Las cinco fases del Parkinson. ¿Cúales son?

10.04.2019

Desde 1997, cada 11 de abril se celebra el Día Mundial del Parkinson, establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS). El Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa que afecta a más de 160.000 personas en nuestro país.

Con motivo del Día Mundial del Parkinson, en el post de hoy os explicamos cuáles son las 5 fases del Parkinson.

fases del parkinson

¿Qué es el Parkinson?

El Parkinson es una enfermedad del sistema nervioso de la cual no se conoce causa, pero que no es contagiosa ni hereditaria. Ésta se caracteriza por la degeneración y muerte de las neuronas encargadas de controlar y coordinar los movimientos.

Esta enfermedad se encuadra dentro de las enfermedades neurodegenerativas, y es crónica, progresiva e incapacitante.

Según la Federación Española de Parkinson, esta enfermedad afecta a más de 160.000 personas en nuestro país. La suelen padecer más hombres que mujeres, y generalmente de más de 60 años, aunque cada vez hay más menores de 45 años con Parkinson.

Fases del Parkinson

La enfermedad del Parkinson tiene 5 fases diferentes. A continuación os explicamos cuáles son las fases del Parkinson:

Etapa 1: En esta fase los síntomas son leves. Empiezan a aparecer los temblores en una parte del cuerpo o dificultades de movilidad. Se detectan algunos cambios en la postura o pequeñas pérdidas de equilibrio. También pueden arrastrar los pies al caminar o notar rigidez, pero aún mantienen la postura erecta y la expresión facial.

Etapa 2: En la segunda fase los síntomas ya aparecen en todo el cuerpo. El afectado empieza a curvarse hacia delante y la expresión de la cara ya se ve afectada. Aparece la bradicinesia (lentitud de movimientos), lo que complica la realización de las actividades diarias. También empieza a notar problemas de equilibro y dificultades para caminar. A nivel psicológico, aparecen síntomas de depresión, así como otros efectos secundarios de la medicación.

Etapa 3: En esta fase los síntomas se agravan. El paciente tiene cada vez más dificultad para caminar y mantener el equilibrio, provocando caídas al pararse o girar. La sensación de dolor y de fatiga se incrementa. Tiene dificultades para comunicarse, y empiezan a aparecer los problemas de insomnio, alucinaciones, cuadros confusionales, así como discinesias (movimientos involuntarios bruscos) y distonía (espasmos, contracciones musculares).

Etapa 4: En esta fase el paciente es incapaz de realizar las tareas cotidianas y necesita de la ayuda de un cuidador. En cambio, los temblores de las primeras fases puede disminuir o incluso desaparecer. El paciente puede caminar pero con muchas limitaciones. La rigidez y bradicinesia son cada vez más visibles.

Etapa 5: El paciente necesita ayuda de un cuidador para realizar cualquier tipo de actividad, pasando mucho tiempo sentado o tumbado en la cama. Las dificultades en el habla y para comunicarse se acentúan.

Evolución de la enfermedad

Las fases del Parkinson se pueden agrupar en tres:

Leve: etapa 1 y 2. Los síntomas son más leves y susceptibles de ser manejados con medicación.

Moderado: etapa 3.

Severo: etapa 4 y 5.

La evolución del Parkinson varía en función de cada paciente. La enfermedad se puede estabilizar en alguna de estas 5 fases y no todos los pacientes presentan todas ellas.

Aunque, como ya hemos comentado, se trata de una enfermedad progresiva, el tratamiento farmacológico y las terapias rehabilitadoras ayudan a ralentizar el avance de la enfermedad y a disminuir la sintomatología, mejorando así la calidad de vida del paciente.

Si quieres conocer más sobre el Parkinson y otras patologías del sistema nervioso, descárgate nuestro ebook gratuito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *