Consejos para aliviar el vértigo y mareos de origen cervical

08.12.2017

Trastornos como los mareos cervicales o el vértigo pueden afectar claramente nuestra vida diaria. Es por lo que hoy en El blog de las personas que viven con dolor te damos una serie de consejos para aliviarlos.

Consejos para aliviar el vertigo y mareos de origen cervical

¿Qué son los mareos cervicales?

Los mareos cervicales son síntomas del dolor cervical producido por contracturas, tortícolis, e incluso una hernia discal. Se trata de una sensación de mareo e inestabilidad que pueden ir acompañados de cefalea y en menor medida de crisis de vértigos.

Por lo general muchas personas que padecen dolor cervical o del cuello también padecen mareos y vértigos cervicales. En la mayoría de los casos no relacionamos los dos síntomas aunque casi la totalidad de estas molestias tienen como origen la columna vertebral.

Si quieres profundizar, te recomendamos el artículo, “Hernia discal, causas y tratamientos“.

¿Qué son los vértigos?

El vértigo es conocido como la sensación de movimiento, desequilibrio y giro del entorno que nos rodea de forma inesperada. Todo esto va acompañado de sensación de desmayo, alteración de la visión e incluso náuseas y vómitos. Los vértigos pueden tener una duración de unos pocos segundos, sin embargo, en casos más graves pueden durar horas.

¿Por qué los vértigos pueden estar relacionados a los mareos cervicales?

Algunos desajustes vertebrales a nivel de la zona cervical pueden afectar o perjudicar el flujo o riego sanguíneo de esta área. Incluso puede verse afectado el correcto funcionamiento del sistema nervioso central.

Tipos de vértigos

Existen 2 tipos de vértigo: el de origen periférico, donde el oído es el principal responsable, y otro de origen central, en donde es el cerebro el responsable.

¿Qué causa los mareos cervicales y el vértigo?

Suele haber posturas y gestos de la columna cervical que favorecen que ésta esté más tensa. Con frecuencia estas posturas se vienen aguantando durante años.

Los síntomas y signos del mareo pueden tener diferentes causas, dentro de las cuales se puede decir que tiene dos causas que están presentes en la mayor parte de los mareos:

  • Compresión neurovascular. Esto se debe a cambios degenerativos en las vértebras, produciéndose rigidez.
  • Conflictos entre el movimiento del cuello, la información del oído y la vista. Se produce una descompensación donde sentimos esa habitual inestabilidad. Los ojos notan el movimiento, pero el líquido existente en el oído y el eje cuello-cuerpo permanecen inmóviles, no lo aprecian. Se sucede así un desequilibrio y el consiguiente mareo.

Las situaciones de gran tensión emocional pueden desencadenar la aparición de mareos o vértigos cervicales. Son muchos los casos en los que la persona que padece mareos cervicales o vértigo está muy estresado con su sistema nervioso al límite. Estas situaciones pueden ser provocadas por un disgusto concreto, una situación difícil de digerir.

Consejos y tratamientos para aliviar el vértigo y mareos de origen cervical

La terapia manual es una manera ideal de tratar los problemas de origen cervical que generan o desencadenan vértigos o mareos cervicales. Además, estos consejos pueden ayudarte a aliviarlos:

  • Auto-masajes para el cuello. Los auto-masajes para la musculatura de la nuca van relajan esta zona que acumula tensión y estrés que ocasionan los mareos cervicales y vértigos.
  • Tratamiento frío calor. Se puede aplicar una bolsita de hielo durante tres o cuatro minutos. A continuación se sustituye por duchas calientes, compresas calientes o bolsas de agua calientes.
  • Actividad física moderada. Aunque no debemos aparcar los beneficios de practicar la educación física, evitaremos en la medida de lo posible la actividad física intensa, tenemos que evitar que la zona de las cervicales se inflame aún más.
  • Baños con agua de romero o agua de lavanda. Actúan como inflamatorios y son muy útiles para tratar contracturas, la lumbalgia, dolor de cervicales…
  • Sueño regular. Intentaremos dormir las horas adecuadas mediante el cual aportar estabilidad al organismo, reduciendo también los estados de estrés.
  • Fisioterapia. El tratamiento de un fisioterapeuta es también muy beneficioso, así como realizar ejercicios aeróbicos. Éstos ofrecerán a nuestro cuerpo y a nuestro sistema nervioso la movilidad y el dinamismo indispensables para volver a encontrarnos bien.

eBook Sistema Nervioso

Consejos para aliviar el vértigo y mareos de origen cervical
Vota el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *