Los huesos carpo, sus fracturas y el síndrome del túnel metacarpiano

02.12.2016

Los huesos carpo son ocho y conforman lo que se puede denominar el esqueleto de la muñeca. Están ubicados en dos filas y, cada uno, recibe un nombre diferente que tiene mucho que ver con la forma que tiene.

El síndrome del túnel metacarpiano es una dolencia de origen neurológico que se produce cuando el nervio mediano, situado en la muñeca, se encuentra presionado. Este nervio facilita el movimiento de las diferentes partes de la mano.

Huesos carpo

La mano está compuesta, en total, por 27 huesos. A su vez, estos huesos están divididos en tres áreas. Una de estas áreas la forman los ocho huesos carpo, todos situados en la muñeca. Las otras dos están constituidas por los metacarpianos y las falanges.

Los ocho huesos carpo

Como te decía al comienzo de este artículo del blog de hhp, los huesos carpo son ocho y forman dos hileras que reciben el nombre de superior e inferior.

Fila superior

La fila superior está formada por:

El escafoides, ese huesecito que a veces se fractura cuando alguien se cae y planta la mano abierta en el suelo como acto reflejo para evitar un mal mayor. La fractura del escafoides es la más común dentro de los huesos carpo.

El semilunar, con forma de media luna, como su nombre bien indica. Este hueso puede padecer una patología por falta de riego sanguíneo que se conoce con el nombre de enfermedad de Kienboeck o necrosis aséptica.

El piramidal también recibe su nombre de la forma de pirámide que tiene, con sus seis caras.

El pisiforme forma un conjunto con el piramidal, llamado articulación pirámido-pisiforme.

Fila inferior

La segunda fila, la inferior, está compuesta de otros cuatro huesos:

El trapecio es el hueso que forma la base del pulgar. Es posible que hayas oído hablar de un tipo concreto de artrosis denominada trapeciometacarpiana o rizartrosis. En este caso, la artrosis aparece en la articulación que une el primer metacarpiano con el hueso trapecio.

El trapezoide es el segundo de la fila y tiene cuatro caras articulares.

El grande está formado por cabeza, cuello y cuerpo. Las fracturas aisladas de este hueso son raras y, en ocasiones, pasan desapercibidas incluso en las radiografías ya que es difícil percibir la leve modificación de lugar que ha sufrido el hueso.

El ganchoso es el último de los huesos carpo. En general, su fractura es rara pero es bastante común en el caso de los golfistas.

Síndrome del túnel metacarpiano

El síndrome del túnel metacarpiano y la tendinitis son, probablemente, las dos lesiones más comunes que sufre la muñeca. Ambas están muy relacionadas con el uso que le damos a la muñeca, una articulación muy castigada por los hábitos actuales de trabajo y vida: uso del ratón y del teclado, movimientos repetitivos, mensajería tipo Whatsapp en el móvil etc.

El túnel carpiano es la parte de la muñeca por la que entra el nervio medio en su camino hacia los dedos. El síndrome del túnel metacarpiano es un estrechamiento del espacio que suceder por la inflamación de los tendones de la muñeca o por la creación de una bursa en la mano.

Una bursa es una como un saco que se llena de líquido; se forma entre un hueso y una articulación o tendón.

Síntomas del síndrome del túnel metacarpiano

Los síntomas más comunes del síndrome del túnel metacarpiano son el hormigueo, el entumecimiento, el dolor en la muñeca, la mano o incluso hasta el codo.

También pueden darse casos de problemas de coordinación con los dedos, a la hora de agarrar algo, por ejemplo. O se puede tener sensación de debilidad cuando se coge peso.

 

New Call-to-action

Los huesos carpo, sus fracturas y el síndrome del túnel metacarpiano
4.3 (85%) 4 votes