La densiometria como prueba para diagnosticar la osteoporosis

04.07.2018

Para poder diagnosticar la osteoporosis es necesario realizar una técnica de diagnóstico denominada densiometría. Esta prueba permite medir la densidad mineral del hueso a través de los rayos X.

La densiometria como prueba para diagnosticar la osteoporosis

¿Qué es una densiometría?

La densiometría ósea es una prueba que se realiza para determinar la densidad mineral ósea y se puede realizar mediante rayos X, ultrasonidos o isótopos radioactivos. Se utiliza especialmente en el diagnóstico precoz de la osteoporosis.

La osteoporosis es una patología que afecta a los huesos y se asocia con una disminución de las sales minerales que los forman. En este proceso de pérdida de calcio, el hueso se fragiliza y es más propenso a quebrarse  a causa de un golpe o una mala caída.

Esta enfermedad puede estar provocada por varios factores:

  • por un consumo deficiente de calcio y vitamina D (asegura la absorción de dicho mineral).
  • la baja producción de estrógenos (hormonas femeninas).
  • una escasa exposición al sol.
  • el sedentarismo, es decir, la falta de ejercicio físico.

Diagnosticando la osteoporosis mediante la densiometría podremos saber el riesgo existente de sufrir fracturas óseas.

¿En qué consiste una densiometría?

Se trata de una prueba absolutamente indolora y no invasiva que se acostumbra a realizar en diferentes casos.

  • Niños y niñas intolerantes a la lactosa.
  • Adolescentes con trastornos alimentarios como la anorexia o la bulimia.
  • Mujeres durante la menopausia.
  • Personas con antecedentes familiares de osteoporosis y fracturas o enfermedades reumáticas de diversa índole.

La prueba no requiere ningún tipo de preparación previa y su duración no supera los tres minutos. La densiometría se realiza generalmente mediante un aparato emisor de rayos X cuyos efectos son prácticamente nulos.

Esta prueba permite determinar diversos parámetros:

Por un lado mide el contenido de calcio por centímetro cuadrado en el ámbito del tercio proximal del fémur y la columna vertebral. La diferencia de valores entre el paciente y la población control se da en desviaciones estándar (DS).

Según los resultados, la Organización Mundial de la Salud clasifica la osteoporosis en cuatro categorías:

  • Normalidad:densidad mineral ósea superior a -1 DS.
  • Osteopenia: densidad mineral ósea entre -1 y -2,5 DS.
  • Osteoporosis: densidad mineral ósea inferior a -2,5 DS.
  • Osteoporosis establecida: osteoporosis y fractura por fragilidad.

Por otro lado, la densiometría también permite conocer el contenido en calcio, grasa y masa muscular de todo el organismo y de determinadas áreas. También se utiliza para comprobar una zona afectada por fractura y si cumple con los períodos de recuperación previstos.

¿Cómo se realiza una densiometría?

Para empezar la prueba, el paciente deberá ponerse ropa cómoda y cambiar la ropa de calle por una bata de quirófano.

A continuación, el paciente se tumbará boca arriba sobre la camilla y deberá permanecer quieto y relajado durante todo el tiempo que dure la prueba.

Uno de los parámetros registrados es la densidad mineral.  Ésta mide el contenido mineral óseo de la 2ª, 3ª y 4ª vértebras lumbares (L2, L3, L4) y el cuello del fémur.

Para explorar la columna lumbar, la paciente coloca las piernas elevadas; para explorar el fémur se mantiene en decúbito supino.

La densiometría utiliza dosis de rayos-X muy pequeñas (diez veces inferiores a las de una radiografía) y concentra la radiación sobre la zona concreta que se quiere estudiar, normalmente la cadera y las vértebras lumbares inferiores de la columna vertebral (de la L1 a la L4).

Como medidas preventivas debe tenerse en cuenta evitar tomar suplementos de calcio 24 horas antes de realizarse la densiometría y despojarse de cualquier elemento metálico o plástico que el paciente pueda llevar encima.

¿Qué puedo hacer si sufro osteoporosis?

En el caso de ser diagnosticado de osteoporosis existen diferentes maneras de combatirla:

  • Por un lado, una nutrición adecuada, basada en un aporte importante de calcio y vitamina D nos ayudará a mejorar la estabilidad y la estructura de los huesos. Los productos lácteos, legumbres, el brócoli o la col son básicos en este sentido.
  • La realización regular de actividad física estimula el metabolismo óseo. Incluso también se recomienda caminar al aire libre durante media hora diaria para estimular la absorción de la vitamina D.

En cualquier caso, si existe alguna molestia se recomienda visitar al especialista y realizar una densiometría. No olvidemos de realizar dicha prueba nos permitirá tener un diagnóstico rápido y claro.

Reumatismo

La densiometria como prueba para diagnosticar la osteoporosis
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *