Fibrositis: causas, síntomas y tratamientos

08.05.2017

Algunas enfermedades requieren que las conozcamos en profundidad para poder así aliviar sus síntomas. Es por lo que hoy en el blog de las personas que viven con dolor te hablamos de fibrositis: causas, síntomas y tratamientos.

Fibrositis: causas, síntomas y tratamientos

¿Qué es la fibrositis?

La fibrositis o fibromialgia es una causa muy común de dolor.  Se trata de una enfermedad crónica y se caracteriza por dolor músculo-esquelético y reducción del umbral del dolor. Se siente más dolor cuando se hace presión en determinadas áreas del cuerpo.

El fuerte dolor se localiza en áreas musculares, además el paciente presenta mucha sensibilidad a cualquier contacto físico con esas áreas del cuerpo. 

Además, la fibrositis suele estar acompañada de otros trastornos. Son indicativos falta de sueño, la rigidez matutina, el cansancio, la depresión, cefalea o la mala digestión, entre otros.

¿Qué causa causa la fibrositis?

Son muchas las alteraciones físicas y psicológicas que pueden desembocar en la fibrositis. Hay casos relacionados con la alteración de la circulación de la sangre, otros se ponen en relación con un posible desequilibrio de los neurotransmisores. Así como se dan casos de origen genético y en el plano psicológico aparece como una causa la depresión ya que está ligada a bajos niveles de una sustancia química muy importante para el cuerpo: la serotonina.

Síntomas de fibrositis: puntos dolorosos o puntos gatillo

Podemos identificar la fibrositis a través de estos puntos. Desde el cuello hasta la rodilla, pasando por la espalda, se pueden encontrar 18 puntos dolorosos o puntos gatillo.

Las zonas de dolor son muy pequeñas por lo que tiene que ser un especialista el que se encargue de dar con ellas. En el caso de la fibrositis, se evidencia su diagnóstico si el paciente siente dolor al presionar en 11 de estos 18 puntos.

Estos puntos son una buena guía. Cuando tenemos sensibilidad en al menos 5 de esas zonas de nuestro cuerpo y el dolor aumenta al presionar, probablemente estemos padeciendo fibrositis.

Dada la dificultad para reconocer las zonas, te aconsejamos que visites a tu médico. El reumatólogo, presionará estos puntos uno por uno y observará la reacción del paciente. Los “puntos gatillo” se pueden detectar presionado diferentes áreas del cuerpo que aquí te enumeramos:

  • Segunda costilla.
  • Cervical inferior.
  • Occipucio.
  • Epicóndilo lateral.
  • Trapecio.
  • Supraespinoso.
  • Trocánter mayor.
  • Glúteo.
  • Rodillas.

Como te comentábamos, existen otros síntomas, que si se presentan en un número aproximado de tres, también pueden también ser significativos a la hora de diagnosticar la fibrositis:

  • Problemas de sueño. Insomnio, sueño ligero o despertarse a lo largo de la noche.
  • Problemas digestivos. Se puede experimentar diarrea, estreñimiento, dolor abdominal…
  • Se pueden dormir distintas zonas del cuerpo y sentir también un hormigueo en esas partes.
  • Piernas inquietas. Se puede experimentar especialmente durante la noche.
  • Problemas de piel. Granos, picores, o inflamación de algunas zonas.

¿Existe algún tratamiento para la fibrositis?

Aún no se conoce un tratamiento que cure totalmente la fibrositis.  Los tratamientos existentes buscan aliviar el dolor, mejorar la calidad de sueño, así como velar por el equilibrio emocional del paciente. Todo con el fin de mejorar la condición de vida de quién la padece.

Existen en cambio tratamientos paliativos, hábitos saludables y dietas que conseguirán que te sientas mejor.  

El tratamiento de la enfermedad se debe realizar desde diferentes puntos de vista. Es vital tratar tanto los síntomas psicológicos como los físicos. El ejercicio, realizado de forma moderada, es muy conveniente.
Cualquier tratamiento que haga que te sientas bien, es una buena opción.

Muchos pacientes han probado la aromaterapia y les ha ido bien. Otros prefieren terapias alternativas, desde masajes a acupuntura pasando por la ozonoterapia.  

La Andulación

La tecnología de Andulación® es una gran aliada para aliviar los síntomas de la fibrositis. Es un tratamiento que actúa por todo el organismo y que combina vibraciones con calor por infrarrojos. Alivia el dolor y ayuda a mejorar el estado de salud en general, ya que relaja el sistema nervioso y mejora la circulación sanguínea. Desde aquí te invitamos a que la pruebes de forma gratuita.

New Call-to-action

Fibrositis: causas, síntomas y tratamientos
4 (80%) 2 votes

2 opiniones en “Fibrositis: causas, síntomas y tratamientos”

  1. Tengo 35 años y tengo todos estos sintomas pero sobretodo es el problena de orina mixiono a cada rato….cuando tomo agua….nos e si tendra k ver con esta enfermedad…pero me gusto mucho esta unfirmacion mejor k todas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *