Dolor de cadera, ¿qué lo produce?

14.04.2017

El dolor de cadera puede estar relacionado con otras afecciones como la artrosis. Hoy en el blog de las personas que viven con dolor te hablamos de cómo tratar el dolor de cadera cuando está relacionado con la artrosis.

Dolor de cadera: causas
El dolor de cadera se trata de una de las afecciones más extendidas, por eso, sobre cómo su tratamiento nos llegan consultas con frecuencia a nuestras redes sociales FacebookTwitter y Google Plus.  

El dolor de caderas, rodillas y columna vertebral, en muchas ocasiones tiene un denominador común: la artrosis. Esta enfermedad afecta sobre todo a la articulación, concretamente es un desgaste de cualquiera de ellas pero es más frecuente en las tres que te hemos comentado.  

¿Por qué se relaciona la artrosis con el dolor de cadera?

Según la Sociedad Española de Reumatología (SER), la artrosis es una patología reumática que lesiona el cartílago articular. Es decir, afecta a la articulación, concretamente es un desgaste que puede afectar a cualquiera de ellas pero es más frecuente en columna vertebralcaderas y rodillas.

La cavidad de la articulación y la musculatura que la rodea pueden verse afectadas. El tejido cartilaginoso se va atrofiando poco a poco y finalmente la articulación ya no es capaz de moverse sin que se produzca fricción. Aunque aumenta su frecuencia con la edad, puede afectar a cualquier persona.

¿Qué causa la artrosis?

Las causas de la artrosis aún no están del todo claras. Como factor común la edad representa un factor de riesgo, con los años la elasticidad y la capacidad de carga del cartílago de la articulación se reducen.

Hoy en día se acepta la posibilidad de que la artrosis se deriva de una combinación de diversos factores:

  • Lesiones y accidentes
  • Sobrecargas persistentes
  • Herencia
  • Posturas incorrectas 

¿Cuáles son los principales síntomas de la artrosis?

El signo típico de la artrosis es la sensación de rigidez por la mañana en la articulación afectada. También es característico el dolor al iniciar el movimiento aunque remite lentamente al continuar soportando la carga. Otros síntomas de la artrosis son los crujidos y chasquidos al mover la articulación, así como contracturas musculares e hinchazones en torno a ella.

Según avanza el desgaste de la articulación, los síntomas se intensifican hasta que la capacidad motora de la articulación correspondiente se reduce cada vez más.

¿Tiene cura el dolor de cadera por artrosis? ¿Se pueden aliviar sus síntomas?

No existe un tratamiento que se aplique a las causas de la artrosis y las elimine. Las medidas se orientan a paliar las molestias que esta enfermedad provoca.  Aquí te explicamos los tratamientos más habituales para aliviar los síntomas de la artrosis:

  • Tratamiento médico. En un estado inicial de la dolencia, mediante medicamentos se consigue aliviar los dolores, detener las inflamaciones y mejorar la capacidad motora. Uno de los fármacos más conocidos para las molestias articulatorias son los antirreumáticos no esteroideos, abreviado ARNS.
  • Fisioterapia. Mejora la movilidad de las articulaciones y alivia el dolor.
  • Sustitución del líquido articular. Este tratamiento se utiliza frecuentemente, y con gran éxito, especialmente en el caso de la artrosis de rodilla. Se inyecta líquido articular, ácido hialurónico, directamente en la cavidad articular.
  • Medidas quirúrgicas. Algunas intervenciones pueden realizarse de forma ambulatoria, como por ejemplo la artroscopia. Con esta intervención la articulación se limpia y se lava y el cartílago se alisa. Otro procedimiento es la abrasión, en la que la capa superior del cartílago articulatorio se desgasta de forma mecánica. Entonces se estimula al cuerpo para que produzca nuevo material cartilaginoso. El último recurso es la sustitución de la articulación cuando los demás tratamientos no han conseguido aliviar las molestias. 

¿Es recomendable hacer ejercicios para artrosis?

Las articulaciones que se ejercitan con frecuencia se mantienen en mejor forma. Los médicos recomienden a las personas con artrosis que practiquen algún tipo de actividad física. Esto ayuda a encontrarse mejor.

En el caso de las personas que están afectadas por la artrosis, parece demostrado que es más importante la frecuencia con que se practica el ejercicio que la intensidad.

¿Qué tipo de ejercicios son más recomendables para artrosis?

Te presentamos un grupo de ejercicios que te ayudarán a aliviar el dolor que produce la artrosis y que además te ayudarán a mantener un buen estado físico:

  • Caminar o pasear en bicicleta. Es el ejercicio más sencillo de realizar, algo que casi todos podemos hacer. Se ejercita la musculatura de las piernas y se reduce el dolor de las articulaciones afectadas.
  • Tai chi. Es un ejercicio que se caracteriza por movimientos lentos y fluidos. Mejoran el equilibrio, la fuerza y el control del propio cuerpo. En personas mayores, mejora el bienestar psicológico y el estado de salud general. En las personas con artrosis, reduce el dolor y mejora la funcionalidad de las articulaciones. Tiene la ventaja de que no es necesario estar en forma y sin tener conocimientos previos.
  • Nadar y aquagym (o gimnasia en el agua). Este ejercicio mejora la flexibilidad de las rodillas y la cadera. También ayuda a aumentar la fuerza muscular y la capacidad aeróbica.

De todos los ejercicios que te hemos recomendado, el mejor será aquél que estés dispuesto/a a hacer.

Además de la práctica de ejercicio habitual, una buen complemento para  aliviar los síntomas de la artrosis es la tecnología de Andulación®.  El dispositivo Andumedic®3 puede ayudarte en casa a aliviar el dolor y mejorar tu calidad de vida.

artritis

Vota el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *