La dieta mediterránea, un estilo de vida saludable

15.10.2019

La dieta mediterránea es bien conocida por todos por ser una de las dietas más saludables que existen. La mayoría de nutricionistas y médicos recomiendan esta dieta para llevar un estilo de vida saludable.

Pero el ritmo frenético de nuestro día a día hace que los buenos hábitos alimenticios se estén perdiendo y que cada vez más personas recurran a los platos precocinados o los restaurantes de comida rápida.

Y la nutrición también acaba repercutiendo en nuestra salud; ya que algunas consecuencias de una mala alimentación, como es el caso del sobrepeso, están muy estrechamente ligadas a la aparición de algunas enfermedades, como puede ser la artrosis de rodilla.

Por eso es importante cambiar nuestros hábitos alimenticios e intentar llevar una dieta sana y equilibrada, como es el caso de la dieta mediterránea.

¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

Dieta mediterránea

Si hablamos de una dieta sana y equilibrada la primero que nos viene a la mente es la dieta mediterránea. Y es que no es casualidad que esta dieta tradicional sea la que cuenta con un mayor respaldo científico y que esté declarada por la UNESCO Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

La dieta mediterránea está considerada una filosofía de vida. Se basa en una forma de alimentarnos, cocinar los alimentos, compartirlos y disfrutar de nuestro entorno. Es tan importante lo que comemos como la forma en la que lo hacemos y el tiempo que nos tomamos para ello.

Esta dieta consiste en un consumo alto de frutas, verduras, pescado, cereales integrales, legumbres y aceite de oliva. Mientras que el consumo de carnes rojas, azúcares y grasas saturadas es bajo. Además, en la dieta mediterránea abundan las vitaminas y fibras que contribuyen a su riqueza en antioxidantes.

En este enlace te dejamos un ejemplo de menús de la dieta mediterránea durante una semana.

Pero para llevar un estilo de vida saludable, es importante combinarla con ejercicio físico regular, siempre adaptado a las limitaciones de cada persona. Caminar, nadar o montar en bici son algunos de los más recomendados.

La Fundación Dieta Mediterránea, creada en 1996 por la Asociación para el Desarrollo de la Dieta Mediterránea con el objetivo de fomentar los valores de la dieta mediterránea, sus productos y el estilo de vida saludable que representa, publica en su página web un decálogo:

1. El aceite de oliva como principal grasa de adición.

2. Consumir alimentos de origen vegetal en abundancia: frutas, verduras, legumbres, champiñones y frutos secos.

3. El pan y los alimentos procedentes de cereales (pasta, arroz y sus productos integrales) deberían formar parte de la alimentación diaria.

4. Los alimentos poco procesados, frescos y de temporada son los más adecuados.

5. Consumir diariamente productos lácteos.

6. Consumir carne roja con moderación, y las carnes procesadas en cantidades pequeñas y como ingrediente de bocadillos y platos.

7. Pescado en abundancia y huevos con moderación.

8. La fruta fresca como postre habitual. Dulces y pasteles ocasionalmente.

9. El agua es la bebida por excelencia en el Mediterráneo.

10. Realizar actividad física todos los días.

Nutrición y dolor crónico

Como ya hemos repetido en numerosas ocasiones, la alimentación influye en nuestro estado de salud y en la aparición de algunas patologías, así como en sobrellevar el dolor crónico.

Algunos alimentos contienen propiedades analgésicas, antioxidantes o antiinflamatorias, por lo que su consumo puede proporcionar a nuestro organismo los elementos necesarios para una mejor recuperación o para modular el dolor.

Además, una mala alimentación trae consecuencias negativas como el sobrepeso, que puede propiciar la aparición de enfermedades como la artrosis de rodilla.

Según varios estudios, la ingesta de alimentos incluidos en la dieta mediterránea puede influir, de manera positiva, en pacientes con artritis reumatoide u otro tipo de enfermedades de curso inflamatorio.

Y si quieres saber más sobre sobrepeso descárgate esta guía gratuita.

sobrepeso ebook 15

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *