Lumbociática, tratamiento con calor infrarrojo

04.10.2016

A menudo, unas dolencias se confunden con otras. Es el caso de la lumbalgia y la lumbociática, dos patologías que difirieren tanto en su origen como en su tratamiento.

En este artículo del blog de HHP, voy a hablar sobre lumbociática, un término que los médicos suelen utilizar cuando una de las raíces que conforma el nervio ciático se haya afectada y el dolor se extiende por la pierna, llegando incluso hasta el pie.

Lumbociática tratamiento con Andulación

El calor infrarrojo y las vibraciones controladas son dos técnicas muy recomendables para tratar esta dolencia ya que actúan sobre la zona afectada, reduciendo la inflamación y la sensación de dolor.

Se denomina ciática al dolor que tiene como origen el pinzamiento o la irritación de las raíces del nervio ciático a la altura de la columna vertebral. Entre los diferentes tipos de ciática, se encuentra la lumbociática.

En la mayor parte de los casos, la lumbociática se debe a una hernia discal aunque también es posible que sea causada por quistes sinoviales, el estrechamiento del canal lumbar o incluso por tumores benignos que aparezcan en los nervios de la zona.

Suele aparecer en personas jóvenes y de mediana edad, entre los 25 y los 45 años.

Lumbociática y lumbalgia, ¿cómo las diferencias?

Para realizar el tratamiento más adecuado, hace falta tener un diagnóstico certero. Por esta razón, si sientes un fuerte dolor lumbar, que aumenta con el movimiento y remite en los momentos de reposo, es bastante probable que padezcas lumbociática pero hay que descartar que sea, entre otras patologías, lumbago.

El dolor suele ser intenso y evoluciona en apenas unas horas, o pocos días, pasando a sentirse una sensación parecida a la de una corriente eléctrica que baja hasta el pie.

La diferencia fundamental entre la lumbociática y la lumbalgia es el origen del dolor. Antes te he comentado que la lumbociática está relacionada con el nervio ciático. Por el contrario, el dolor de lumbago se siente en la parte baja de la espalda y tiene como origen la estructura músculo-esquelética de la columna.

La lumbociática suele remitir a las pocas semanas de aparecer pero no lo hace sola. Requiere reposo y algunas sesiones de tratamiento.

Lumbociática, tratamiento con calor y vibraciones

 

La lumbociática es una de las patologías que puede ser tratada eficazmente a través del calor infrarrojo y las vibraciones. Lo más probable es que notes cómo el dolor que sientes en el nervio ciático, desde la parte baja de la columna hasta el pie, desaparezca a las pocas semanas.

Eso sí, me gustaría insistir en que es muy importante tener un diagnóstico correcto ya que no recibe el mismo tipo de tratamiento la lumbalgia que la ciática o, en concreto, la lumbociática.

New Call-to-action

Lumbociática, tratamiento con calor infrarrojo
Vota el artículo