7 dietas equilibradas para cada día de la semana

16.06.2017

La alimentación es un elemento clave para la prevención y/o mejora de muchas de las enfermedades que nos afectan. Es por lo que hoy en el blog de las personas que viven con dolor te vamos a aconsejar una dieta equilibrada semanal.

7 dietas equilibradas para cada día de la semana

ÍNDICE DE CONTENIDOS:
– La dieta mediterránea, una buena dieta equilibrada semanal
– Beneficios para la salud de la dieta mediterránea
– Lunes
– Martes
– Miércoles
– Jueves
– Viernes
– Sábado
– Domingo

La dieta mediterránea, una buena dieta equilibrada semanal

Una dieta equilibrada semanal es la mediterránea, que es mucho más que una dieta. Se trata en realidad de una filosofía de vida. Se basa en una forma de alimentarnos, cocinar los alimentos, compartirlos y disfrutar de nuestro entorno. Una dieta en la que es tan importante lo que comemos como asimismo la forma en que lo hacemos y el tiempo que nos tomamos para ello.

Nuestra dieta está declarada por la UNESCO Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Sin embargo, en España las personas que sigue la Dieta Mediterránea ha disminuido. Y es que con el ritmo de vida y los nuevos hábitos adquiridos  nos hemos alejado de ella. En la actualidad se ha aumentado el aporte de grasa y supone el 40%.

Es por los malos hábitos que estamos adquiriendo y las afecciones que se pueden derivar de ello, que es importante recuperar esta forma sana de alimentación. Comprar productos frescos, de temporada y elaborarlos nosotros mismos, es una forma muy sencilla y saludable de comenzar una buena dieta. Si por ejemplo lo necesitas, en este blog también puedes encontrar una dieta para la fibromialgia.

Beneficios para la salud de la dieta mediterránea

Los beneficios para la salud de esta dieta son más significativos cuando se combinan con la práctica del ejercicio físico. Son estupendas las opciones como caminar, la natación o el ciclismo. Así, contribuye a bajar de peso, controlar la presión arterial y la hipercolesterolemia, y a atrasar el deterioro cognitivo.

El seguimiento de la dieta mediterránea, además de ayudar a controlar el peso mejora del funcionamiento de diversos órganos, como el riñón y el corazón.  Además, la dieta mediterránea tiene bajo contenido en grasas saturadas y azúcares. Además en ella abundan las vitaminas y fibra que contribuyen a su riqueza en antioxidantes.

De entre las muchas dietas que encontramos, las que nos propone la Fundación Dieta Mediterránea pueden ser un buen punto de partida para tu dieta equilibrada semanal. Por ejemplo podemos inspirarnos en una dieta semanal como esta:

Lunes

Desayuno: Café con leche. Yogur natural con fresones y muesli.

Media Mañana: Batido de piña natural.

Comida: Sopa de garbanzos. Albóndigas de merluza guisadas con patatas. Uvas.

Merienda: Tostadas con queso tierno y aceite de oliva virgen.

Cena: Acelgas rehogadas con ajos tiernos. Brochetas de pavo y tomate cherry a la plancha con cuscús. Chirimoya.

Martes

Desayuno: Leche con cacao en polvo. Cereales integrales.

Media Mañana: Batido natural de pera.

Comida: Habitas guisadas con chipirones. Atún al vapor con patatas y cebolla. Melón.

Merienda: Tostadas con dulce de membrillo.

Cena: Sopa de ajos. Tarta de puerros y queso con ensalada de tomate. Manzana al horno con caramelo.

Miércoles

Desayuno: Leche. Biscotes con mermelada de fresa.

Media Mañana: Bocadillo de lechuga, tomate y queso. Zumo natural de uvas.

Comida: Estofado de calabaza y patata. Huevos duros rebozados con ensalada de escarola. Queso fresco con miel y frutos secos.

Merienda: Pan de semillas con aceite de oliva.

Cena: Ensalada de zanahoria con naranja, pistacho y alcaparras.
Tiras de pechuga de pavo a la plancha con aros de cebolla.
Nectarina.

Jueves

Desayuno: Leche. Pan de aceitunas con rodajas de tomate y aceite de oliva virgen.

Media Mañana: Cerezas.

Comida: Tortelloni de ricota y espinacas.
Pescado colorado con puré de patatas.
Yogur griego con trocitos de kiwi.

Merienda: Mini-bocadillo de atún.

Cena: Crema de verduras con picatostes. Pescadito frito. Mandarinas.

Viernes

Desayuno: Café con leche. Tostadas con chocolate para untar.

Media Mañana: Té con leche. Barrita de cereales integrales y avellanas.

Comida: Habas estofadas. Tortilla de verduras y guisantes (Campesina) con lechuga. Uvas.

Merienda: Leche. Bizcocho casero.

Cena: Coles de Bruselas salteada con almendras troceadas. Crep de espinacas, queso de cabra y miel con rodajas de calabacín. Pera.

Sábado

Desayuno: Leche con cacao en polvo. Galletas caseras de avena.

Media Mañana: Aperitivo: Mejillones al vapor.

Comida: Tomates rellenos de ensalada de quínoa. Cazuela de pavo.
Rodajas de melón con Moscatel.

Merienda: Macedonia de frutas.

Cena: Puré de dos colores (patata y remolacha) gratinado. Muslos de pollo con zanahoria al horno. Naranja.

Domingo

Desayuno: Café con leche. Ensaimada.

Media Mañana: Aperitivo: variado de frutos secos, frutas desecadas y aceitunas.

Comida: Canelones de verduras gratinados. Magret de pato a la plancha con salsa de higos. Naranja con natillas.

Merienda: Cerezas.

Cena: Sopa de fideos finos. Huevos rellenos de salmón ahumado gratinados con zanahoria rallada. Yogur helado de frutas.

Recuerda que una dieta equilibrada semanal se basa además en disfrutar de la comida rodeado de amigos y familia y complementarla con ejercicio físico. En este sentido, y si la padeces, te recomendamos una serie de ejercicios para la fibromialgia.




New Call-to-action

7 dietas equilibradas para cada día de la semana
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *