Masajeador cervical, ¿cómo elegir el mejor?

29.11.2016

El masajeador cervical está más de moda que nunca y no es para menos, ¿sabes por qué? Por culpa, como casi siempre, del estrés y del modo de vida agitado, confuso, alterado y lleno de preocupaciones que vivimos las mujeres y los hombres del siglo XXI.

masajeador cervical

¿Para qué sirve un masajeador cervical? ¿Qué ventajas tiene para nuestra salud? ¿En qué debemos fijarnos a la hora de utilizar este tipo de dispositivos? Preguntas y respuestas aquí, en el blog de las personas que viven con dolor. 

Masajeador cervical para qué sirve

La primera pregunta que deberíamos hacernos es tan lógica como necesaria: ¿para qué sirve un masajeador cervical?

El concepto en sí es muy simple y si conoces la teoría sobre la terapia de la Andulación® seguro que ya lo sabes: el efecto del calor suave localizado unido al movimiento vibracional controlado sobre los músculos doloridos y contracturados hace maravillas para aliviar el dolor y la tensión.

Un buen masajeador cervical es adecuado para cualquier adulto que necesite relajar la tensión del cuello, de los hombros y de la parte superior de la espalda. Pero además de como tratamiento de relajación, el masajeador cervical también se utiliza para calmar los síntomas de varias afecciones y patologías como, por ejemplo, la cefalea tensional, las migrañas, la estenosis espinal, etc.

Cómo debería ser el mejor masajeador cervical

En el párrafo anterior comentábamos que un buen masajeador cervical es muy útil tanto para aliviar la tensión como para aliviar el dolor y la inflamación de distintas afecciones y patologías como la cefalea tensional, pero fíjate especialmente en la palabra “buen”, ¿por qué? Porque no todos los dispositivos que se comercializan en el mercado son tan eficaces como deberían ni son tan seguros como tendrían que ser.

No nos referimos a los dispositivos manuales fabricados en madera con sus ruedecitas y rodillos masajeantes, esos son dispositivos normalmente inocuos. Nos referimos a dispositivos que utilizan electricidad o batería para funcionar y que emiten calor, vibraciones o calor y vibraciones de forma simultánea. Estos dispositivos deben cumplir unas normas de seguridad determinadas que se han pensado para evitar riesgos y daños a la salud del consumidor, a tu salud y a la de tu familia.

Entonces, ¿en qué tenemos que fijarnos a la hora de elegir un buen masajeador cervical? Además de en su precio, deberíamos fijarnos en tres características importantes:

  • Que haya sido fabricado por una firma conocida, solvente y fiable.
  • Que los textos de su embalaje, etiqueta, instrucciones, etc., estén correctamente redactados.
  • Que contenga instrucciones claras de utilización.

Haz el test del dolor gratuito que encontrarás pulsando aquí.

 

New Call-to-action

Masajeador cervical, ¿cómo elegir el mejor?
4 (80%) 3 votes