Fibromialgia y alimentación

14.02.2017

La fibromialgia es una enfermedad en la que la alimentación juega un papel muy importante. Hoy en el blog de las personas que viven con dolor te damos recomendaciones fibromialgia y alimentación.

Fibromialgia y alimentación
Este es uno de los temas sobre el que más consultas nos hacéis llegar de forma más frecuente a nuestras redes sociales FacebookTwitter y Google Plus.

¿Qué es la fibromialgia?

La fibromialgia es una enfermedad crónica y una de las causas más comunes de dolor. Se trata de una enfermedad crónica y se caracteriza por dolor músculo-esquelético y reducción del umbral del dolor. Sobre todo es una de las enfermedades más extendidas en mujeres.

La Sociedad Española de Reumatología (SER), nos describe cuáles son las manifestaciones clínicas más frecuentes de esta patología:

  • Dolor muscular
  • Fatiga y cansancio
  • Rigidez
  • Trastornos del sueño
  • Deterioro cognitivo

Además de estas manifestaciones, la fibromialgia suele vincularse con la ansiedad y la depresión. Asimismo también se relaciona con trastornos gastrointestinales.

¿Qué tratamientos existen?

Los tratamientos de la fibromialgia existentes hoy día no son curativos. Todavía se desconocen sus causas por lo que van dirigidos a aliviar los síntomas de los pacientes.

Fibromialgia y alimentación ¿se relacionan?

Para la persona que padece fibromialgia, es muy importante llevar una dieta adecuada. Los síntomas de la fibromialgia pueden mejorar a través de una correcta alimentación. En este sentido, una buena dieta puede aliviar síntomas como el cansancio, la fatiga y el agotamiento. Además ayudará a aliviar el estrés, la angustia, la tristeza y la depresión.

Recomendaciones de alimentación para personas con fibromialgia

A continuación te nombramos una serie de alimentos:

Calcio y magnesio: para los enfermos con fibromialgia es importante tomar alimentos que los contengan como lácteos, espinacas, sardinas, higos, almendras, naranjas o garbanzos.

Omega 3. Se encuentra en el pescado azul, el marisco, yema de huevo lechuga, soja o brócoli.  Tiene un efecto antiinflamatorio y mejora los estados de depresión.

Descartar las grasas y los embutidos.

Vegetales crudos y fruta. Es aconsejable consumirlos diariamente, ya que aumenta el aporte de vitaminas antioxidantes.

Aceite de oliva crudo a diario

Frutos secos a diario. Son recomendados a diario ya que contienen minerales basificantes y ácidos grasos saludables.

Evitar carne o pescado. Son más adecuadas las proteínas de origen vegetal que las de origen animal.

Cereales y legumbres. Recomendables de 3 a 6 raciones diarias (pan, arroz, pan, pasta…)

Evitar alcohol y cafeína.

Dulces sólo ocasionalmente.

 En los casos en  que se produce un brote agudo de dolor es mejor optar por una dieta blanda. Se aconseja asimismo comer muy a menudo en pequeñas cantidades.

Fibromialgia y alimentación: los alimentos sin gluten

La práctica totalidad de alimentos de consumo diario contienen gluten. El exceso de la glucoproteína del gluten  en la alimentación diaria provoca que cada vez haya más alérgicos e intolerantes al gluten. El exceso de esta sustancia puede desajustar nuestro sistema digestivo. Esto ocasiona daños que coinciden con algunos de los síntomas de las personas diagnosticadas con fibromialgia. Es por lo que se elimina el gluten en pacientes con fibromialgia.

 

New Call-to-action

Fibromialgia y alimentación
4.2 (84%) 5 vote[s]