La importancia de mantenerse bien hidratado

13.08.2019

Más de un 60% de nuestro cuerpo es agua, un elemento esencial para mantener una buena salud. Por eso es muy importante estar siempre bien hidratado.

Hay que tener una buena hidratación durante todo el año, pero especialmente en los meses de verano, cuando el calor aprieta, ya que, al sudar más, toda esta agua de nuestro cuerpo hay que reponerla.

En el post de hoy te dejamos algunos consejos para estar bien hidratado en los días de más calor.

hidratado

Importancia de la hidratación

Como decíamos al inicio de este post, más del 60% de nuestro cuerpo es agua, una cifra que varía en función de la edad, sexo y condición física de cada persona. Esta agua es necesario reponerla, por eso es muy importante estar bien hidratado durante todo el año, pero especialmente en los meses de verano, ya que el calor hace que nos deshidratemos más fácilmente.

Mantener una buena hidratación tiene una serie de beneficios para nuestro organismo:

– El agua contribuye a mantener las funciones físicas y cognitivas normales, además de a la regulación de la temperatura corporal.

– Beneficia la lubricación de articulaciones, ligamentos y cartílagos, y proporciona soporte estructural a los tejidos musculares.

– Favorece la eliminación de impurezas y toxinas.

– Participa en diferentes funciones del organismo imprescindibles para mantener un buen estado de salud.

Para concienciar a la población de la importancia de una buena hidratación, existe el Observatorio de Hidratación y Salud, una institución de carácter científico-técnico con multitud de información y consejos sobre el tema.

Consejos para estar hidratado

Si seguimos una serie de consejos, conseguiremos estar bien hidratados y así evitar esos temidos golpes de calor que nos pueden dar por las altas temperaturas.

1. Empieza el día con agua: bebe un vaso de agua nada más levantarte para que tu cuerpo se active de forma automática.

2. Bebe entre 2 y 3 litros de agua al día: intenta ir bebiendo de forma constante durante todo el día y en pequeñas cantidades.

3. Ingiere alimentos ricos en agua: más adelante te explicamos cuáles son.

4. No esperes a tener sed para beber: la deshidratación empieza antes de sentir sed.

5. Evita el alcohol y bebidas con gas: este tipo de bebidas deshidratan.

6. Combina el agua con otras bebidas que también hidratan: zumos, bebidas energéticas, infusiones o lácteos.

7. Vigila las pérdidas excesivas a través del sudor: para ello evita exponerte muchas horas al sol, evita los esfuerzos físicos y utiliza ropa fresca y poco ajustada.

8. Cosméticos: algunas máscaras faciales, cremas exfoliantes y baños de leche aseguran una hidratación completa.

9. Evita el estrés y el nerviosismo: provocan un mayor consumo corporal de agua.

10. Duchas de agua templada o fría: el agua excesivamente caliente provoca sequedad en la piel.

11. Controla la humedad de los espacios cerrados: el aire acondicionado y los espacios cerrados resecan el ambiente. Esto se puede compensar aumentando el consumo de agua o con el uso de un humidificador.

Alimentos ricos en agua

Como decíamos, mantener una dieta sana y equilibrada que incluya alimentos ricos en agua nos ayudará a mantener una buena hidratación, especialmente en verano. Estos son algunos de los alimentos que contienen más agua:

Sandía: El 93% de la sandía es agua, además de aportar fibra, antioxidantes y vitaminas B y C.

Piña: Diurético natural que ayuda a depurar nuestro cuerpo.

Melón: cada ración contiene un 90% de líquido.

Pepino: sirve para drenar nuestro cuerpo gracias a su aporte de agua y su frescura.

Espárragos: tienen propiedades diuréticas que favorecen la eliminación de toxinas.

Tomate: además de agua, aporta antioxidantes, fibra y vitaminas.

Naranja: por cada 100 gramos, 86,34 son agua, además de aportar una gran cantidad de micronutrientes.

Fresas: además de hidratar, ayudan a nuestra piel a protegerse de los efectos negativos de los rayos del sol.

Ciruela: tiene un alto contenido en potasio, un mineral esencial para mantener el agua de nuestro organismo en los niveles adecuados.

Y si quieres conocer otros consejos sobre cómo combatir el calor en verano descárgate esta guía gratuita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *