Incapacidad permanente por depresión

15.02.2017

A la ya complicada situación de la persona que padece este trastorno, se une la dificultad para solicitar la incapacidad permanente por depresión. Hoy en el artículo del blog de las personas con dolor queremos ayudarte a resolver tus dudas.

Incapacidad permanente por depresión
Es una de las consultas que nos hacéis llegar a nuestras redes sociales sociales FacebookTwitter y Google Plus.

¿Conoces bien qué es la depresión?

En primer lugar conviene conocer exactamente qué es la depresión. Hablamos de depresión cuando una persona sufre tristeza sin una razón para ello y le impide desarrollar su vida normal. Entonces este sentimiento se convierte en algo patológico.

En España la depresión afecta al 10% de sus habitantes y al doble de casos en la población femenina que en la masculina.

La incapacidad permanente por depresión de larga duración

La depresión de larga duración es una de las enfermedades más demandadas en las reclamaciones de incapacidad permanente.

La incapacidad permanente, suele ser más evidente en un padecimiento físico, que en los trastornos mentales. Este factor hace posible pensar que se puede trabajar y, sin embargo, padecer una falta de dominio de la voluntad necesaria para realizar la prestación.
Un buen diagnóstico es clave

Según el Col·lectiu Ronda, es importante determinar el origen de la patología ya que contribuye a determinar el importe de prestaciones y posibles indemnizaciones. También resulta importante la determinación de la graduación de la enfermedad, que para los casos graves, es absoluta.

La valoración psiquiátrica es fundamental para que prospere la petición de incapacidad  permanente por depresión. Asimismo es importante que el especialista clínico elabore el informe de forma que ayude a la Administración y a los tribunales a comprender si la enfermedad mental de un trabajador le incapacita para continuar en su puesto.

Conseguir la incapacidad permanente por depresión

Cuando una persona padece un trastorno crónico, como una depresión, que deriva en bajas permanentes y sucesivas, es habitual que el Instituto Nacional de Seguridad Social cite al trabajador/a para pasar el Tribunal Médico. Éste determinará su situación está cronificada, o no es duradera, aunque quepa una situación de incapacidad permanente.

Ante esa valoración médica, si la situación de depresión está bien documentada, e incapacite para la actividad laboral, se le dará al paciente una incapacidad. Ésta será revisada por el INSS en un plazo entre 6 meses y 2 años. De manera posterior, una vez revisado, se podrá continuar en la situación de baja por incapacidad o le darán el alta.

Para establecer la incapacidad permanente se utilizan dos criterios:

  • Criterio médico. Determinar la depresión con efecto invalidante puede concluirse de la gravedad o del momento en el que surge la incapacidad permanente.
  • Criterio jurídico. La determinación del daño que genera la incapacidad conlleva consecuencias esenciales en la intensidad de la protección. No es lo mismo que el origen sea laboral o común como tampoco que derive de una enfermedad o de un accidente no laboral.

¿Cuántos grados de incapacidad permanente hay?

Es en el Instituto Nacional de la Seguridad Social donde se calificará el grado de la incapacidad permanente.

Según este Instituto, nuestro ordenamiento jurídico clasifica en cuatro los grados de incapacidad permanente:

  • Incapacidad permanente parcial para la profesión habitual
  • Incapacidad permanente total para la profesión habitual
  • Incapacidad permanente absoluta para todo trabajo
  • Gran invalidez

Cada uno de estos grados dará derecho, en su caso, a la correspondiente prestación económica por incapacidad permanente.

Para beneficiarse de estas prestaciones hace falta estar incluidos en el Régimen General de la seguridad Social. Además, no se debe haber alcanzado la edad de jubilación, se debe estar afiliado y en situación de alta.

Nuestra recomendación es que si estás en alguna situación de incapacidad permanente, te asesores por profesionales.


actitud positiva

Incapacidad permanente por depresión
3.6 (72%) 5 votes