¿Fibromialgia reumática o polimialgia reumática?

12.10.2016

Dolencias con nombres similares y síntomas parecidos pueden no tener nada más que eso en común. Es el caso de la fibromialgia reumática, la polimialgia reumática y la artritis reumatoide.

Es importante conocer las diferencias que hay entre ellas ya que el tratamiento no será el mismo para una y otra. El diagnóstico correcto es el primer paso para combatir la enfermedad, paliar el dolor y mejorar la calidad de vida del paciente.

Fibromialgia reumática

La fibromialgia es más común en personas de mediana edad, entre los 20 y los 45 años. Su prevalencia es mucho mayor en mujeres que en hombres.

Aunque se desconoce el origen de esta enfermedad, los estudios indican que los pacientes que padecen alguna enfermedad reumática tienen mayor riesgo de desarrollar fibromialgia. Es el caso de la osteoartritis, el lupus, la artritis reumatoide o la espondilitis anquilosante.

La fibromialgia reumática es un reumatismo no articular, un síndrome consistente en dolor muscular crónico que se asocia con sintomatología psiquiátrica. Para diagnosticarlo, se emplean los puntos gatillo, zonas concretas del cuerpo que se activan de forma dolorosa ante la simple palpación.

Fibromialgia reumática

En el caso de la fibromialgia, ni la actividad ni el reposo prolongado son la respuesta adecuada. Las personas que padecen esta dolencia sienten una constante fatiga, dolor generalizado y persistente, rigidez matinal y debilidad.

Estos síntomas pueden ir acompañados de dolor de cabeza, vértigos, hormigueo en brazos o piernas, colon irritable, sensibilidad a los cambios de clima, alteraciones del sueño, ansiedad o cambios de humor. Como ves, el cuadro de síntomas es muy amplio de ahí que sea complicado realizar un diagnóstico certero.

La búsqueda de las posibles causas de la fibromialgia han llevado a relacionarla con cambios hormonales –en el caso de las mujeres en particular-. La aparición de antecedentes familiares en algunos casos ha llevado a pensar en un posible componente hereditario. También se ha puesto en relación con desequilibrios en la composición química del organismo (niveles bajos de seratonina).

¿Fibromialgia o artritis reumatoide?

La artritis reumatoide es una enfermedad inflamatoria autoinmune que afecta a las articulaciones. Como has visto un poco más arriba, la fibromialgia reumática es una dolencia no articular y no es autoinmune. Además, no aparece ningún tipo de inflamación como sí que sucede en el caso de la artritis y de la artrosis.

La artritis reumatoide debe tratarse lo antes posible ya que, si no se hace, puede llegar a afectar a órganos vitales como el corazón y los pulmones.

Polimialgia reumática

A diferencia de la fibromialgia reumática, la polimialgia suele aparecer en personas mayores de 50 años. Es una enfermedad que causa dolor y rigidez en las áreas del cuello, los hombros y las caderas. El malestar suele aparecer tras pasar mucho rato en la misma postura o por las mañanas, al levantarse de la cama.

El origen de esta patología es también desconocido aunque se ha puesto en relación tanto con el proceso de envejecimiento como con problemas del sistema inmunitario, los genes y, en algunos casos, a consecuencia de alguna infección.

Hay que diferenciar la polimialgia de la fibromialgia ya que la primera es una enfermedad inflamatoria. Para diagnosticarla, se realizan, entre otras pruebas, análisis de sangre. El tratamiento suele estar basado en la prescripción de pequeñas dosis de esteroides.

 

New Call-to-action

¿Fibromialgia reumática o polimialgia reumática?
4.5 (90%) 4 votes