Compromiso radicular, ¿tiene tratamiento?

18.11.2016

Hace unos meses publicamos en nuestro blog uno de los artículos más comentados en nuestros perfiles de Facebook, Twitter y Google Plus: “Compromiso radicular, ¿por qué se produce?” Hoy damos un paso más en el estudio de esta patología y vamos al grano: ¿tiene tratamiento? ¿Cuál? Dos preguntas y dos respuestas que encontrarás aquí, en el blog de las personas que viven con dolor.

compromiso radicular

El intenso dolor del compromiso radicular

¿Recuerdas cuál es el síntoma principal del compromiso radicular? Si has contestado “el dolor” tienes toda la razón del mundo. El dolor es el síntoma más importante del compromiso radicular, una patología que afecta a uno de los pares de nervios radiculares que tenemos en nuestro cuerpo.

El síndrome compresivo  radicular – más conocido como compromiso radicular- es común entre las personas diagnosticadas de hernia discal o de, por ejemplo, la artrosis degenerativa de la columna. Son tantos los casos detectados que el tipo de dolor característico de esta patología ha sido hasta bautizado con un nombre que quizá te sonará, el “dolor radicular”.

¿Cómo es el dolor típico del compromiso radicular? Como ya te hemos comentado en muchos otros artículos de este blog, el dolor se define como una sensación subjetiva y es, así, difícil de describir. De hecho, la Real Academia de la Lengua Española define el término “dolor” como (citamos textualmente):

“Sensación molesta y aflictiva de una parte del cuerpo por causa interior o exterior.”

De todas formas, según las declaraciones de las personas que han sufrido este tipo de dolor propio de la compresión de las raíces nerviosas definen esta sensación como abrasadora, punzante, electrizante, incapacitante, rabiosa… ¿Te suena?

El compromiso radicular y su tratamiento

Como te imaginarás, antes de decidir qué tratamiento es el más adecuado para el compromiso radicular es necesario diagnosticar el origen de esta afección. ¿El compromiso radicular afecta a la zona lumbar? ¿El dolor radicular afecta a las cervicales? ¿Existe hernia discal? ¿En qué fase está?

Una vez diagnosticada la causa del dolor radicular, el especialista será el que determine la combinación de tratamientos idónea para eliminarlo o, al menos, aliviarlo teniendo siempre en cuenta que el dolor no es el único síntoma que sufre esa persona, también está sufriendo en sus propias carnes el resto de síntomas que acompañan a ese dolor del compromiso radicular: inflamación, dificultad de movimiento, problemas para conciliar el sueño, angustia, tristeza y depresión…

El especialista, así, será el profesional que determine qué tratamiento necesitará cada paciente para hacer una vida diaria lo más normal posible. Entre estos tratamientos para el dolor radicular destacarían los siguientes:

  • Fármacos analgésicos y antiinflamatorios.
  • Masajes terapéuticos.
  • Terapias de relajación.Terapias de aplicación de calor y frío.

 

New Call-to-action

Compromiso radicular, ¿tiene tratamiento?
4 (80%) 3 votes