Dolor de espalda por ansiedad

22.02.2017

En ocasiones el dolor que padecemos en alguna parte de nuestro cuerpo viene dado por otras afecciones de origen psíquico. Hoy en el blog de las personas que viven con dolor te hablamos de dolor de espalda por ansiedad.

Dolor de espalda por ansiedad
Casi todos experimentamos algún tipo de dolor de espalda. Los pensamientos y emociones pueden estar en el origen del problema. En casos como el dolor de espalda por ansiedad se debe buscar su verdadero origen.

A menudo, el dolor de espalda se trata de resolver desde un punto mecánico y se aplican tratamientos para aliviarlo o para intentar reducirlo. Sin embargo, el dolor debe interpretarse como un aviso del organismo de que algo anda mal y que puede ayudar a encontrar el verdadero origen del problema. De lo contrario, si no se detecta la verdadera causa, cualquier solución terapéutica que se aplique para aliviar el dolor será temporal y este reaparecerá. En este sentido la ansiedad es una de las emociones que están tras el dolor espalda.

La ansiedad en el origen del dolor de espalda

El origen del dolor de espalda suele depender de diversos factores. Esto no significa que no pueda haber una emoción soterrada, que sea la causa principal del problema o que haya contribuido a agravarlo. En muchas de las ocasiones al separar el dolor de origen traumático, por problemas congénitos de la columna o por patologías graves, es posible llegar a encontrar la participación activa de las emociones en el origen del dolor. Las emociones pueden modificar la manera en que algunas personas viven el dolor de espalda.

¿Qué causa el dolor de espalda por ansiedad?

El estrés y la ansiedad producen una liberación de adrenalina que puede provocar una mayor contractura muscular. Ese podría ser el origen del dolor. Esto explica que, aunque no haya ningún problema estructural, como la artrosis, una hernia discal o escoliosis, se produzca una tensión muscular elevada que provoque el dolor. Por ello, si las emociones son la fuente del malestar lumbar, la persona debe averiguar qué le pasa para poder tratar su dolor.

¿Cómo actúa la ansiedad en nuestro organismo?

Cuando nos sentimos en peligro, se activan los músculos lisos, el músculo cardíaco y las glándulas de nuestro organismo. Este sistema libera un neurotransmisor, la adrenalina, que pone a nuestro organismo en un estado de alerta. Innmediatamente nuestros valores se alteran: el ritmo cardíaco, la tensión arterial, valores en sangre, la función de nuestros órganos…

La ansiedad que se perpetúa en el tiempo puede provocar trastornos de nuestros músculos y articulaciones.

¿Qué puede causar de la ansiedad?

Como hemos visto, para poder aliviar el dolor en la espalda deberemos conocer cuál es el origen de nuestra ansiedad. Existen factores hereditarios y genéticos que hacen que ciertas personas sean más proclives que otras a padecer este trastorno. También hay causas externas que pueden originar o acrecentar la ansiedad como, por ejemplo:

  • Enfermedades o afecciones que implican dolor crónico
  • Estrés negativo
  • Mala alimentación
  • Descanso insuficiente

dolor de espalda

Dolor de espalda por ansiedad
5 (100%) 1 vote