Disestesias en las articulaciones: ¿cómo tratarlas?

01.11.2016

¿Te han diagnosticado disestesia o disestesias en las articulaciones y no sabes qué hacer ni a quién preguntar? Si es así, has llegado al artículo adecuado, un texto que te contará de forma sencilla y práctica qué es una disestesia o parestesia dolorosa, por qué se puede producir y qué tratamientos podemos combinar para minimizar sus efectos. ¿Te parece interesante? Lo es así que, ya sabes: sigue leyendo…

 disestesias

Disestesias en las articulaciones: ¿qué es y cuáles son sus síntomas?

Según la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor – IASP-, la disestesia o disestesias se podría definir como una especial sensación de debilidad en una zona puntual de nuestro cuerpo. A esta sensación de debilidad se unirían otros síntomas no menos desagradables como, por ejemplo, pinchazos y latigazos más o menos agudos, sensación de escozor o de quemazón, pesadez, sensación de hormigueo o adormecimiento…

La disestesia también recibe el nombre de parestesia dolorosa precisamente porque los síntomas que hemos descrito en el párrafo anterior corresponderían con diferentes tipos de dolor, por ejemplo:

Pinchazos: dolor punzante.

Latigazos: dolor paroxístico.

Escozor y quemazón: dolor urente continuo.

Pesadez: dolor continuo profundo.

Disestesias en las articulaciones: ¿cuáles son sus causas?

Una parte importante de los casos diagnosticados con disestesias están relacionados con parestesias dolorosas localizadas en las articulaciones, ya sabes: manos, rodillas, codos, caderas, etc.

Las razones de que se produzca dolor, hormigueo, pinchazos, debilidad, etc., en las articulaciones son muy variadas, desde la obesidad o las lesiones deportivas a la presencia de diversas enfermedades y afecciones como, por ejemplo:

Lupus. El lupus es una enfermedad autoinmune que, como la fibromialgia, afecta sobre todo a las mujeres.

Escleroderma. Una afección bastante extraña del tejido conectivo.

Granulomatosis de Wegener. Una enfermedad que se caracteriza por la inflamación de los vasos sanguíneos.

Artrosis. En el blog de las personas que viven con dolor encontrarás muchísima información sobre los diferentes tipos de artrosis, sus síntomas y causas principales y, por supuesto, su tratamiento de alivio del dolor.

Diversas afecciones crónicas como la artritis reumatoide, la diabetes, la fibromialgia, la esclerosis múltiple, etc.

Disestesias en las articulaciones: ¿qué tratamientos existen?

Una parte importante de las disestesias en las articulaciones se producen por una compresión nerviosa y, así, los tratamientos pasarían por descomprimir la zona afectada, mejorar la circulación, aliviar la inflamación, mejorar la musculatura de la zona dañada y, por supuesto, aliviar el dolor y el resto de síntomas que acompañan a las disestesias.

Como es lógico, lo primero que tenemos que hacer cuando nos diagnostican disestesias o parestesia dolorosa es preguntar la causa de esta afección. La razón de que suframos esos diferentes tipos de dolor neuropático – dolor punzante, paroxístico, etc.-,  será la clave para elegir la mejor combinación de tratamientos posible.

Si te fijas, hemos anotado tratamientos en plural. ¿Por qué? Porque, en general, los pacientes aquejados de disestesias responden mejor a los tratamientos que combinan:

  • Fármacos analgésicos y antiinflamatorios.
  •  Manipulación quiropráctica y fisioterapéutica.
  • Ejercicio físico controlado.

New Call-to-action