Ana Isabel Moya: “La primera noche que hice el tratamiento dormí 9 horas, algo que hacía años que no sabía lo que era”

30.04.2019

Ana Isabel Moya padece fibromialgia, artrosis e insomnio, entre otras patologías. Siempre ha sido una persona muy activa, hasta que los dolores la dejaron sin fuerzas y sin ganas de hacer prácticamente nada. Desde hace 6 meses está tratándose con la tecnología de andulación a diario, lo que la ha ayudado a tener más energía y a dormir mejor; en definitiva, a tener una mejor calidad de vida. Ana Isabel nos visitó en las oficinas de HHP Spain para conocer el trabajo que hacemos para ayudar a las personas y explicarnos su experiencia con la andulación.

Ana Isabel


1. ¿Qué patologías o dolores padece?

Que yo conozca, tengo fibromialgia, artrosis y padezco también de insomnio. Eso para mí es lo que más me descoloca en mi día a día.

2. ¿Cuándo empezaste con los dolores?

La fibromialgia no sé cuánto hace que está conmigo, pero empecé a tener sospechas el verano pasado. Coincidió con una etapa de dolencias de mi madre y de muchísimo trabajo donde estoy. Quería hacer muchas cosas, con mucha ansia, y veía que algo me pasaba, porque nunca me recuperaba. No sé si la tengo de antes, pero me saltaron las alarmas cuando empecé a hablar con gente con fibromialgia y me sentía identificada. Entonces pensé: “A ver si va a ser eso lo que tengo.” Cuando un médico me lo dijo por primera vez, me sentí abatida. Pero con una buena actitud las cosas se ven de otra manera. Así que me dije a mi misma: “Tienes que buscar una solución.” Y aunque me costaba, me esforzaba en hacer cosas.

3. Cuéntanos, cómo era tu vida antes de que aparecieran los dolores.

Yo he sido siempre una persona muy activa. He criado a mi hijo sola, he trabajado durante 37 años en una empresa, he cuidado de mi madre en diferentes ocasiones, etc. He podido casi con todo, pero cuando he salido de situaciones así yo me he puesto mala.

4. ¿Y cómo afectó esto a tu día a día?

A mí me llamaba alguien por si me apetecía salir y le decía: “No, porque ya he ido a andar por la mañana, y ahora por la tarde no doy por mi vida un cuarto.” Veía las cosas que tenía por hacer en casa y pensaba: “Esto lo resuelvo yo en un momento, tengo todo el día por delante.” Pero no me acababa la faena, no podía. Escuchaba música y no bailaba, lloraba. Esto fue para mí lo peor, pero luego me decía: “Que hay gente peor, esto no es nada, así que ¡espabila!

5. ¿Cuánto hace que utiliza la andulación?

Concretamente, desde el 17 de noviembre de 2018.

6. ¿Cómo nos conoció?

Le pregunté al Sr. Google. Puse en el buscador: un tratamiento que no sea medicamentoso; y a ver qué podía hacer. Entonces salió HHP.

7. ¿Y cómo ha cambiado su vida desde que utiliza Andumedic3?

Ahora veo que hay salida, que siempre sale el sol, que tengo más energía. No tengo la misma energía que tenía antes de que me detectaran la fibromialgia, pero sí que me noto con más energía que antes de usar la andulación. Además tengo más ganas de hacer cosas; y el día que me encuentro bien, soy súper feliz.

8. ¿En qué aspectos ha notado más los beneficios de la andulación?

Sobre todo a la hora de dormir. El insomnio es algo muy heavy que te toca mucho. La primera noche que hice el tratamiento dormí 9 horas, algo que hacía años luz que no sabía lo que era. Y a la mañana siguiente eres la mujer más feliz del mundo. La persona que duerme a lo mejor no lo valora, pero la persona que no duerme… Y también la energía que me ha dado. Cuando no tengo ganas de hacer algo me voy poniendo retos, me digo a mi misma: “Va, ahora haces esto y luego te pones con lo otro”.

9. ¿Qué es lo que más destacaría del dispositivo de HHP?

Su ergonomía, que es tumbarte y sentirte como en casa, en todos los sentidos. Yo tengo la espalda torcida, la zona lumbar la tengo fastidiada, y los infrarrojos se me acoplan muy bien. A veces me pongo en la camilla y podría dormir ahí perfectamente.

10. ¿Recomienda este tratamiento?

Sí; de hecho lo estoy recomendando. Mi hijo es muy movido y a veces le pongo el Andumedic3 para relajarse. Y cada vez que vienen amigos a casa lo primero que hago es enseñarle el dispositivo y darles una sesión.

¡Muchas gracias, Ana Isabel!

Ana Isabel Moya: “La primera noche que hice el tratamiento dormí 9 horas, algo que hacía años que no sabía lo que era”
5 (100%) 2 vote[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *