Fibromialgia: ¿embarazo feliz?

29.01.2016

Fibromialgia y embarazo son dos palabras que unidas pueden inquietar a las embarazadas que padecen esta afección. Es por lo que hoy en El blog de las personas que viven con dolor intentamos aclarar las dudas. Y es que esta afección genera el temor de que haga la vida imposible a la embarazada durante los nueve meses, doscientos y pico días que, no lo olvidemos, suponen una de las pruebas más duras para el cuerpo de cualquier mujer.

fibromialgia embarazo

 ¿En qué consiste la fibromialgia?

La fibromialgia es una enfermedad relativamente desconocida; a pesar de que afecta a muchas personas cada año. Se trata de una afección que provoca dolor generalizado y crónico en todo el cuerpo.

Este dolor se ve acompañado por otros numerosos síntomas. Usualmente llega a provocar un gran impacto sobre la calidad de vida. El síndrome de fibromialgia parece afectar más a las mujeres que a los hombres. Es por lo que siendo las mujeres representan el 80% de las personas que padecen esta enfermedad.

El inicio de este síndrome generalmente ocurre durante los primeros años de la edad adulta. Asimismo se caracteriza por síntomas que aumentan o disminuyen en diferentes períodos de tiempo.

Fibromialgia y embarazo

No se conoce a ciencia cierta del curso que puede tomar la fibromialgia durante el embarazo. Por lo general, se acepta que se deben llevar a cabo más investigaciones. Solo así se podrá tener una idea más precisa sobre cómo puede afectar fibromialgia y embarazo.

Lo que sí parece estar demostrado es que las mujeres embarazadas que padecen fibromialgia reportan un incremento de los síntomas de la enfermedad. El tercer trimestre es el más duro y complicado del embarazo. Y es aquí precisamente donde los síntomas de fibromialgia se hacen más patentes.

Asimismo, parece ser que la mayoría de las mujeres analizadas reportan que sus síntomas son más intensos que lo normal hasta tres meses después de haber dado a luz a sus bebés. Se produce además una mayor incidencia de depresión postparto causada por esta enfermedad. Aunque cabe destacar que los bebés nacidos de madres que padecen fibromialgia son sanos y nacen con buen peso al nacer.

Sin embargo, hay médicos que argumentan que el embarazo contribuye a aliviar los síntomas causados por la fibromialgia. Se teoriza que este alivio de los síntomas puede estar causado por los efectos de la hormona ovárica conocida como relaxina. Durante el embarazo, la cantidad de relaxina aumenta hasta un 10% más. También se ha descubierto que los suplementos de relaxina contribuyen a aliviar los síntomas que sufren las mujeres que padecen fibromialgia.

Fibromialgia y embarazo. Consejos para disfrutar de un período de gestación feliz pese a la FM.

1. Elige un obstetra concienciado con la fibromialgia.

Como sabrás por tu propia experiencia, todavía existe la idea de que la fibromialgia es un trastorno psicológico y no una enfermedad real. El primer consejo es tan útil como lógico: elige profesionales de la salud que conozcan bien la fibromialgia y lo que implica tanto la enfermedad como el tratamiento durante el embarazo y el parto.

2. Intenta rebajar tu nivel de estrés.

El segundo consejo es fácil de escribir, pero muy difícil de llevar a la práctica. ¿Cómo podemos rebajar el nivel de estrés y la ansiedad en la etapa del embarazo si padecemos dolor continuo por culpa de la fibromialgia? Algunos trucos:

  • Planifica el futuro a corto plazo todo lo que puedas: desde la habitación donde dormirá el bebé, hasta el reparto de responsabilidades con tu pareja, etc.
  • Delega: permite que tu pareja, tu madre, tus hermanos o tus amigas se hagan cargo de ciertas tareas que implica el embarazo. Esto es, desde preparar la ropa que necesitará el bebé hasta organizar tu agenda para acudir a las citas obligadas con tu matrona.
  • Mímate y déjate mimar: cuida tu alimentación, haz ejercicio físico suave y disfruta de los beneficios de la educación física, realiza técnicas de relajación, regálate una tarde de cine, sal a pasear… Cualquier mujer embarazada debería mimarse durante esos nueve meses de gestación. Además una mujer embarazada que cargue, además, con una fibromialgia debería hacerlo mucho más.

 

Desde aquí te invitamos a que la pruebes de forma gratuita.


New Call-to-action

Fibromialgia: ¿embarazo feliz?
Vota el artículo