Las 5 etapas de la enfermedad de Parkinson y sus consecuencias

05.12.2016

Al Hablar de la enfermedad de Parkinson y sus consecuencias hay que saber diferenciar entre los diferentes estadios del trastorno en la persona. Los síntomas no se manifiestan con la misma intensidad ni frecuencia en los inicios, cuando acaba de empezar a producirse la alteración neurológica, que pasados unos meses o años.

Primera etapa de la enfermedad de Parkinson

Este primer estadio se caracteriza por la aparición de síntomas leves. En esta etapa, los pacientes:

  • Comienzan a notar síntomas en una parte del cuerpo, aunque no son del todo evidentes.
  • Suelen escuchar a familiares y amigos hacerles comentarios acerca de un cambio en su postura, en su manera de caminar o, incluso, en sus expresiones faciales.
  • Ninguno de los síntomas que se produzcan llegará a interferir con sus tareas diarias.

En este estadio se da la forma más leve de Parkinson, de consecuencias casi imperceptibles. El estilo de vida de la persona continúa sin cambios aunque, quienes se encuentren más conectados con su cuerpo, pueden empezar a sospechar las señales de que algo ha cambiado en su organismo. Caso de detectar anomalías y acudir al médico para recibir diagnóstico, el tratamiento funcionará de forma eficaz, logrando minimizar y reducir estos primeros síntomas.

 

Etapa 2: Parkinson consecuencias moderadas

Pese a que los síntomas en este estadio son mucho más notables y fáciles de percibir que en la etapa anterior, todavía se puede hablar de consecuencias moderadas. Los pacientes que han llegado a este punto:

  • Seguramente ya han acudido a su médico para recibir un diagnóstico.
  • Son conscientes de la rigidez y los temblores, que se dan en ambas partes del cuerpo.
  • Han experimentado cambios en la expresión facial y, a veces. también en el habla.

Aunque su actividad cotidiana se ve afectada por la rigidez en las extremidades todavía los pacientes no se encuentran en el grupo de riesgo de caídas. No obstante, es común que se desarrollen las primeras dificultades para caminar o, si ya habían aparecido, que aumenten de intensidad.

 

El punto de inflexión en el desarrollo de la enfermedad de Parkinson

La tercera etapa evolutiva de la enfermedad de Parkinson, de consecuencias más graves, marca un cambio en la progresión de la sintomatología del paciente. Ésta viene marcada por:

  • Pérdidas de equilibrio y riesgo de caídas.
  • Lentitud de movimientos.
  • Disminución de los reflejos.

Si bien es cierto que muchos de los síntomas son los mismos que en la etapa 2, en esta etapa el Parkinson afecta significativamente las tareas diarias. Muchas personas son capaces de completarlas de forma autónoma, especialmente si combinan la medicación con terapia ocupacional, lo que influye también en su calidad de vida y su estado de ánimo, que mejoran.

 

Cuando el Parkinson hace que se pierda la independencia

Al alcanzar la cuarta etapa de la enfermedad de Parkinson, las consecuencias empeoran, hasta el punto de que la mayoría de pacientes requieren de apoyo en su día a día. Esta ayuda puede consistir en:

  • Andadores.
  • Dispositivos de ayuda a diferentes tareas.
  • Necesidad de asistencia durante unas horas al día.

Si en la etapa anterior era posible y viable vivir sin ayuda, en este estadio ya no es recomendable. Las disminuciones significativas en los tiempos de movimiento y reacción hacen que muchas tareas diarias sean imposibles y que, además, puedan resultar extremadamente peligrosas.

 

Parkinson: consecuencias en su etapa más avanzada

El avance de la enfermedad de Parkinson se divide en cinco etapas. Llegar a la última implica haber aprendido a vivir con la enfermedad y conocerla mejor aunque, también supone encontrarse en una condición física más débil.

La rigidez ha aumentado y los problemas de equilibrio son mayores, dificultando el permanecer de pie. Estos dos síntomas avanzados hacen necesario el contar con asistencia durante las 24 horas del día para evitar caídas. En algunos casos, los pacientes en este estadio pueden experimentar alucinaciones y delirios como consecuencia de la medicación.

Llegados a este punto, es esencial trabajar por mejorar la calidad de vida del paciente, tratar de reducir su dolor y liberarle del estrés asociado a una enfermedad crónica tan desarrollada.

 

New Call-to-action

Las 5 etapas de la enfermedad de Parkinson y sus consecuencias
4.4 (88%) 5 votes