Seis consejos para controlar la fibromialgia

14.05.2019

El pasado 12 de Mayo se celebraba el Día Mundial de la Fibromialgia. Fue designado este día en conmemoración a la fecha de nacimiento de Florence Nightingale, considerada una de las pioneras de la enfermería moderna.

En nuestro blog ya hemos tratado en numerosas ocasiones esta patología. Pero hoy, con motivo del Día Mundial de la Fibromialgia os dejamos seis consejos para controlar la fibromialgia.

controlar la fibromialgia

Fibromialgia. ¿Qué es?

La fibromialgia es una enfermedad que se caracteriza por dolor musculoesquelético generalizado, especialmente en la presión de 18 puntos específicos, llamados puntos dolorosos o puntos gatillo.

Además, otros de los síntomas que suelen aparecer en pacientes con fibromialgia son cansancio, trastornos del sueño y ansiedad o depresión.

Según la Sociedad Española de Reumatología, la fibromialgia afecta a entre el 2 y el 6% de la población española, especialmente mujeres de mediana edad.

Actualmente no existe una cura para esta enfermedad, pero con un estilo de vida saludable y un tratamiento constante se pueden aliviar los síntomas. Aquí os dejamos algunos consejos para controlar la fibromialgia.

Ejercicio aeróbico

Realizar algún tipo de actividad física conlleva numerosos beneficios para los pacientes con fibromialgia. 20 minutos al día de ejercicio te ayudará a mejorar tu estado de ánimo y el sueño, aliviar el dolor, reducir la fatiga o mejorar la circulación.

Los ejercicios de tipo aeróbico, como caminar, correr, montar en bicicleta o nadar son los más recomendables en estos casos. Aunque otro tipo de actividades como yoga o taichi también aportan numerosos beneficios.

Cuida tu alimentación

Llevar una dieta saludable es muy importante para cualquier persona, pero especialmente para aquellas que padecen fibromialgia.

Son altamente recomendables aquellos alimentos que contengan calcio y magnesio, como los lácteos, las espinacas, las almendras o las naranjas; y alimentos con omega 3, como el pescado azul, la lechuga o el brócoli. También son recomendables los frutos secos, los cereales y legumbres, y los vegetales crudos y la fruta.

Por el contrario, se deben evitar las grasas y los embutidos, así como la cafeína y el alcohol.

Descansa bien

Como hemos comentado anteriormente, los trastornos del sueño afectan a la gran mayoría de pacientes con fibromialgia. Los problemas para dormir, además, agravan los dolores, ya que durante el sueño segregamos la hormona del crecimiento, que renueva nuestros músculos. Si no dormimos bien, esta función no se lleva a cabo, por lo que nos levantamos más cansados.

Es por eso que es muy importante tener unos buenos hábitos a la hora de dormir:

Buen ambiente que propicie el sueño: habitación a oscuras, sin ruidos, temperatura agradable.

– Evita comidas copiosas antes de irte a la cama.

– No tomes bebidas excitantes, chocolate, tabaco o alcohol.

– Intenta acostarte y levantarte cada día a la misma hora.

– Date un baño de agua caliente antes de acostarte.

Fuera el estrés

El estrés es uno de los principales síntomas y por eso debemos eliminarlo para poder controlar la fibromialgia.

Para ello, intenta evitar las situaciones de estrés. Organiza tus actividades de la mejor manera posible, pide ayuda a tus compañeros o familiares si ves que las tareas te sobrepasan, establece prioridades.

Para eliminar esos momentos de estrés también te puede ayudar hacer ejercicios de relajación o meditación.

Rodéate de tus seres queridos

Los pacientes de fibromialgia se sienten solos e incomprendidos en muchas ocasiones. Por eso es muy importante rodearnos de nuestros seres queridos y hacerles entender por lo que estamos pasando.

Explícales cómo te sientes en todo momento y pide ayuda si la necesitas. Sentirte apoyado por la gente que te rodea hará que te encuentres mejor y que sea más fácil de controlar la fibromialgia.

Tratamiento constante

La fibromialgia es una enfermedad crónica y como tal necesita de un tratamiento diario y constante. Lamentablemente, no se conoce una cura a día de hoy, pero sí existen tratamientos que ayudan a controlar los síntomas y mejorar la calidad de vida de quienes la padecen.

Es el caso de la andulación. Creada y patentada por la multinacional alemana HHP, ésta lleva más de 15 años en Europa ayudando a las personas a mejorar su salud. Se trata de un dispositivo sanitario que combina dos tratamientos que se han demostrado eficaces en el ámbito de la salud, como son las vibraciones de cuerpo entero y el calor por infrarrojos. Estos dos tratamientos se combinan en una camilla que mantiene a la persona en posición horizontal, favoreciendo su relajación. De esta manera el paciente puede tratarse él mismo a diario y desde casa siguiendo las pautas de un equipo de fisioterapeutas.

Si quieres conocer más sobre la fibromialgia descárgate este ebook gratuito.

Conceden a una paciente con Fibromialgia la invalidez permanente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *