Lumbalgia: ¿frío o calor?

31.01.2017

Hoy en el blog de las personas que viven con dolor te vamos a hablar de cuál puede ser el mejor tratamiento para la lumbalgia: frio o calor.

lumalgia: frio o calor

¿Qué es la lumbalgia?

La lumbalgia es un  dolor localizado en la parte baja de la espalda. Es una afección muy frecuente, puede presentarse hasta en el 80% de las  personas en algún momento de la vida.

Es el dolor más frecuente. Existen 3 tipos:

  • Dolor mecánico: es el más frecuente. Aumenta con el movimiento y se reduce o desaparece con el reposo
  • Dolor inflamatorio: Persiste a pesar del reposo
  • Dolor neuropático: Por afección de los nervios que parten de la columna vertebral

La causa más frecuente de la lumbalgia son problemas de columna vertebral, en la mayoría de los casos por alteraciones de la musculatura de la zona. El sobreesfuerzo, las posturas anómalas  o la inactividad física son las causas habituales, a continuación te las detallamos:

  • Cargar mucho peso
  • Debilidad muscular
  • Sobrepeso
  • Desequilibrio postural
  • Ansiedad, estrés, depresión
  • Cambios de tiempo, golpes de aire, humedad

En la mayoría de los casos el dolor se alivia con analgésicos y mejora en dos días.
Tratamiento de la lumbalgia: ¿frío o calor?

Ambos, y es que tanto el calor como el frío pueden ser beneficiosos si sabemos cuándo aplicarlos. La aplicación de frío y calor en la zona dolorida se trata de uno de los remedios caseros más populares y efectivos para tratar la lumbalgia. Lo importante saber cuándo aplicar frío y cuándo calor.

¿Cuando se aplica frío?

El frío nos ayudará a aliviar el dolor y a rebajar la inflamación en caso de dolor muscular.  Nos provocará un efecto relajante. La aplicación de frío en la zona se realizará durante las primeras 48 horas. Lo haremos aplicando una compresa fría o una bolsa de hielo envuelta en una toalla.

¿Cuando se aplica calor?

Cuando no existe hinchazón es mejor optar por el calor. De esta forma aminoraremos el dolor lumbar y favoreceremos la circulación de la sangre, como puede ser en el caso de contractura muscular. Para ello aplicaremos calor local a partir de las 48 horas mediante compresas calientes o una almohadilla eléctrica. Los baños tibios también son excelentes para relajar los músculos y aliviar las molestias.

La aplicación de calor local casero mediante mantas eléctricas, compresa u otros medios suele contribuir a aliviar la sintomatología dolorosa.

Otros tratamientos para aliviar la lumbalgia

La utilización durante las primeras horas de antiinflamatorios en forma de gel o de spray que son fríos nos ayudan tanto a disminuir la inflamación como a calmar el dolor.

Las vitaminas del grupo B(B1,B6,B12),te ayudarán a recuperarte antes, a mejorar la movilidad y a disminuir el dolor.

Durante los primeros días es recomendable realizar cierto reposo.

Podemos acudir a nuestro fisioterapeuta de confianza para que nos aplique masajes en la zona.

¿Se puede prevenir la lumbalgia?

Existen una serie de recomendaciones que si las sigues pueden ayudarte a evitar que te visite esta huésped tan incómoda:

  • Dieta equilibrada y prevenir el sobrepeso.
  • Realizar ejercicio físico: estiramientos, natación…
  • Sentarse en posición recta.
  • Evitar cargar objetos pesados o cargarlos de forma correcta.
  • Evitar dormir boca abajo.
  • Utilizar calzado adecuado.

Si el dolor te lo permite se recomienda que sigas con las actividades habituales de la vida diaria. No se recomienda el reposo en cama excepto si la intensidad del dolor lo aconseja.

Finalmente es conveniente evitar sobrecargar la espalda. Evitaremos la lumbalgia si aplicamos normas de higiene postural en la realización de nuestros movimientos.


dolor de espalda


Lumbalgia: ¿frío o calor?
4.2 (83.64%) 11 votes