Dolor de riñones, ¿a qué se debe?

18.04.2017

Cuando se produce dolor en alguno de nuestros órganos más importantes, es necesario prestarle especial atención. Hoy en el blog de las personas que viven con dolor te hablamos del dolor de riñones y sus posibles causas.

Dolor de riñones: principales causas
Y es que todos sabemos que los riñones son muy importantes, intervienen en el proceso de desintoxicación y depuración de nuestro cuerpo. Mediante la orina eliminan no solo las sustancias de desecho sino también las toxinas.

Pero no es su único papel en nuestro organismo, además realizan otras funciones como estimular la creación de glóbulos rojos en la sangre, por ejemplo.

¿Qué causa el dolor de riñones?

Cuando hablamos de dolor de riñones nos referimos a un dolor en el costado que puede tener su origen en estos órganos o no.

A continuación, te mostramos una serie de afecciones que pueden originar el dolor de riñones:

  • Quistes renales.
  • Consumo de algunos medicamentos.
  • Inflamación del riñón, nefritis.
  • Cálculos renales.
  • Infecciones, como de orina.
  • Nefritis tuberculosa.
  • Diabetes.
  • Cáncer renal.
  • Artrosis.
  • Hernias discales.
  • Desgarros musculares.
  • Osteoporosis.
  • Embarazo.
  • Lumbalgia.

Como se aprecia, el dolor de riñones puede tener un origen en ese órgano pero también puede ser debido a problemas musculares y similares. Es por lo que el tratamiento se tendrá que adecuar a lo que lo motive. 

El dolor de riñones y el cólico nefrítico

El cólico nefrítico es un dolor lumbar muy intenso, de tipo espasmo, que provoca grandes picos de dolor. Suele estar acompañado de afectación general, sudoración y náuseas o vómitos. En la mayor parte de los casos esta dolencia aparece en varones de 30 a 50 años.

¿Cuáles son las causas del cólico nefrítico?

La causa más habitual es la obstrucción del riñón por un cálculo (más conocida como “piedra”) situado en el uréter. Cuando el cálculo se encuentra en la zona baja del uréter, cerca de la vejiga, pueden aparecer  molestias miccionales. Si se da fiebre de más de 38ºC, además de la obstrucción del riñón, es muy probable que exista infección de orina.

En la formación de estos cálculos del riñón y las vías urinarias intervienen dos tipos de factores:

  • Factores del propio individuo: edad, sexo, antecedentes familiares y anomalías anatómicas o funcionales de los riñones.
  • Factores externos: dependientes de la dieta y de los estilos de vida del paciente. Una dieta rica en proteínas, hidratos de carbono refinados y sodio fomenta la formación de los cálculos. En cambio la ingestión de potasio y de líquidos tienen efectos protectores.

Además de las piedras, cualquier otro elemento que ocupe el uréter y obstruya el riñón puede provocar un cólico nefrítico.

Ahora que ya conozco las causas, ¿cuál puede ser el tratamiento del dolor de riñones?

Cualquier dolor de riñones independientemente de qué lo motiva se puede intentar calmar con el uso de fármacos, según cuál sea ese síntoma principal. En este caso, los antiinflamatorios suelen funcionar muy bien, salvo en el caso del embarazo que entonces será el ginecólogo quien determine los pasos a seguir.

Cuando el dolor de riñones tiene su origen una infección es necesario el uso de antibióticos siempre bajo un estricto control médico. En ocasiones la fisioterapia también será de gran ayuda a la hora de calmar el problema.

A la hora de combatir las piedras en el riñón beber abundante agua resulta muy eficaz para disolver dichos cálculos. Si habitualmente se recomiendan unos dos litros al día, en este caso sería conveniente incluso doblar esa cantidad.

Además, durante los días en los que se mantenga el problema es necesario llevar una dieta especial en la que abunden los alimentos ricos en agua, como la fruta. La sandia, los arándanos o las uvas son muy recomendable Por otra lado es mejor evitar la coliflor, los garbanzos, los nabos o las zanahorias. Este tipo de dieta junto con un aumento en la ingesta de líquidos servirá para eliminar las piedras, si no se consigue puede ser necesario recurrir a la cirugía.

En el caso del cólico nefrítico el objetivo principal del tratamiento es detener el dolor. Para ello hay que administrar analgésicos como el metamizol, o antiinflamatorios-analgésicos del tipo ibuprofeno. En crisis de dolor muy intenso estos fármacos se aplican vía intramuscular o intravenosa.

En caso de no ser expulsado, el tratamiento que se realiza es la cirugía ureteroscópica.

El dolor de riñones durante el embarazo

En el embarazo conseguiremos mejorar el dolor de riñones con una buena postura a la hora de dormir o con el uso de una faja que será una gran ayuda a la hora de soportar el peso de la tripa. Evita mantener mucho tiempo la misma posición. El ejercicio físico moderado puede contribuir a controlar la aparición de este problema. La combinación de calor y frío calma en gran manera las molestias. Por supuesto, el especialista debe determinar si detrás del dolor se esconde una infección.

La terapia de Andulación para aliviar el dolor de riñones

Los dispositivos de la tecnología de Andulación están médicamente probados como el Andumedic® 3 Home. Combina perfectamente la aplicación de calor por infrarrojos con el movimiento vibracional combinado. Se consigue una remisión de la presión en la zona lumbar, una mejor tonificación de toda la musculatura de la espalda y un alivio del dolor de riñones.

Puedes probar una sesión del Andumedic® 3 Home en tu casa de forma totalmente gratuita.  Experimenta ahora gratis y sin compromiso ese remedio para la ciática que estabas buscando pulsando aquí.

Tratar dolor agudo con andulación

Dolor de riñones, ¿a qué se debe?
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *