humano, se emplea para hablar de cualquier raíz nerviosa. La compresión radicular se produce cuando una raíz de un nervio espinal se encuentra presionada o inflamada.

Si el nervio está comprimido, puedes sentir dolor en las cervicales, el lumbago e incluso en la pierna o el pie dado que los nervios espinales, también llamados raquídeos, nacen en la médula espinal y se reparten por todo el cuerpo.

Compresión radicular

Las dolencias de espalda suelen estar relacionados con la columna vertebral. En este caso, la raíz del nervio se sitúa entre dos vértebras por eso es bastante común que encuentres la expresión “compresión radicular” acompañada de letras y números.

¿Qué significan estos números y letras?

Es posible que hayas oído alguna vez que alguien tiene una hernia discal L5 S1. Esta nomenclatura no es un nombre en clave como puede parecer así de primeras. Sencillamente, está indicando en qué vertebra y a qué altura de la columna se encuentra la compresión de la raíz del nervio.

Para que te hagas una idea, lo más común es que la compresión radicular o hernia discal se produzca en C5-C6 y C6-C7, en el caso de las cervicales. Si es la zona lumbar la afectada, probablemente se añada al nombre L4-L5 o L5-S1, la que he utilizado como ejemplo.

Síndrome de compresión radicular, ¿qué es?

El síndrome de compresión radicular se produce cuando la raíz de un nervio que pasa por la columna vertebral se encuentra presionada. Los dos ejemplos más comunes de este síndrome son la hernia discal vertebral y la hernia de disco lumbar.

En ocasiones, las hernias discales terminan en el quirófano. Esto sucede a menudo porque al paciente no le han dado otra opción o porque la lesión está en un estadio muy avanzado.

Aunque la causa más común de este síndrome es la hernia discal, la compresión radicular puede estar asociada a otras dolencias. Entre ellas, se puede hablar de discartrosis (degeneración de los discos vertebrales de la zona lumbar), prolapso, osteofitos marginales o incluso meras fracturas.

Compresión radicular y ciática

La ciática es otra de las dolencias que presentan compresión o inflamación de un nervio, en este caso, del nervio ciático. Éste parte desde la zona baja de la espalda y llega hasta el pie por lo que el dolor se puede sentir a lo largo de toda la pierna, desde el muslo hasta los dedos.

El dolor de ciática puede ser producido por una hernia discal o por degeneración de los discos de la región lumbar (discartrosis). Es posible que se deba a una sacroileítis, que es la inflamación de una o ambas articulaciones del sacro, esto es, de la zona donde se unen la columna y la pelvis.

También puede ser consecuencia de un tumor o de una estenosis raquídea.

Para aliviar el dolor de ciática, hay varias fórmulas. Puedes aplicar hielo en la zona afectada durante los tres primeros días y, luego, pasar a ponerte calor con una manta eléctrica o un cojín de semillas.

Los analgésicos y antiinflamatorios, en este caso, tendrán un efecto bastante rápido. Notarás alivio tanto de la inflamación como del dolor asociado a ella.

Durante el tiempo que dure lo que se suele denominar “ataque de ciática”, lo más recomendable es que guardes reposo. Después, para evitar rebrotes, conviene que realices una sencilla tabla de ejercicios como estos que te propuse en un artículo anterior.

andulacion-dolor

Compresión radicular, ¿síntoma de qué dolencia?
5 (100%) 1 vote