Distress respiratorio del adulto: causas, síntomas y tratamiento

23.11.2016

Algunas enfermedades nos producen sensaciones que pueden ser angustiosas. Para conocer mejor a una de ellas, hoy en el blog de las personas que viven con dolor hablamos del distress respiratorio del adulto.

Distress respiratorio del adulto

ÍNDICE DE CONTENIDOS:
– Síntomas del distress respiratorio del adulto
– Las causas del distress respiratorio
– Pruebas clínicas para el diagnóstico
– Tratamiento del distress respiratorio del adulto

El distress respiratorio del adulto o síndrome de distress respiratorio agudo se produce cuando hay líquido en los alvéolos pulmonares.

La existencia de líquido en los pulmones implica la reducción de oxígeno en el torrente sanguíneo y, por lo tanto, en el resto de órganos del cuerpo.

Imagínate que de repente echas a correr hasta el límite de tus fuerzas. Paras cuando te falta el resuello y te agachas para intentar que entre oxígeno en tu cuerpo.

Esa sensación de que es imposible llenar los pulmones es la que tiene una persona que padece distress respiratorio del adulto.

El distress respiratorio suele aparecer en aquellas personas que ya padecen una enfermedad pulmonar grave, que tienen alguna lesión importante o han sufrido un fuerte trauma en la cabeza o en el tórax.

La sensación de ahogo no aparece inmediatamente sino que suele presentarse algunas horas, o incluso días, más tarde.

Síntomas del distress respiratorio del adulto

Es posible que la sensación de falta de aire aparezca en forma de respiración dificultosa y en rápidas bocanas. A menudo, entre los síntomas de este síndrome, también se encuentra la presión arterial baja, el cansancio y la confusión.

El riesgo que conlleva para la vida el síndrome de distress respiratorio agudo aumenta con la edad y está relacionado con la gravedad de la enfermedad respiratoria del paciente.

Las causas del distress respiratorio

Las causas suelen estar asociadas con problemas pulmonares o cardíacos.

La sepsis o septicemia es una de las causas más comunes de distress respiratorio. Lo que sucede, en este caso, es que existe una infección generalizada y grave del torrente sanguíneo.

En ciertos trabajos o bajo ciertas circunstancias, una persona se puede ver obligada a respirar sustancias tóxicas, como humo o vapores químicos. Esta inhalación puede provocar el encharcamiento de los alvéolos y la consecuente reducción de la cantidad de oxígeno en la sangre.

Los casos más graves de neumonía también pueden complicarse con distress respiratorio del adulto.

Una lesión en la cabeza o el tórax puede afectar a los pulmones o a las conexiones cerebrales que dan órdenes a este órgano.

Aunque no parezca directamente relacionado, el alcoholismo es otra de las causas principales de aparición del síndrome de distress respiratorio.

Pruebas clínicas para el diagnóstico

Las pruebas de imagen que se suelen llevar a cabo para diagnosticar este síndrome son una placa de rayos X del tórax o una tomografía.

El análisis de sangre también puede ayudar a diagnosticar esta patología. Sirve para medir el nivel de oxígeno que hay en el torrente sanguíneo.

Para descartar problemas cardíacos, que a menudo presentan síntomas similares a los del distress respiratorio, se lleva a cabo un electrocardiograma o un ecocardiograma.

Tratamiento del distress respiratorio del adulto

Es fundamental que la sangre vuelva a estar suficientemente oxigenada. Por esta razón, las primeras medidas que se toman son la ventilación mecánica y el aporte de oxígeno suplementario.

La prescripción de medicación tiene como objetivo evitar que se agrave la dolencia por lo que se dirige a prevenir infecciones y coágulos. También pretende aliviar el dolor y minimizar el reflujo gástrico.

Es posible que hayas oído hablar de la aspirina en relación con este síndrome. Uno de los tratamientos de prevención que se han probado está basado en la ingesta de aspirinas.

Desafortunadamente, ningún estudio ha sido concluyente sobre los beneficios que puede tener la aspirina para evitar el distress respiratorio del adulto.

Asimismo, se pueden realizar técnicas de relajación que permiten controlar la ansiedad y los nervios ya que aliviarán los síntomas de esta afección.

 

New Call-to-action

Distress respiratorio del adulto: causas, síntomas y tratamiento
Vota el artículo