El signo de Lasègue, el test que revela la presencia de una hernia

20.11.2016

El signo de Lasègue es una prueba física que se realiza para comprobar si la lumbalgia que presenta el paciente está causada por una hernia de disco.

La sensación de dolor durante la realización de esta prueba indica que hay algún tipo de irritación radicular, es decir, en las raíces nerviosas.

Además de servir para revelar la presencia de una hernia discal lumbar, el test de Lasègue también da pistas sobre otras afecciones del nervio ciático.

Signo de Lasègue, test para revelar la presencia de una hernia discal lumbar

Las hernias de disco pueden aparecer tanto en la región lumbar como en la cervical. En un artículo sobre la compresión de las raíces nerviosas, traté de explicar a qué responden las letras y números que, a menudo, acompañan los nombres de las dolencias de la columna vertebral.

El signo de Lasègue ofrece información sobre la posibilidad de que exista una hernia entre las vértebras L4-L5, situadas en la parte baja de la espalda, en la zona lumbar.

¿En qué consiste el test?

La prueba es bastante sencilla. El paciente está tumbado con las piernas estiradas; desde esta posición, el terapeuta levanta poco a poco la pierna, con la rodilla extendida, hasta alcanzar los 90 grados.

Con este movimiento, estamos tirando del nervio ciático desde la pelvis hasta el pie. La dificultad estriba en leer la tensión que se crea y la reacción dolorosa en el paciente, si se produce.

El signo de Lasègue y otros tests complementarios

Es muy probable que exista una hernia discal lumbar cuando aparece una reacción dolorosa entre los 30 y los 70 grados de inclinación de la pierna. Los síntomas suelen ser de carácter neurológico; puede tratarse de un entumecimiento o de un cosquilleo –llamado parestesia-.

Aunque el test de Lasègue es bastante fiable, no es definitivo. Hace falta realizar algunas otras pruebas para verificar que realmente existe una hernia de disco.

Signo o test de Bragard

Tras el resultado positivo del test o signo de Lasègue, el terapeuta deja caer la pierna hasta que el paciente deja de sentir dolor. En ese punto, flexiona el pie hacia la pierna y comprueba si se reactiva el dolor a lo largo del nervio ciático.

De nuevo, si el test de Bragard es positivo, es probable que la patología que padece el paciente sea una hernia discal lumbar.

Test de Slump o test de posición contraída

El test de Slump es una variante del signo de Lasègue. Suele utilizarse cuando el test de Lasègue da negativo pero se continúa sospechando que la dolencia puede estar relacionada con un pinzamiento del nervio ciático.

En este caso, es necesario que el paciente esté sentado en el borde de la camilla, con las piernas colgando. El especialista realizará una serie de maniobras manuales que conseguirán ejercer una tensión creciente sobre el nervio ciático.

Otras dolencias reveladas por el signo de Lasègue

Si el test de Lasègue produce una reacción dolorosa fuera del rango entre los 30 y los 70 grados, será indicio de otro tipo de dolencias.

Antes de los 30-35 grados, remite a la articulación sacro-ilíaca, a la altura de la pelvis. También puede haber un problema en el músculo piriforme o piramidal, uno de los músculos que se ocupan de la rotación de la cadera.

Superados los 70 grados, el dolor estará relacionado con la articulación lumbosacra. Es bastante probable que se trate de síndrome de dolor lumbar o, como comúnmente se le conoce, lumbago.

actitud positiva

El signo de Lasègue, el test que revela la presencia de una hernia
Vota el artículo