La importancia del estiramiento del músculo piramidal

24.11.2017

Por todos es conocido que las posturas incorrectas o los sobreesfuerzos pueden acarrearnos problemas a nivel muscular. Es por lo que hoy en el blog de las personas que viven con dolor hablamos del síndrome del músculo piramidal así como de realizar estiramientos.

la-importancia-del-estiramiento-del-musculo-piramidal

¿Qué es el músculo piramidal?

El piramidal o piriforme es un músculo situado en la pelvis, en la parte profunda de la zona de los glúteos. Se origina en la cara anterior del sacro y se inserta en la cara superior del trocánter mayor del fémur. Se trata de uno de los principales estabilizadores de la cadera.

Es el principal rotador externo de cadera y actúa así cuando la articulación se coloca en posición neutra o extendida. A 90 grados de flexión se convierte en aductor y rotador interno de cadera.

Síndrome del músculo piramidal

Concretamente una de las ramas del nervio ciático pasa muy próxima al músculo piramidal. El nervio ciático en su trayecto descendente a lo largo del muslo, pasa muy próximo al músculo piramidal. En muchos casos, el ciático pasa por debajo del piramidal, pero en algunas personas el nervio atraviesa el músculo.

La compresión del nervio ciático por el músculo piramidal, produce una serie de síntomas y signos. A éstos se les conoce como síndrome del músculo piramidal. Se trata de una afección bastante frecuente en el campo de la actividad física y el deporte. En ocasiones también se la conoce como síndrome del conductor, puesto que afecta a los profesionales del volante y sus signos empeoran en posición sedente, por la compresión y estiramiento del nervio ciático.

El músculo piramidal tiene mucha importancia en la patología osteopática. Este marca un eje de torsión sobre el que se asientan varias lesiones mecánicas. A partir de esas fijaciones podemos encontrar cadenas lesionales que van a generar patologías a distancia.

Músculo piramidal, ciática y falsa ciática

En ocasiones, debido a su proximidad, cuando el músculo piramidal está contracturado, comprime el nervio ciático y se produce la llamada falsa ciática. Tiene la misma sintomatología del dolor que es la ciática pero en realidad es producido por la compresión del piramidal.

Una característica básica para poder diferenciar entre ambas patologías es que en caso de falsa ciática, el dolor se produce desde las lumbares hasta la rodilla. En caso de un problema del nervio ciático, el dolor supera la rodilla y llega hasta la planta del pie.

Principales síntomas del síndrome del músculo piramidal

Se puede sentir dolor a nivel local y también extenderse a la región lumbar, ingle, nalga, zona perineal y parte posterior del muslo hasta la rodilla. El dolor se puede confundir con el de una ciática, aunque suele ser menos intenso y la zona de extensión es menor.

El acortamiento del músculo piramidal suele producir una rotación externa del pie del mismo lado, cuando el paciente se encuentra boca arriba. Esta afectación suele responder bien al tratamiento conservador en la mayoría de los casos. Sin embargo, en ocasiones se ha de recurrir a técnicas más invasivas, como la infiltración de corticoides-ozono o el abordaje quirúrgico, mediante una técnica descompresiva para el nervio.

¿Cuál es el tratamiento?

La primera etapa del tratamiento es analizar el motivo por el cual se contractura el músculo piramidal. Puede ser por un mal gesto deportivo, mala postura en el trabajo o una alteración biomecánica de las piernas o de la pelvis. Los tratamientos más comunes son:

  • Masaje. Tratamiento del tejido blando mediante aceites esenciales.
  • Manipulaciones osteopáticas. Valorar vértebras lumbares, sacro-ilíaca, coxis, cadera, rodilla y tobillo.
  • Estiramientos. Piramidal, psoas, glúteos, tensor de la fascia lata, isquiotibiales, cuádriceps.
  • Aplicación de frío-calor.
  • Autoestiramientos.

Es fundamental que el paciente realice un programa de estiramientos domiciliarios que debe realizar a diario y prolongado incluso ante la desaparición de los síntomas. Como en toda afección mecánica es imprescindible llegar a la causa primaria de la lesión. Se evitará así que se vuelva a producir. Incidir sobre un correcto mantenimiento de la postura, problemas podales o malos hábitos ha de ser la meta final del tratamiento.

Estiramiento del músculo piramidal

  1. Posición inicial en decúbito supino tumbados hacia arriba en el suelo. Es aconsejable emplear una colchoneta. A continuación realizaremos una flexión de la articulación de la rodilla y apoyaremos los pies sobre la superficie.
  2. Elevar la pierna del lado donde queremos realizar el estiramiento del piramidal. Lo colocamos sobre la otra apoyando el pie en la parte distal del muslo próximo a la rodilla.
  3. Abrazar el muslo de la otra pierna la contraria para después se eleve suavemente empujando la pierna. Estirar para aproximar la rodilla a nuestro pectoral.
  4. La ejecución del movimiento se para cuando notamos que el músculo se tensa sin dolor, es decir, se produce el estiramiento del piramidal. Mantener la posición al menos 15 segundos y un máximo de 30 segundos y posteriormente retomamos la posición inicial.

Precauciones a la hora de realizar el estiramiento del piramidal

El estiramiento del piramidal debemos realizarlo con suavidad. Se empleará control de nuestro cuerpo en todo momento y teniendo en cuenta que no debemos disponer de lesiones del que contraindican su realización.

La terapia de Andulación

Los dispositivos médicamente probados como el Andumedic® 3 Home basados en la tecnología de Andulación® combinan perfectamente la aplicación de calor por infrarrojos con el movimiento vibracional combinado. Se consigue una remisión de la presión en la zona lumbar, una mejor tonificación de toda la musculatura de la espalda y un alivio del dolor del músculo piramidal y de ciática.

Puedes probar una sesión del Andumedic® 3 Home en tu casa de forma totalmente gratuita.  Experimenta ahora gratis y sin compromiso ese remedio para la ciática que estabas buscando pulsando aquí.

eBook Sistema Nervioso

La importancia del estiramiento del músculo piramidal
Vota el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *