Lesión de isquiotibiales: consejos y tratamiento

14.03.2018

La lesión de isquiotibiales es muy común entre las personas que realizan deporte con regularidad. Hoy en El blog de las personas que viven con dolor te explicaremos en qué consiste y te daremos una serie de consejos para prevenirla así como te daremos a conocer cuáles son los tratamientos adecuados.

lesion de isquiotibiales consejos y tratamientos

¿Qué son los isquiotibiales?

Los isquiotibiales son los músculos que se encuentran en la parte posterior del muslo. Se trata de un grupo muscular de gran fuerza, por lo que está más expuesto a padecer roturas y tendinopatías.

El músculo isquiotibial está formado por el semimembranoso, el semitendinoso y el bíceps femoral. Se extiende desde la pelvis hasta la parte inferior y posterior de la rodilla. Es un músculo que conviene cuidar especialmente ya que es propenso a sufrir lesiones. Además, su contracción puede ocasionar problemas de espalda.

La lesión de isquiotibiales, frecuente entre corredores

Las lesiones más comunes de isquiotibiales son las distensiones, la rotura de fibras y la contractura muscular.

Es una lesión muy frecuente en deportistas que generalmente sufren de roturas en el bíceps femoral. Concretamente es una de las lesiones más frecuentes entre los corredores. Padecer un pinchazo, una contractura, una distensión o una rotura de fibras en los isquiotibiales a causa del running es habitual en todo tipo de corredores.

¿Cuáles son los síntomas de una lesión de isquiotibiales?

El síntoma característico de este tipo de lesión es el dolor intenso en la zona posterior del muslo. Según sea el tipo de lesión (distensión, contractura, esguince o rotura) se pueden apreciar diferentes síntomas. De todas formas, el dolor, la incapacidad de movimiento, la pérdida de fuerza muscular y la inflamación son comunes a todos ellos.

¿Cuáles son las causas de la lesión de isquiotibiales?

La causa más común de la lesión de isquiotibiales es el traumatismo ocasionado por fuertes golpes o impactos. Además, un sobreesfuerzo o un entrenamiento de fortalecimiento que no se realice con estiramientos musculares previos puede ocasionar una distensión, contractura o rotura de fibras.

Existen algunos factores que pueden aumentar el riesgo de sufrir lesiones de isquiotibiales como por ejemplo:

  • Práctica de deportes. Los deportes que requieren saltar, correr u otras actividades, como bailar, que podrían requerir un estiramiento extremo, hacen que aumenten las probabilidades de tener una lesión en los músculos isquiotibiales.
  • Lesiones anteriores a los músculos isquiotibiales. Después de sufrir una lesión en los músculos isquiotibiales, es más probable tener una nueva. Sobretodo, al reanudar las actividades con el mismo nivel de intensidad previo a lesión antes de que los músculos tengan tiempo de curarse y de recobrar la fuerza.
  • Flexibilidad deficiente. Esta condición hace posible que los músculos no puedan afrontar toda la fuerza de la acción que se requiere durante determinadas actividades.
  • Desequilibrio muscular. Un desequilibrio muscular puede provocar una lesión en los músculos isquiotibiales. Cuando los músculos que se encuentran a lo largo de la parte delantera del muslo —los cuádriceps— se tornan más fuertes y se desarrollan más que los músculos isquiotibiales, es más probable sufrir una lesión de los músculos isquiotibiales.

Asimismo otros factores aumentan el riesgo de una lesión de isquiotibiales:

  • Esfuerzo excesivo.
  • Clima frío.
  • Sobrepeso. En este sentido siempre podemos acudir a dietas saludables para adelgazar.
  • Deshidratación.
  • Lesión en el muslo anterior.

En el caso de los corredores, las principales causas de las lesiones en los isquiotibiales están derivadas por algunos factores de riesgo como:

  • Uso de zapatillas que no se ajustan a las características de corredor que podemos tener.
  • Sobreesfuerzo superior a las capacidades.
  • Anteriores lesiones en la zona del muslo de la pierna.
  • Entrenamientos sin estiramientos previos ni posteriores.

¿Se puede prevenir la lesión de isquiotibiales?

Para prevenir la aparición de esta lesión lo más recomendable es la realización de estiramientos. Éstos se deben realizar de forma lenta y delicada hasta notar una ligera tensión. Asimismo se debe evitar la práctica deportiva en climas excesivamente fríos y aplicar calor en los músculos isquiotibiales antes de la realización una actividad deportiva.

Para proteger este grupo muscular es necesario trabajarlo correctamente. Para ello se pueden combinar los ejercicios de fortalecimiento con los estiramientos. Estos ejercicios, practicados de forma regular deben formar parte de un programa general de acondicionamiento físico. Éstos pueden ayudar a minimizar el riesgo de lesión isquiotibial. Asimismo se debe tratar de estar en forma para practicar deporte.

En los casos en los que tengamos un trabajo físicamente exigente, el acondicionamiento regular puede ayudarnos a prevenir lesiones. En este sentido, el médico nos dará un programa de ejercicios de acondicionamiento adecuados.

¿Cuál es el tratamiento de una lesión de isquiotibiales?

A la hora de tratar las lesiones en los isquiotibiales es importante seguir una serie de recomendaciones. Se evitará así recaer en la lesión y prevenirse de futuros contratiempos.

  • Reposo. Dejar de lado la actividad física durante los plazos determinados por el fisioterapeuta.
  • Elevación de la extremidad.
  • Compresión de los isquiotibiales. Se debe realizar un vendaje compresivo en la zona de los isquiotibiales. Lo más aconsejable es que lo realiece un fisioterapeuta.
  • Masajes. El fisioterapueta tratará el dolor de los isquiotibiales y reducirá los tiempos para la vuelta a la actividad habitual.
  • Hielo y antiinflamatorios. Sirven para rebajar las molestias de la zona isquiotibial y disminuir el dolor y la inflamación.

Una vez vayan desapareciendo las molestias de los isquiotibiales, es necesario ir incorporando estiramientos y ejercicios de fuerza y flexibilidad. Se podrán prevenir así futuras lesiones.

 

Guia contracturas y dolor muscular

Lesión de isquiotibiales: consejos y tratamiento
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *