Hernia epigástrica: síntomas, causas y tratamientos

06.06.2017

Algunos tipos de hernias pueden conllevar riesgos severos y requerir cirugía con urgencia. Es por lo que hoy en el blog de las personas que viven con dolor te hablamos de la hernia epigástrica.

Hernia epigástrica, síntomas, causas y tratamientos

¿Qué es la hernia epigástrica?

La hernia epigástrica, a diferencia de la hernia discal de la que te hablamos en “Hernia discal, causas y tratamientos“,  es un tipo de hernia abdominal. Las hernias abdominales son un defecto de la pared abdominal, que causa la salida al exterior de algún tejido u órgano, principalmente el intestino. La salida al exterior de estos elementos provoca la formación de un bulto que se puede ver y palpar.

Hay que destacar que la aparición de hernias epigástricas se produce tres veces más en hombres que en mujeres.

Si quieres conocer más sobre los tipos de hernias existentes, te recomendamos nuestro artículo “¿Qué es una hernia? Tipos y causas más comunes

¿Cuáles son los síntomas de una hernia epigástrica?

El principal síntoma de la hernia epigástrica es el abultamiento que se percibe en la zona entre el esternón y el ombligo. En el momento en el que se realiza algún esfuerzo abdominal, la hernia se puede hacer más evidente aumentando el tamaño del bulto.

Otro de los síntomas de la hernia epigástrica puede ser el dolor, de leve a moderado, haciéndose más intenso con la práctica de ejercicio, tos, palpación de la hernia, etc. En muchos casos la hernia epigástrica no causa dolor, sino que solamente se observa la protuberancia al realizar algún esfuerzo.

Puede que la hernia se estrangule, esto es, queda atrapada en el orificio herniario e incluso provocar una falta de riego sanguíneo en la zona. En este caso la hernia provoca dolores severos.

Finalmente, el estreñimiento podría ser otro de los síntomas, debido a la obstrucción de parte del intestino que protruye en el saco herniario.

¿Qué causa una hernia epigástrica?

En el caso de que una persona padezca una hernia epigástrica, el entrecruzamiento de las fibras aponeuróticas (que mantienen firme el abdomen) no es uniforme y se encuentran más separadas entre sí. Esto aumenta las posibilidades de que se produzca un desgarro en la zona.

El entrecruzamiento de fibras es de origen congénito. Si la pared abdominal no está bien formada de nacimiento, provocará su debilitamiento. Esto es lo que hace que se forme la hernia epigástrica.

Además otras causas que la pueden producir como: el levantamiento de mucho peso, la realización de grandes esfuerzos físicos, embarazo en el caso de mujeres, envejecimiento, sobrepeso, etc. La realización de cualquier actividad que ocasione una presión en el abdomen, podrá causar el debilitamiento del tejido.

Finalmente, el debilitamiento de la pared abdominal también puede producirse debido a una incisión quirúrgica previa en el abdomen.

¿Qué tratamientos existen?

Mediante la cirugía, se repara la pared abdominal. En el momento en el que decide operarse para eliminar la hernia epigástrica, debe saber que existen principalmente dos técnicas:

  • Se elimina la hernia epigástrica, además del resto de hernias abdominales localizadas en otros lugares. Consiste en la reintroducción de la hernia en el interior de la cavidad abdominal. Después de reintroducirla, se colocará una malla quirúrgica de material sintético en el interior de la cavidad abdominal. Esto hará que la zona debilitada se mantenga fuerte e impedirá que la hernia se vuelva a producir.
  • Hernioplastia laparoscópica. Se realiza mediante laparoscopia, es decir, mediante una técnica de mínima invasión que permite recuperarse en menos tiempo. También se coloca una malla quirúrgica de material sintético en la pared abdominal dañada.
  • Consiste en la reintroducción de la hernia en el interior de la cavidad abdominal como la hernioplastia. Una vez reintroducida la hernia, se dan puntos de sutura en la zona defectuosa de la pared abdominal.

La terapia de Andulación para aliviar los síntomas de la hernia epigástrica

La Andulación® basa sus efectos terapéuticos en dos tratamientos complementarios: la aplicación de calor por infrarrojos apoyado por unos suaves movimientos vibracionales.

Las sesiones de terapia con uno de los dispositivos médicos más apropiados para aliviar  el dolor: el ANDUMEDIC® 3 HOME.

New Call-to-action

Hernia epigástrica: síntomas, causas y tratamientos
5 (100%) 1 vote

2 opiniones en “Hernia epigástrica: síntomas, causas y tratamientos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *