Maniobra de Spurling, técnica para determinar lesiones cervicales

04.11.2016

La maniobra de Spurling es un test de provocación cervical. Se utiliza para comprobar si existe una lesión en las cervicales, concretamente una radiculopatía cervical. Aunque el nombre suene un tanto rebuscado, simplemente se refiere a la presencia de un pinzamiento de un nervio a la altura del cuello.

Maniobra de Spurling

¿Qué es la maniobra de Spurling?

La maniobra de Spurling se realiza con el cuello en una posición neutral, presionando sobre la parte superior de la cabeza. El paciente está sentado con la espalda recta contra el respaldo de la silla. Este test es una de las pruebas que se realizan para ver si existe un pinzamiento de un nervio cervical.

Un resultado positivo de este test significa que es bastante probable que una raíz nerviosa se haya salido de la médula espinal. En este caso, la columna vertebral cervical se habrá desplazado hacia abajo y el dolor, que comienza en el cuello, se siente incluso en el brazo.

Esta maniobra la puedes encontrar también en muchos textos como test de Spurling o prueba de compresión Spurling. Fue descrita por primera vez en 1944 por Spurling y Scoville. Como es habitual en medicina y ciencia, el nombre es deudor del descubridor, en este caso el primero de ellos.

¿Cómo se realiza la maniobra de Spurling?

El test de Spurling es sencillo. El paciente se sienta cómodamente mientras el especialista se sitúa de pie detrás. La inclinación de la cabeza y el cuello hacia el lado doloroso suele ser suficiente para reproducir el dolor de la lesión.

La inclinación lateral de la cabeza del paciente suele ser de unos 30 grados. En esta posición, el fisioterapeuta ejerce presión sobre la parte superior de la cabeza, generalmente con ambas manos entrelazadas. Esta compresión intensifica los síntomas dolorosos. Por el contrario, la inclinación hacia el lado contrario, alivia el malestar.

Otros tests relacionados con la radiculopatía cervical

Además de la maniobra de Spurling, probablemente más conocida, existen otros tests que se utilizan para determinar si se está frente a un caso de radiculopatía cervical.

  • La maniobra de Valsalva

El efecto que produce esta maniobra es parecido al que provoca inflar un globo. Tomas aire y lo mantienes dentro de ti, la nariz y la boca cerradas. Las cuerdas vocales y la glotis también permanecen cerradas. Su uso está muy extendido, fíjate que incluso es la técnica que emplean los buceadores para compensar las presiones cuando se sumergen en el agua.

En el caso de las molestias cervicales, esta maniobra puede desvelar la presencia de una hernia de disco. Al mantener el aire bloqueado a la altura del tórax, el nervio pinzado se comprimirá más. El paciente notará una irradiación por la pierna, si es una hernia lumbar, o el brazo –si es cervical-.

  • El test de Distracción Cervical

Se suele realizar con el paciente tumbado boca arriba. El especialista se sitúa detrás y toma con las manos la cabeza casi a la altura de la nuca; también se puede realizar con una mano por debajo, en la nuca, y otra en la barbilla.

Si al tirar suavemente, realizando la distracción cervical, el dolor remite, es bastante probable que el diagnóstico sea el de radiculopatía cervical.

  • El test de compresión axial

Se conoce como test de Jackson y sirve, si su resultado es positivo –el dolor aumenta-, para determinar la presencia de una hernia o de una neuropatía por atrapamiento. El terapeuta aplica una compresión axial -fuerza hacia abajo- sobre la cabeza del paciente.

Antes de llevar a cabo la maniobra, el especialista puede girar la cabeza del paciente hacia la izquierda. Si el dolor aparece hacia este mismo lado, se puede tratar de una neuropatía. Si es en el lado derecho donde se refleja, estaremos ante un caso de una protrusión o una hernia.

La maniobra de Spurling desenmascara una radiculopatía cervical

La radiculopatía cervical puede deberse a una hernia discal cervical o a un espolón óseo. La maniobra de Spurling es una de las técnicas que se utilizan para determinar la causa del dolor de cuello.

El tratamiento para uno y otro es diferente. Por esta razón, es necesario tener un diagnóstico exacto de la patología que está provocando la cervicalgia.

New Call-to-action

Maniobra de Spurling, técnica para determinar lesiones cervicales
5 (100%) 1 vote